La “espantá” de Álvaro Peregil

Comienza hacer frío en Sevilla, y helados nos ha cogido la decisión  sorpresiva  e irreversible que Álvaro Peregil anunciado, apenas hace dos días, su renuncia antes de tomar posesión del cargo.

Muy grande parece que le venía esta responsabilidad a Álvaro, que lleva sobre sus espaldas dos locales de restauración en nuestra ciudad y el éxito le sonríe (a quién no con un establecimiento en Mateos Gago…).

Dicen que en la vida es mejor dedicarse a lo que uno sabe, conoce y domina, y está claro que le han abrumado en estos días las responsabilidades del cargo, de ahí la “espantá” ( de eso sabemos en Sevilla tela). 

Con una declaración como esta al Diario de Sevilla, “Lo siento mucho por mis compañeros, pero no puedo”, Álvaro ha querido dar portazo a la responsabilidad que debía asumir desde primeros de 2023, llevando la representación del gremio hostelero de Sevilla y provincia. De esta noticia parece estar en conocimiento nuestro actual alcalde de Sevilla. 

La patronal deberá de nuevo convocar elecciones a la mayor rapidez posible, no descartándose una nueva asamblea para este mismo mes de diciembre (aunque ya sabemos que diciembre es altamente activo en trabajo para este gremio). 

Se habla de varios nombres como opciones elegibles, pero ninguno se ha decantado por hacer declaraciones públicas a favor de su candidatura. Como es lógico, Antonio Luque  seguirá siendo su máxime representante hasta final de mes, y la junta directiva de momento, continuará siendo la misma. 

La persona elegida se enfrentará a grandes problemas. Como sabemos, no acaba de pasar la desastrosa pandemia del Covid y sus funestas consecuencias sobre el sector cuando la guerra de Ucrania hace que se les plantee una subida en los productos alimentarios básicos, amén de las tarifas de la luz, inasumibles para muchos hosteleros.

A esto se une el turismo masificado en el centro de la ciudad (también en la provincia), y los veladores en las aceras, que por su cantidad y aprobaciones tras la pandemia, resultan molestos para muchos vecinos de Sevilla.

Pienso que hay gente muy válida para ocupar este importante puesto en la patronal, también creo que la responsabilidad y el tiempo que absorbe el cargo lo hace inasumible para muchos comprometidos y cabales hosteleros, eso de “no se puede estar en misa y replicando” ya lo he oído yo de algún que otro cliente mío.

Suerte a la patronal y bienvenida la renovación del cargo.

Noticia relacionada: Álvaro Pérez Medina, nuevo presidente del gremio de la hostelería en Sevilla




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *