El Covid se sienta en la mesa por Navidad
Consejos para minimizar el riesgo en nuestras celebraciones navideñas

Hasta 10 comensales de distintos núcleos familiares, eso es lo que salvador illa nos ha avanzando. Pero hay que aconsejar a las familias españolas para que la Navidad transcurra de manera segura dentro de nuestros hogares.

Muchas familias españolas volverán a sentarse a la mesa en Nochebuena, Navidad y Nochevieja. Seguramente lo harán con menos asistentes de lo habitual, más intimas y sin las muestras habituales de cariño que nos solemos gastar en estos días (besos, abrazos achuchones varios…) recuerden que los españoles somos muy dados a estas expresiones de amistad. 

El Ministro de Sanidad nos va desvelando cómo serán previsiblemente las reuniones familiares, y a falta de consenso para que todas las Comunidades Autónomas lleguen a un acuerdo, lo que sí está claro es en estas fiestas habrá que extremar las precauciones para evitar la expansión del coronavirus.

Salvador Illa, habla de hasta 10 comensales por mesa, no siendo exclusivamente del mismo núcleo familiar conviviente, y deja entrever que los abuelos podrán ser parte invitada en dichas reuniones.

Flaco favor les hacemos a los más vulnerables, sentándolos (este año) a la mesa con núcleo/s de convivientes distintos al suyo. 

Siempre hay que tener presente que estas Navidades serán distinta a todas, con unas normas o pautas que serán de vital importancia cumplirlas, aunque sea en la intimidad de nuestros hogares, ya que si no estaremos poniendo en riesgo a los familiares que compartan mesa con nosotros. Debemos apelar a la responsabilidad, máxime cuando nos autorizan desde el Ministerio a compartir mesa con núcleos familiares distintos sentados en un mismo tablero.

Como Asesora en higiene y seguridad alimentaria, voy a dar unos fáciles consejos para las reuniones familiares, unas pautas sencillas para que la Navidad discurra de la manera más segura posible.

  • No asistir ningún comensal que tenga fiebre, resfriado, o algún síntoma relacionado con el Covid.
  • Uso de mascarillas hasta el momento de comenzar a comer.
  • Ventilación en los lugares donde se vaya a desarrollar la comida/cena. Ventanas abiertas, patios… (comeremos más abrigados, y ya está)
  • Espacio suficiente entre comensales, el metro como distancia mínima interpersonal.
  • Gel hidroalcohólico en la mesa, para que todos los participantes puedan hacer uso repetidamente de él durante la comida.
  • Poner la mesa usando en todo momento el gel hidroalcoholico (platos, cubiertos, copas…). Servilletas de papel, mantelería de un solo uso (lavar después de cada uso) y poca o ninguna decoración en las mesas (triste, pero más seguro) Sal, pimienta… se podrán poner, pero después de cada uso, limpiar el recipiente con el gel. 
  • Entre los núcleos familiares establecer los sitios en la mesa, no mezclar distintos grupos (burbujas), a un lado cada grupo de convivientes familiares.
  • Si asisten abuelos/as, poner junto a ellos personas que ya hayan pasado la enfermedad y sean inmunes, los llamados espacios cortafuegos. Si no los hubiera, aislar con más distancia de los demás comensales.
  • Todas las comidas deben servirse de manera individualizada en el plato de cada comensal.

Debe existir una persona que se encargue se de servir a los demás: la sopa, el pan, el jamón, el revuelto, las gambas… Ojo a no compartir postres (todos con sus cucharillas prueban del mismo…).

Otra persona deberá ser la que sirva el vino, agua o las bebidas a todos los comensales, así evitaremos que varios toquen la misma botella o jarra.

  • Procurar no alzar la voz ( cosa complicada para los españoles), lo ideal es tener una misma conversación y no tener que gritar para ser oídos, ya sabemos que los aerosoles que expulsamos al gritar se multiplican de manera exponencial y pueden llegar más lejos y a más personas .
  • Al terminar de ingerir alimentos y/o bebidas recordar volver a poner la mascarilla.
  • Acortar el tiempo de las reuniones, y a ser posible de los comensales.
  • Los juegos de los niños o jóvenes, deberán ser fuera del alcance de la mesa de reunión, pudiendo ser éstos vectores de la enfermedad.

Recuerden que hablamos de nuestra seguridad, y debemos apelar en todo momento a la responsabilidad  personal y comunitaria, estamos comenzando a bajar la curva de los contagios por Covid en esta segunda ola. Pero si no somos sensatos  y prudentes las Navidades pueden suponer un rebrote de contagios y una puerta de entrada a la tercera ola, y a estas alturas creo que ninguno estamos dispuestos a que esto ocurra.

Y feliz Navidad.

Brozam. Cursos Manipulador de Alimentos y Prevención Covid

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *