Hostelería de fin de semana, difícil para mantener al sector

Llegó el fin de semana de “Los enamorados”, con un tiempo más que decente, (después de una semana de inestabilidad atmosférica), y las calles de Sevilla se han inundado de gente, amén de sus bares y restaurantes, a ello también ha ayudado la apertura perimetral de la ciudad y de muchos pueblos que han reducido en estos últimos días su incidencia acumulada.

No hay en toda Sevilla ni una mesa libre en las terrazas al sol, también ocurre lo mismo con las de la sombra. Ni el miedo al coronavirus, ni las advertencias de Juan Manuel Moreno, han hecho mella al sevillano de a pie, que ha visto el sol acompañado de buena temperatura y no le ha “quedado más remedio que tirarse a la calle”, porque así somos por el sur. 

Lo de tirarse a la calle lo digo en el más sentido literal de la palabra, no había más que pasarse por la Magdalena, la Alfalfa, la Alameda, Barrio de Sta. Cruz, la Buhaira, Felipe II… para ver que las terrazas (y los adentros) de bares y restaurantes estaban a rebosar, con gente de pie, incluso esperando el riguroso orden de reservas para alcanzar una mesita donde disfrutar de una buena cerveza (o vino) acompañado de “lo que sea” de comer. Calle, eso es lo que quiere el sevillano.

La gente tiene ganas de salir, de ir a bares y restaurantes, de charlar y sociabilizar, salir de las mismas conversaciones sobre la crisis, la ruina, los enfermos o los muertos por la pandemia, necesitan pasar página, al menos los fines de semana. Porque es precisamente en estos días cuando los hosteleros están notando su mejoras en sus maltrechas economías. 

Esta pandemia está cambiando hábitos del consumidor que, al no poder cenar, abarrota las horas de almuerzo, principalmente en fin de semana. Mucho se quejan los hosteleros al constatar que entre semana la actividad viene siendo de escasa a nula, un gran varapalo para el sector, que solo pueda facturar dos días a la semana, algo de facto insuficiente para mantener sus negocios.

Tanto es así, que ya hay muchos establecimientos que solo abren para el fin de semana, al menos en este trimestre invernal, luego… pues ya se verá,  según como vayan mandando las cifras sanitarias y ordenando medidas la Junta de Andalucía, el futuro nadie aún puede evidenciarlo. 

Indiscutiblemente, para el futuro más inmediato, el primaveral, dependerá del ritmo de vacunaciones, y éste obedecerá a que lleguen vacunas en cantidad suficiente para que se pueda cumplir la promesa hecha desde el Gobierno Central del 70 % de población española vacunada antes del verano, “Cuán largo me lo fiais, amigo Sancho”.

Ya se habla de que el Sevilla FC y el Real Betis han ofrecido sus estadios para una posible vacunación masiva, no me esperaba menos de ellos, fieles entidades ligadas al pueblo sevillano. Ojalá lleguen de forma masiva esas vacunaciones, lo antes posible, y de esta manera se puedan relajar medidas  anti covid, y volver a la casi normalidad con la que estábamos disfrutando hace apenas un año. 

 

…..




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *