Hosteleros y hoteleros ante la Navidad

Entre el aumento de casos de Covid en nuestra Comunidad andaluza (la cual está entre las más bajas del país), y las mutaciones espontáneas y desgraciadas que se han producido en Sudáfrica, “regalándonos” la variante Ómicron de la que ya tenemos algún caso en territorio nacional, los distintos comités de expertos territoriales, que trabajan el seguimiento de la pandemia del coronavirus, se podrían reunir de nuevo esta semana ante el previsible paso de algunas áreas sanitarias de Andalucía del nivel cero al uno de alerta.

En el caso de que el comité de expertos decida  que las zonas más afectadas de nuestra comunidad regresen a nivel 1, volveremos a encontrarnos algunas limitaciones de aforos y horarios, según recoge el BOJA, con fecha de 29 de septiembre.

Como no es de extrañar, las mayores restricciones las encontraríamos en nuestros lugares de ocio, la hostelería, que es el “patito feo” de todos los sectores económicos, desde que la dichosa pandemia nos visitó para quedarse.

Oda a la hostelería y al sector hotelero

El sector hostelero y por ende el hotelero, son unos grupos empresariales ejemplares. Desde el comienzo han entendido la gravedad de la situación (mediados de aquel funesto mes de marzo del 19), y lo han asumido de manera ejemplar, cerrando sus negocios (en momentos de obligatoriedad) y comenzando desde cero a abrir aforos, metros, horarios… de manera paulatina, ruinosa en gran cantidad de casos, con empleados en Erte y pidiendo en muchos casos ICO.

Y ahí están, asumiendo como otros sectores estos envites , pendientes de las noticias sobre los índices de Covid, asumiendo las medidas que en consecuencia las autoridades sanitarias han ido decretando (a golpe de  BOJA) por el bien de la población en general.

Escasas veces han salido a la calle (puntualmente han ejercido su derecho a manifestarse), poco lo han hecho de manera salvaje, brutal, feroz o incontrolada (ahora me acuerdo de los de Kichi… sin palabras)

Tenemos un sector de ocio y turismo con bares, restaurantes y hoteles que son dignos de llevarse más de un premio (alguno se le ha dado, pero poco reconocido). Un sector en el que muchos de ellos arrimaron el hombro en los peores momentos de la pandemia para dar de comer a los más desfavorecidos, poco se ha dicho de esto y sí que sucedió.

Desde estas líneas quiero dar mi felicitación al sector con el que trabajo, con el que me siento integrada como un miembro más  y con el que tantas angustias e incertidumbre hemos pasado juntos.

También me ha tocado alegrarme con ellos en cada medida que relajaban y nos comunicaba sanidad que el nivel bajaba y nos permitía con ello mayor libertad y capacidad de generar negocio, en donde las cosas gracias a Dios, sanitariamente mejoraban, y eso se notaba en la calle. Esa calle y esos clientes que llevan ya un par de meses abarrotando los locales de restauración y llenando paulatinamente nuestros hoteles.

Momento complicado para estas  Navidades 

Estamos en un momento, en que no se puede aún hablar del final de este virus, y por desgracia no tenemos ninguna la certeza de que vaya a ser pronto, os digo que aún nos queda lucha, aún hay que resistir estos desafíos que estoicamente están soportando, y que no son nada fáciles económicamente hablando.

Nos llega ya la Navidad e infelizmente creo que con ella nos llegarán algunas que otras restricciones, hay que adaptarse semana a semana a los datos e índices epidemiológicos, es lo que hay, nos guste o no.

Os quiero transmitir ánimo, cosa que muchos no habéis perdido, porque el camino puede ser largo y no siempre fácil, teniendo que soportar a veces medidas restrictivas y también seguro llegarán momentos con medidas más flexibles y económicamente más boyante.

Lo importante estar ahí, luchar y permanecer unidos ante estas adversidades, vencerlo gracias a nuestros sistemas sanitarios mundiales y volver a nuestra vida corriente, feliz y callejera, que siempre los andaluces hemos sido (y cuando nos dejan… somos).

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid

….




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *