Simón apuntilla con sus declaraciones a toda la hostelería

A lo largo de este último año hemos perdido unos 100.000 establecimientos entre bares y restaurantes, además de sumar alrededor de un millón de  personas trabajadoras al paro en este sector desde que comenzó la pandemia. Es el penoso balance de una pandemia que va cumpliendo un año de su nacimiento y que está creando una autentica debacle en la hostelería, una ruina para cada uno de estos trabajadores en paro ( o en ERTE).

Como reza el dicho popular ”no se debe hacer leña del árbol caído”,  y eso es justamente lo que ha ocurrido esta semana con las declaraciones de nuestro incombustible Fernando Simón, Director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (ahí es nada), comenta en rueda de prensa (nacional, máxima audiencia) que “La medida que ha tenido un impacto mayor ha sido el cierre del interior de los bares. Cuando cerramos una actividad concreta, en esa actividad deja de haber transmisión”.

 Y digo yo, ¿en qué estadística, estudio, comisión investigadora, balance de contagios… se fundamenta esta afirmación? ¿No estábamos en que los mayores contagios, contrastados, se producían en el ámbito familiar en los domicilios? ¿No se contaminan en el ave, metro, bus, grandes superficies, supermercados…? ¿Cómo un Director de Coordinación Nacional del Ministerio de Sanidad se le ocurre decir tamaña aseveración? ¿Se ha metido a puntillero (dícese de la persona que da la puntilla a los toros en el ruedo) este hombre y no nos hemos enterado?

Fernando Simón debe ser consciente de que  una afirmación tan grave y contundente  puede llevar a una fuerte repercusión en la población española, ya que es el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, repito.

Lo que le faltaba a la ya picada, banderilleada y toreada hostelería, es que le viniera el Sr. Simón a darle la puntilla (muerte segura). Sin estudios previos publicados, sin datos contrastados, aventurarse (ya lo vimos en el programa de Planeta Calleja en su faceta más aventurera, recuerden) a decir que el culpable del aumento de las contaminaciones por Covid, son los interiores de los bares (en pleno invierno y este año con Filomena de invitada especial…) es condenar a muerte a al sector.

Las Comunidades Autónomas no dejan de anunciar nuevas restricciones en su territorio para tratar de frenar la tercera ola del coronavirus (yo la llamaría ya marea), que se ha desbordado después de las Navidades, y nos hemos encontrado ahora con los descoordinados planes de las distintas Comunidades, sin duda la mejor forma de marear a la población y de que esta incumpla normas que se cambian de un día para otro. Pero claro, el Gobierno Central no ayuda, es lo que hay.

En Andalucía la hostelería y comercio tendrán que cerrar a las 18 horas. En Aragón y Asturias proponen la clausura del interior de los bares y restaurantes. En Baleares, desde el 13 de enero, cierre de bares y restaurantes y la Comunidad Valenciana acaba de anunciar el cierre de la hostelería, así como Ceuta y Melilla, Extremadura… suma y sigue.

A todo esto, la señora Díaz Ayuso, para la Comunidad de Madrid, con más criterio empresarial y más luces que otros, “se viene arriba” y dice algo más congruente, rechazando este martes adelantar más la hora de inicio del toque de queda, que algunas autonomías insisten en fijar a las 20.00 horas, aseverando: “Para arruinar más a la hostelería en España, conmigo que no cuenten”, ya podían aprender otras Comunidades de esta mujer.

Hay que buscar la fina línea que separa la contención de la pandemia con la supervivencia de nuestro entramado empresarial, no es fácil, y lo sabemos, pero estos dos representantes (Simón y Ayuso) son en sus declaraciones, la cara y la cruz de una moneda que difícilmente se puede quedar de canto.

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid

…..




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *