¿Ocio con mascarilla? La hostelería vuelve a temblar

Ayer se publicó el archianunciado  BOJA  Extraordinario con la orden  de la Consejería de Salud y Familia sobre el uso obligatorio de la mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado o abierto de uso público, aunque pueda garantizarse la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros .

De esta manera, la Junta de Andalucía se suma a otras CCAA que ya han legislado sobre este aspecto, e insta implícitamente a bares, restaurantes y terrazas…  a que los clientes deberán  permanecer con la mascarilla si no están comiendo o bebiendo, esta medida obligará  a mantener un constante ejercicio para ponérsela y quitársela (al entrar o salir, no  estar consumiendo, al ir al baño…) 

No usar mascarilla en los términos que recoge el documento podrá penarse con una sanción de hasta 100 euros, que evidentemente se le impondrá de manera directa (policía local o nacional) al cliente/consumidor, y no al dueño/a del establecimiento. 

Sentarse en un bar, una terraza, o un restaurante en Andalucía, a partir del 15 de julio, será “una nueva  anormalidad”, repercutiendo negativamente, evidentemente, en la cuenta de resultados del negocio, pero habrá que aprender a convivir con ello, porque esta norma “ha venido para quedarse mucho tiempo”.

Según rueda de prensa de Jesús Aguirre, Consejero de Salud y Familia, y siendo este el capítulo quizás más controvertido, ha expresado que “cuando se trate de personas convivientes que estén consumiendo podrán estar exentos de usar mascarillas tanto dentro como fuera; no así cuando se trate de reuniones de personas que no son de la misma familia ni convivan juntas, tanto dentro como fuera, aun cuando se garantice la distancia de seguridad, por lo que tendrán que usarlas”. 

Esto, decirlo o escribirlo es políticamente correcto, y no dudo de su eficacia, pero puesto en la realidad de la calle, en los establecimientos de restauración, es un autentico  galimatías, ¿Quién le pone puertas al campo? ¿Cómo el establecimiento hostelero puede “permitir” o no a un grupo de clientes el uso o no de mascarillas?

Evidentemente no son los hosteleros y restauradores  los que deben mandar en este asusto, y sí los que deben aconsejar e instar de manera verbal y con carteles indicativos el uso obligatorio de mascarillas; hasta ahí pueden llegar, no les exijamos más al establecimiento (recordar que la multa será individual a la persona que no use la mascarilla en lugar público)

Como asesora bromatóloga en locales de hostelería y restauración, mi opinión es que, aunque necesario, por el momento y situación que estamos viviendo con la alerta sanitaria por el Covid, esta medida va a menoscabar la delicada situación por la que está pasando el sector, obviamente no es una medida favorable, el cliente que acude en sus ratos de ocio a un negocio de restauración, normalmente acompañado, no le estimulará la idea de llevar mascarilla puesta en los ratos donde no consuma alimentos o bebidas, ya que como todos entendemos, el acudir a un local de este tipo, es una manera muy agradable de socializar, o sea de hablar, reírse, compartir charlas… y con la mascarilla, ni es igual ni es lo mismo (aunque sí necesaria).

El restaurador teme que su clientela se acomode en reuniones privadas en domicilios  particulares, donde evidentemente el control o vigilancia sanitaria/policial sea cuanto menos imposible (que conste que no estoy incitando desde estas líneas a quebrantar las normas sanitarias, de las que estoy a favor y pienso que son imprescindibles, pero sí que  constato una realidad).

El sector deberá de nuevo reinventarse y reflexionar de manera más determinante  en “apuntarse” a la comida para llevar (take away , deliberoo…), cosa que ya están haciendo muchos restauradores, incluso los de gama alta o llamados “gourmet”. Para todos habrá su público, ¡¡¡no lo dejen escapar¡¡¡.

 

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *