Hostelería, entre el Covid y la pared

Ciertamente vivimos un tiempo complicado y con mucha incertidumbre, que cambia día a día y que está angustiando a muchos afectados por las medidas tomadas, pensando que no sólo la salud está marcando las últimas resoluciones del Ministerio de Sanidad (BOE 30 de septiembre) y que en Madrid, entre Isabel Ayuso y Salvador Illa, están volviendo locos a todos los negocios que intensifican su economía en el ámbito de la noche, y me refiero a la hostelería y la restauración, más concretamente (sin dejar de lado otros sectores que viven de ellos , por ejemplo los servicios de transportes públicos).

Si ya vivimos una época complicada para poder hacer planes de futuro y recuperar el sector de la hostelería todo lo perdido, tras el cierre obligatorio en el estado de alarma, flaco favor está haciendo el Ejecutivo, legislando cuándo y cómo le interesa políticamente, el caos y la incertidumbre están aseguradas.

Esta  semana han aprobado en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) los criterios que han conducido  a ordenar medidas drásticas como el confinamiento perimetral de varias localidades mayores de 100.000 habitantes, entre ellas la ciudad de Madrid.

Pero ¿Cuáles  son los parámetros utilizados para confinar a municipios y limitar la movilidad de sus ciudadanos, las reuniones sociales, aforos en bares, restaurantes…? Nos remitimos a tres parámetros:

Incidencia acumulada

Son los casos de covid-19 registrados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. El Gobierno ha puesto la línea roja en los 500, un número ya de por sí elevado

Plazas en UCI

El segundo criterio en el que se basarán para restringir movilidad, reuniones y aforos está dentro de los hospitales. Se marca como  una ocupación de las uci superior al 35%. Es decir, la comunidad tendría que tener más del  35 % de sus plazas de unidades de cuidados intensivos ocupadas por pacientes Covid.

Tasa de positividad

Se trata de la cifra de personas que dan positivo de entre todas las que se someten a una prueba PCR. El Gobierno quiere poner el límite en el 10 %.

La restauración en Madrid, y desgraciadamente en poco tiempo en más localidades, se encuentra ahora sumida en una cuarentena de 14 días, que pueden ser prorrogables. Una cuarentena que les obliga a reducir aforo, comensales por mesa, y lo que es peor, horario de cierre. Es prácticamente imposible sobrevivir dando sólo desayunos (quien los dé) y almuerzos, de todos es conocido la importancia que tiene el horario nocturno en nuestras ciudades y pueblos, los españoles guardan sus ganas, dineros y charlas para esta franja horaria. Con esta deleción es imposible que sobrevivan los establecimientos de restauración. Ya no pueden mandar más personal “a casa”, ya que están trabajando los justos para dar un servicio “decente”, pero es del todo improbable que las cuentas salgan, y no todos los locales pueden tirar dos o más semanas en este plan.

La hostelería sabe la importancia de cumplir y hacer cumplir todas las medidas anti Covid, y las están ejecutando de manera correcta por lo general, saben  la importancia  ayudar a la no reproducción de contagios.

Se pide auxilio al consistorio, porque se carece de ayudas que sí tienen otros sectores de la ciudad y el ayuntamiento no está precisamente tendiendo puentes con el sector de la restauración, algo que deberían revisar y atender.

Es curioso que las medidas avanzadas, tanto por el Gobierno como por la Comunidad Autónoma Andaluza, quieran en zonas afectadas con tasas elevadas de Covid (hoy por hoy Casariche) reducir aforos, suprimir barra, restringir grupos de comensales y aminorar horarios cerrando la noche, cuando vamos en transportes públicos llenos, codo con codo y los colegios permanecen abiertos y con clases, por ejemplo.

Estoy a favor de reducir grupos, pero de todos los ámbitos. La juventud se reúne por la noche en cualquier calle, sin mascarilla y en estado gregario… las denuncias a comisaría son constantes, y la policía no llega a todos lados.

Debemos de ser todos consientes, educar dentro y fuera de casa, y guardar estrictamente todos los requisitos que Sanidad exige: mascarillas, distancia y uso de gel hidroalcohólico.

Solo cumpliendo las medidas básicas indicadas por los medios sanitarios, podremos doblegar esta rebelde curva de contagios, ya que de otra manera nos llegarán las temidas medidas que ya está sufriendo la comunidad de Madrid.

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *