Día de la Esperanza, día de nuevas medidas en Andalucía

Los antiguos dirían que es un buen augurio que las nuevas medidas, en general más flexibles y distendidas, convertidas para Sevilla y gran parte de su provincia en el Nivel 2 de alerta (considerando el nivel 4 el más restrictivo, por el que ya hemos pasado), por disposición del BOJA publicado anoche mismo, dan un respiro y se confraternizan (que no simpatizan) de nuevo con parte del sector de la hostelería y restauración.

Recordamos el nivel 2 de alerta para la hostelería y restauración:

  • Aforo interior: 75%
  • Aforo exterior, terrazas: 100%
  • Uso de barra con separación de 1,5 metros,( sí, ¡¡¡nuestras queridas barras¡¡¡)
  • Las mesas deberán ser como máximo de 6 personas 

También en el boletín han permitido la apertura de cafeterías (y solo con IAE de cafeterías) de 18 a 20 horas, sin servir alcohol ni bebidas espirituosas (nunca entendí porque las llaman así), un respiro para este tipo de establecimientos, que hacen su venta principalmente a estas horas, máxime en vacaciones.

También tenemos algún guiño por parte de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla que ayer publicó la aprobación de la exención total de la tasa por ocupación de veladores en 2021 y ratifica en pleno la normativa que permite la reducción de la tasa de basura del último trimestre de 2020.

Parece que los hosteleros van consiguiendo algo al unirse y reclamar flexibilidad y ayudas, amén de ponerse serios con las instituciones, lanzándoles veladas “advertencias”.

No tenemos malas cifras ni picos elevados en contagios, presión hospitalaria ni muertes por Covid, cosa que tal día como hoy debemos de dar gracias al cielo y poner una vela a nuestras Esperanzas, que en Sevilla ya sabemos cuáles son y cómo velan por nosotros.

Decía un titular que he leído hoy para Andalucía, “buenos datos y malos augurios”, no se puede expresar mejor en  pocas  palabras lo que hoy sentimos los andaluces, en su gran mayoría. 

Sólo con el cumplimiento estricto de las normas de higiene y seguridad marcadas por las autoridades sanitarias, como ya sabemos y he repetido tantas veces (mascarillas, distancia de seguridad, gel hidro-alcohólico, reuniones de no más personas de las permitidas…), y con una concienciación absoluta de que nuestras actuaciones repercutirán en un futuro no muy lejano, tanto a hosteleros como a clientes (y población en general), no se podrá garantizar que esa temida tercera ola de Covid no se presente después de que los Reyes Magos hayan repartido todos sus regalos.

En todos nosotros está que no se nos disparen los contagios con nuestras malas praxis durante nuestras queridas Navidades…

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *