José María Arenzana

12 abril, 2021

Me casé con un tieso pa jartarme de reír…

Sin toros en la Maestranza, un año más el calendario emocional de Sevilla queda cercenado. Se pueden celebrar conciertos o pregones en teatros y lugares cerrados, […]
11 abril, 2021

El síndrome pueril del comunismo

En esa insólita joya editorial de nuestros días titulada “El infinito en un junco”, de la profesora aragonesa Irene Vallejo, que recoge la invención y desarrollo […]
10 abril, 2021

Dejen las leyes en paz

Reprendía Sartori a las democracias occidentales por la creciente afición de sus gobiernos a sustituir la acción de gobernar, que les es más propia, por la […]
9 abril, 2021

Sinvergüenzas de todos los colores

Dije aquí recientemente que el valor de la mentira en España, y en general en los países mediterráneos, roza el cero absoluto. Sánchez y los miembros […]
8 abril, 2021

El violador eres tú…, Marlaska

Os lo tengo dicho, que no se puede volver sola y borracha a casa a según qué horas, igual que no se puede ir a Vallecas […]
7 abril, 2021

La sentencia por fraude “circense” en la Fundación DeSevilla revela las maniobras en el entorno bolivariano de Podemos en su origen
Técnicamente, el asunto recuerda mucho a los problemas de Bendodo con las ayudas recibidas en la Diputación de Málaga

Tras casi seis largos meses de espera, al fin hay sentencia sobre el caso de la Fundación DeSevilla, la cual viene a poner en evidencia de […]
7 abril, 2021

Se necesitan traductores al español de embustes

Dice bien el responsable de comunicación on line del PP, el jiennense @ismaelquesada, cuando en un esfuerzo ilimitado por traducir del sanchicomunismo las palabras del ocupante […]
6 abril, 2021

No sabíamos lo que hacer…

Como no sabíamos qué hacer, autorizamos las manifestaciones del 8-M y todo lo que a cada cual le viniera en gana. Como no sabíamos qué hacer, […]
5 abril, 2021

Una ciudad soñada que se apaga

Hasta hace poco, en cualquier quiniela que se hiciera, la ciudad decadente en Europa por definición era sin duda Venecia, arrastrada por la languidez de sus […]