“España es el único país de la Unión Europea que no ha destinado ayudas a este colectivo”
El sector de la hostelería vuelve a tomar la calle

De nuevo, la hotelería andaluza ha tomado la calle hoy martes para volver a reiterarse en sus demandas ante las autoridades competentes. Ya ha pasado un año desde que la pandemia se estableció entre nosotros y es mucho lo que el sector hostelero ha padecido, y aunque en los últimos fines de semana la hostelería haya sufrido un repunte en sus ventas, no hay que olvidar que la pandemia está siendo larga y que las perdidas en el cómputo general han sido y son muy cuantiosas.

En Sevilla, unos 1000 manifestantes, según fuentes de la organización, lo han hecho en una protesta en la que han participado tanto hosteleros de la capital hispalense como de la provincia y que ha partido, pasada las once de la mañana, de la Plaza de La Campana y que ha llegado a la sede de la delegación del Gobierno central, en la Plaza de España, donde se ha leído un manifiesto, reclamándose para el Sector ayudas directas y atención por parte de las administraciones.

Antonio Luque, presidente de los hosteleros, recalca que uno de los objetivos de la protesta es exigir al Gobierno central ayudas directas al sector, ya que España es “el único país de la Unión Europea que no ha destinado ayudas a este colectivo”.

El lema de la protesta en la cartelera de la cabecera de la manifestación rezaba: “Sin ayuda nos arruinamos”.

Alemania ha destinado ayudas a la restauración de 10.000 millones de euros, Italia 5.400 millones, Reino Unido concede ayudas directas por 3000 libras. Esperemos que las ayudas anunciadas por el gobierno de Sánchez sean verdaderamente ayudas para este sector, que ha sido dañado y perjudicado durante esta pandemia más que otros sectores, sufriendo una debacle hasta ahora desconocida. Muchos han quedado en el camino, y otros tantos no llegarán desgraciadamente a superarla, y detrás de cada cierre, hay personas y familias condenadas al paro y al desastre (ruina, al fin y al cabo)
La vista y las esperanzas de la hostelería, a corto plazo, están puestas en la próxima Semana Santa, que estando ya a la vuelta de la esquina esperan la reunión del comité de expertos de mañana en la que se decidirán las restricciones para Semana Santa, de la que aún no sabemos qué pasará con los limites perimetrales entre las provincias y con el posible retraso en el toque de queda, dos puntos más importantes para sus ingresos en las próximas fechas, donde el buen tiempo y el anochecer más tarde hacen propicias las cenas en las terrazas y a la postre los beneficios de los hosteleros.

A el sector le interesa que se abran cuanto antes los límites entre provincias y que se retrase el toque de queda, como mínimo a las once de la noche, lo que permitiría que se pudieran servir cenas hasta las 22:30 horas.

A la espera de ver las tasas, curvas, índices… de contagios y con ello la resolución que toman nuestras autoridades, el sector espera ansioso nuevas y buenas noticias para poder atender a su público durante más horas en su jornada laboral. Ojalá así sea, ya que detrás de los intereses del sector, no vayamos a equivocarnos, está el interés de los clientes, que estamos todos deseando ir a tomar algo por la noche, tapear, cenar… en definitiva, reunirnos con la gente que más nos apetece, para pasar un buen rato en nuestros lugares preferidos, los bares y restaurantes.

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *