Han sido los propios alumnos los que han reparado en el error a la media hora de dar comienzo el examen de Matemáticas, idéntico para todos los alumnos de Andalucía. Una de las opciones del ejercicio de Matemáticas II presenta un error de planteamiento que hace imposible responder adecuadamente

Los problemas se suceden en las pruebas de acceso a la Universidad en Andalucía, donde miles de alumnos se someten a la temida selectividad. El más grave se ha registrado en la mañana de este miércoles en el examen de Matemáticas II con un clamoroso error en el enunciado de una de las opciones del ejercicio. El error, que se encontraba en la opción B del ejercicio 2, ha sido detectado a la media hora de comenzar el examen por alumnos y profesores, algunos de los cuales han accedido a las aulas para escribir en las pizarras la formulación correcta. Ante semejante despropósito, algunos alumnos, especialmente los perjudicados que ya habían comenzado el ejercicio, han reclamado que se les concediera media hora más de margen para terminar el examen, lo que ha sido finalmente rechazado.

Fuentes universitarias consultadas por SevillaInfo no consiguen explicarse como la Comisión de Expertos que elaboran los exámenes ha podido cometer semejante error y que ninguno de los filtros puestos en marcha para supervisar los exámenes tampoco detectara el fallo. Las críticas apuntan a “gente no preparada” e incluso a casos de “enchufismo”, si bien se da por descartado que se vayan a asumir responsabilidades por este grave error en el exámen de Matemáticas que no es el primero que se registra en las pruebas de acceso a la Universidad de este año en Andalucía.

Pero, con todo, el despropósito parece ir a más, pues se trataría de un ejercicio ya planteado en los exámenes de 2003 cuya respuesta está colgada en la propia web de la Junta de Andalucía que se puede consultar en el siguiente enlace. Expertos en la materia consultados por este diario entienden que los alumnos que se hayan enfrentado al ejercicio se deben haber sentido “muy frustrados” al intentar encontrar una solución que, sencillamente, no existe.


Este error no es el único cometido en los exámenes de la selectividad de 2018. Este martes en el examen de Inglés, aunque menor, se ha repetido una palabra  en uno de los enunciados, si bien se considera que el error “no afectaba a la comprensión de la frase”.