El gobierno parece tener conciencia del alcance del problema del narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Pero los hechos demuestran lo contrario. El Ministerio del Interior ha enviado a la zona seis todoterrenos destinados al desguace para incrementar los medios técnicos de la Guardia Civil

Parece una broma de mal gusto pero no lo es. El Ministerio del Interior ha cumplido su compromiso de dotar con más medios técnicos a la Guardia Civil para que pueda seguir luchando con eficacia al narcotráfico en el Campo de Gibraltar dando respuesta así a las propias demandas del instituto armado, partidos políticos, centrales sindicales, instituciones públicas y a la propia sociedad campogibraltareña que exige al Estado más medios técnicos y humanos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que apenas tienen medios para poder enfrentarse a los narcotraficantes.


Haciendo gala de esa sensibilidad que caracteriza al nuevo gobierno de Pedro Sánchez, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha dudado en enviar a la zona más caliente de España seis todoterrenos Nissan Patrol, un vehículo muy efectivo para tales tareas hace más de 20 años, cuando entraron el servicio en la Guardia Civil. La dirección general de la Guardia Civil ha creído oportuno que en vez de ser enviados al desguace, podrían aportar un último servicio allá donde más falta hace. Algunos agentes y mandos del cuerpo llegaron a pensar que se trataba de una broma.

Muchos quieren creer que la orden de enviar chatarra al Campo de Gibraltar partió del anterior ministro del Interior, una opinión muy extendida en el Cuerpo, pero a la mayoría de los agentes les da igual de donde haya partido la orden: se trata de una “indignidad” hacia la Guardia Civil. “Que políticos indignos. La Guardia Civil no se merece esa chatarra. Que se paseen Sánchez e Iglesias si la consideran adecuada, pero que doten con lo mejor a quienes se juegan la vida a diario por todos nosotros”, claman vecinos de la zona que no dan crédito al material recién llegado desde Madrid.


La dirección general de la Guardia Civil no ha tenido siquiera el detalle de pintar y rotular los vehículos llegados a la comandancia de Algeciras. Llenos de óxido, con la carrocería y el interior destrozados por su uso… algunos incluso dudan que puedan pasar la ITV. Este es el trato que el gobierno dispensa a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y este es el compromiso de su lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar, donde se producen los mayores éxitos de la Guardia Civil, Policía Nacional, y Aduanas contra el tráfico de drogas de toda España y del continente europeo.