Hostelería. Los tercios de cerveza, no de aforo

La hostelería cuenta con un peso en la economía española entre dos y tres veces superior al que tiene este sector en otros países. Además de representar un 6,2% del PIB del país, pero a pesar de su importancia, se trata de un sector particularmente frágil y vulnerable a ciclos y choques económicos, como la actual crisis provocada por el Covid-19.

La vuelta a la “nueva normalidad”, en su sector, llegará a partir del próximo 4 de mayo con la desescalada, que se realizará por fases y a lo largo de entre seis y ocho semanas,  permitirá un despliegue paulatino. Los negocios de hostelería podrán reabrir a lo largo de ese periodo pero bajo unas estrictas normas de higiene y de seguridad para evitar contagios.

Aún el gobierno no ha marcado estas estrictas normas, habrá que esperar el negro sobre blanco para ver de qué se trata y cómo nos afectará al sector de la Hostelería.

Justo es lo que el sector está esperando, estas normas ligadas a la higiene y seguridad en sus locales. Les importa y mucho, ya que de estas pautas van a depender un importante trabajo organizativo y económico. De esto aún no sabemos nada. Hablamos del tema, mamparas, número de comensales, epis, ozono, test, termómetros…

Porque quiero recordar que hace unos días Juanma Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, comentaba una serie de mediadas que, de momento, estarán en el cajón hasta que el Gobierno central, que es el que manda, no lo olvidemos, ponga sus medidas a cumplir.

Entre las medidas que el Sr. Marín proponía había algunas muy “curiosas”, por cierto. Cabe destacar: implantación de varios turnos de comidas, a las 14 horas y a las 15.30 horas para que haya tiempo para la desinfección de los establecimientos.

O sea, que como en los comedores colectivos, se come en dos turnos, te puedes apuntar al primero a las 14,00h o reservar en el segundo turno, a las 15,30h. Entre medio, el personal del local, sacará trapos, lejía, fregonas… A mí esto me recuerda a los turnos de comidas de los cruceros, ¿no? En fin, lo dicho, habrá que esperar, ya que cuando manda capitán no manda Marín(ero).

Volviendo a las famosas fases del Gobierno central, tenemos:

El más cercano en el tiempo, es la fase 0, en la que según informan,  pueden abrir para llevar comida a domicilio, esto actualmente ya estaba permitido, y de hecho lo realizan un pequeño sector de la restauración, hasta ahí, nada nuevo.

Hablamos en la fase 1 (se calcula que  podría ser a partir del 11 de mayo), los bares y restaurantes podrán abrir sus terrazas con hasta un tercio de su ocupación.

No concibo esta desescalada, entiendo que lo quieran hacer de manera gradual, pero en hostelería no deja de ser económicamente inviable, y el gobierno lo sabe.

Se plantean varias preguntas, aún al aire:

Terraza. ¿Qué hostelero tiene  en condiciones normales una terraza con 10 o más mesas? Pocos, pues de esos solo podrán habilitar unas 3 mesas. ¿Cuántas personas por mesa?¿Cuatro personas? Una ruina. ¿se podrá solicitar ya más mesas en terraza para los negocios?¿Habrá tiempo máximo de estancia?

A estas incógnitas se nos unen el tema económico y se les plantean nuevas incógnitas ¿Compensará abrir las puertas del negocio para esta cantidad de trabajo? ¿Acudirán los clientes a los locales? Ignoramos el temor de la población a acudir a un sitio público para consumir. ¿Cómo hacer con todos los trabajadores que tienen en los Ertes?, necesitando solo a unos pocos para arrancar.

A  las pocas horas de hablar Pedro Sánchez en los medios de comunicación me pongo en contacto con muchos restauradores, dada mi condición profesional como Asesora bromatóloga en temas de higiene y seguridad alimentaria, y su opinión es unánime, es impensable económicamente hablando abrir para un tercio de la terraza, y aún en la siguiente fase, en donde se habla de permitir un tercio en el interior del local, están con la misma idea.

Sánchez y su equipo, han de ser conscientes de que permitir un aforo de un tercio del local es inconcebible para la gran mayoría del sector, eso además unido a temas de sacar de Ertes a personal.

Entonces, ¿esto es un ensayo de desescalada en hostelería? Mi opinión es que estamos ante un sector muy castigado, que se ha llevado la peor parte de la crisis, es una desescalada que no convence a los hosteleros, que ven incertidumbre en el futuro, poca información de medidas y menos apoyo del gobierno central.

Esperemos que las CCAA, ayuden y apoyen más a este sector que necesita arrancar, pero en unas condiciones más favorables y con un aumento de  ayudas económicas de las que actualmente se están concediendo.

 

Más información en la web de Brozam, pulsando en la foto:




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *