Asesinado en Londres el 3 de junio de 2017, a los 39 años de edad, Ignacio Echeverría ha sido hoy homenajeado en Sevilla con una plaza que ha recibido su nombre.
La presencia de sus padres, que no podían contener las lágrimas de emoción, han hecho del acto algo que no debemos olvidar jamás. No olvidar la valentía de Ignacio ayudando, con su skate, mientras apuñalaban a una señora en medio de la barbarie de un atentado yihadista.
Las palabras de su padre no deben caer en el saco del pasado, sino servir de ejemplo futuro.
“Ignacio era una persona buena y muy comprometida con el sentido del deber y su respeto a sí mismo, y a su dignidad. Lo que no le permitía pasar de largo ante las injusticias. Por ello, su familia estamos contentos de su elección.”
Joaquín Echeverría, padre de Ignacio, ha roto una lanza por nuestros jóvenes.
“Se dice que en estos tiempos la juventud está perdida, es mentira. Tenemos una juventud fantástica a la que hay que cuidar… Se puede conseguir que esta juventud nos depare un futuro mejor a todos.”
El llanto de un padre orgulloso entrecortaba su pequeño “discurso” ante la humilde mirada de Fátima Azmani, presidenta de la asociación cívica “Voceando por ti Sevilla”, artífice principal de este homenaje al considerar a Ignacio Echeverría un héroe.
Aunque el acto no ha tenido color político, sí es cierto que se ha echado de menos algún representante del Partido Popular sevillano.
Nuestra enhorabuena desde Sevillainfo a los padres y familiares de un skaiter que esperamos siga deslizándose sobre ruedas y unos ejes seguros, sobre una tabla que no le permitió perder el equilibrio cuando hizo falta. Una lija en los pies de Ignacio que afianzó su dignidad para no resbalar ante las injusticias.
Gracias, Ignacio.