Con unas tres horas y media de declaración, en la trigésimo octava jornada del juicio de los ERE que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Sevilla, se da por finalizada la comparecencia del ex presidente de la Junta de Andalucía y ex presidente del PSOE Manuel Chaves, como consecuencia de estar acusado de un continuo delito de prevaricación, por el que el fiscal, pide una pena de diez años de inhabilitación.

En esta comparecencia el ex presidente de la Junta de Andalucía que contestó a las preguntas de la fiscalía y de su defensa, en todo momento dijo desconocer, ignorar, no saber o no ser de su competencia aquellas cuestiones que le eran requeridas desde las instancias del ministerio público, argumentando entre otras cosas que “en su gobierno, jamás despachaba con nadie que no fuera consejero y que por otra parte, le era imposible conocer cuáles eran los movimientos de las consejerías, teniendo en cuenta que la Junta de Andalucía, tenía más de 180 programas presupuestarios, que le impedían conocer cada uno de ellos”


Por fin se puede decir en este juicio de los ERE, una vez que ya han pasado a declarar los distintos protagonistas del mayor caso de corrupción de la historia de España, en los que están implicados miembros del PSOE y del gobierno de la Junta de Andalucía, que se ve claramente una estrategia común de los acusados a la hora de quitarse responsabilidades respecto al reparto de 741 m de e de los ERE, a fin de minimizar el daño que esta causa puede provocar en un gobierno de Andalucía a punto de cerrar la persiana, por agotamiento de la legislatura y la inminente convocatoria electoral.

No es de recibo que la sociedad andaluza, última en las estadísticas económicas y de gobierno tanto de España como de la UE y cuyo gobierno está calificado como un gobierno de mala gestión desde varias instituciones internacionales, vea pasar sin pena ni gloria este caso tan vergonzante para su prosperidad y desarrollo. Por un lado, la presidenta de la Junta de Andalucía, es, además, secretaria general del partido en el que han militado la mayor parte de los acusados en este caso, y por el otro, ella misma formó parte de un gobierno como consejera de uno de los presidentes encausados. ¿Por el bien de todos, no sería de recibo que, la presidenta de la Junta, compareciera ante el parlamento andaluz a dar explicaciones de lo que ha pasado a los ciudadanos? ¿Por el bien de todos, no sería de dignidad política que la secretaria general de un partido cuyos militantes están encausados en el mayor robo de la historia de España, se dignara a pedir perdón ante los andaluces, porque, aunque ella no fuera responsable, su partido si lo es?

Además de estas preguntas, hay otra reflexión que hacer respecto a este juicio y caso de los ERE y se centra respecto al papel que los medios de comunicación vienen realizando, respecto al fin de servir e informar a la sociedad, porque ni es entendible, ni admisible, que un caso de esta importancia, quede silenciado de manera manipulada por tonterías como los master de Pedro o de Pepe, o que grandes medios de comunicación de nuestra región y de nuestra España, se estén dedicando a llamar a los políticos regionales y nacionales, para que les presenten su curriculum. El otro día me contaba un diputado al Congreso, como un determinado periodista de un gran medio madrileño, había llamado a un compañero suyo de partido, en tono amenazante y además de reprocharle su apoyo a la presidenta de Madrid, le apremiaba a entregarle su curriculum de manera inmediata, bajo la coletilla de ” hazlo rápido o te vas a enterar”. Ese mismo medio de comunicación, apenas publica nada de los ERE o los pone en una columna pequeña en su portada, porque el tema ERE no interesa, o porque quizás, su empresa tiene miedo a perder la cuantiosa publicidad que la Junta de Andalucía realiza en los medios de comunicación nacionales, por lo que prefiere silenciar el tema, esperar a que pase el juicio y masajear a quienes después de 36 años de gobierno, siguen haciendo de Andalucía la pobre de España, cuando tiene capacidad para ser una de las regiones mejores de España y Europa.

Por cierto, estamos en Feria y eso da alegría y buen talante a la gente, pero… ¿no nos merecemos explicaciones políticas de los ERE?

“No se, no me consta, no es de mi competencia” tónica de la declaración de CHAVES en el juicio de los ERE