Se acabó el escrutinio… y otra vez no se hizo

 

Pues nada, lo dicho, que otra vez volvieron a incumplir la Ley y a desobedecer a la JEC, aunque esta vez se tomaron la molestia en la JEP de sevilla de cotejar inútilmente todas las actas de papel con los datos del ordenador de Indra, cosa absolutamente inútil a los efectos que pretenden la Ley y la JEC y apenas sirve para recoger algunas incidencias menores de diverso tipo…, pero esto es lo que tenemos y la suma final la sigue haciendo el dicho ordenador, introducido de manera impropia y seguramente ilegal en un procedimiento que debiera ser transparente y además absolutamente independiente de cualquier intromisión del gobierno.

Si hay algo verdaderamente valioso en las potestades que el Estado otorga, esto es la concesión de autonomía a algunos de sus órganos para que ejerza de manera independiente una labor especial que deba estar presidida por el afán de neutralidad. Lo asombroso e indigno es cuando el órgano que ha sido dotado de dicho atributo (o quienes lo forman) hace dejación irresponsable de esa atribución y se deja usurpar o trepanar tan alta dignidad en beneficio de un ejercicio más cómodo de su labor o por cualquier otro motivo. Es a eso a lo que Sartori denominó heteronomía, que consiste en aparentar que se ejercita la dicha autonomía que le ha sido concedida cuando en realidad lo que hace es decidir ‘libremente’ plegarse a los intereses de alguien antes que a la función misma encomendada. Es decir, una farsa, pues hacer uso de esa independencia para no ser independiente es una burla que no merece su verdadero nombre: deciden libremente obedecer a otro. Un escarnio.

Dicho esto, sólo cabe agradecer a los ciudadanos que esta vez en mayor número se han personado en las JEP para contemplar tan deplorable teatro y comprobar que no hay nada que pueda hacer cambiar la situación sin el concurso decidido de uno o más partidos políticos dispuestos a reclamar lo que la ley y la JEC exigen.

El llamado escrutinio general esta vez se dio por finalizado en sevilla a las 16:30 aproximadamente del sábado 29, día y medio antes de que finalizara el plazo máximo que se les concede, aunque más de la mitad del tiempo empleado se dedicó a contabilizar el voto del CERA y algo menos de una jornada en el falso escrutinio, propiamente dicho.

No hubo nada reseñable, más allá del asombro de la mayoría de nuevos asistentes al contemplar el trato destemplado, suspicaz y desconsiderado que se nos proporciona a los que asistimos libremente a este acto público sin otro interés que tratar de mejorar la transparencia y fiabilidad de la función que tienen por encargo. Al público asistente se le deniega todo, hasta la información más elemental, y los partidos (¿respresentantes nuestros?) colaboran en ese secuestro de los datos que deben proporcionar a todo ciudadano que se interese en ello.

De esos datos que algunos hemos logrado averiguar cabe destacar que en el ordenador figuran casi 12.000 votantes menos en el Senado que en el Congreso, lo que cabe atribuir a gente que ni siquiera se molesta en depositar la papeleta del Senado pese a acudir a votar o que tal vez incluso desconoce que se votan ambas cosas en unas generales. Lo importante, en todo caso, ya digo, es que esos datos son los que le ofrece Indra a la JEP y que ya ofreció a los ciudadanos en la noche electoral , de tal modo que la JEP no ha realizado la suma que le corresponde hacer con las actas de papel, sino que se limita a validar lo que Indra le ofrece como resultado.

Algún día podría ocurrir una tragedia pero ellos tienen claro que si eso llega nunca nos enteraremos. Y si no nos enteramos será como si no hubiera ocurrido. Este es el juego perverso en el que estamos entrampados y al que no quieren poner remedio.

He dicho.




3 Comments

  1. Efectivamente, ¡cómo me gusta tu frase! El Estado da…autonomía a algunos de sus órganos para que ejerza de manera independiente una labor especial que deba estar presidida por el afán de neutralidad.
    Ya se ve la independencia y autonomía de una Junta Electoral, que es administración electoral, que copia los resultados de otra administración, el Ministerio de Interior de la administración central.

  2. José antonio dice:

    Esto es tomarse la democracia a cachondeo, .ya estoy con la mosca tras la oreja desde el año 2019 cuando salieron los sospechosos algoritmos y hemos tenido que sufrir el desastroso gobierno de Sánchez y sus socios,
    Esta vez y tras intervenir diversas plataformas y el perito judicial sr Araujo, tras la orden de la JEC de realizar los escrutinios según la ley, creí que lo harían pero se ve que no y lo que es peor ningún partido incluido Vox lo ha pedido, esto aún hace más grave el asunto ya que demuestra que todos los partidos están de acuerdo con este fraude y engaño, entonces? Para que queremos una democracia así? Unos partidos que se llevan entre sueldos, empresas públicas y chiringuitos varios según últimos datos de 2023 De los 450.000 mill del presupuesto de gasto político de las autonomías y estado central son : en miles de millones: 9,6 en gastos generales-932 alta dirección 1862 en inclusión y migración, agenda 2030 25 mil política territorial 41 mil coord territorio 9 mil total 287.000 millones. El trato para pensiones, 190 mil mill , sanidad 7 mil mill etc, etc de servicios hasta completar el presupuesto, es decir se gastan más de la mitad del presupuesto en gastos que no repercuten al ciudadano.
    Con todo esto que les autorizamos a gestionar con unas votaciones fraudulentas que no se sabe quién controla pero se puede suponer Indra que cuenta los votos pertenece a la open Society de Soros y con acciones del Estado y uno de sus dirigentes es el ex ministro Sebastian, esto de momento

  3. Joan dice:

    En el escrutinio general de Barcelona que finalizó el mismo viernes 28 a las 19:30h,
    se abrieron los sobres de todos los colegios y los compararon con los listados de los resultados provisionales de INDRA. Las diferencias las corrigieron inmediatamente en el mismo sistema informático por lo cual, sigo con la duda de lo que sus programas y algoritmos puedan haber calculado para llegar al sumatorio final y a la atribución de escaños.
    Al finalizar, una interventora respondió a mi pregunta (acudí como público): “el acta de la comprobación (así lo denominó) la redactará y firmará la Junta en otro momento, sin firma de los apoderados de los partidos porque no ha sido un recuento”.
    En tanto que los votos CERA y las anomalías (muy pocas, por cierto) detectadas en la “comprobación” de las actas se han introducido en el mismo sistema de INDRA con el que las TVs informaron la noche del 23J, si existiera algún algoritmo pernicioso en los programas informáticos de esa empresa contratada por el Gobierno, el fraude persistiría y el recuento manual de las actas no habrá servido para casi nada; de hecho, en cuanto vi entrar en la sala a las 7:40h una persona con la acreditación de INDRA me dije: “esto es poner al zorro a cuidar las gallinas”….y, efectivamente así fue puesto que no se realizó un escrutinio independiente (ni manual ni informatizado).
    Para quien no esté familiarizado con la informática diré que un sistema informático (SI) se compone de dos partes: Base de Datos y Programas.
    En la BS se introducen, se modifican y se borran los datos (es como un almacén) y, por su parte, los Programas gestionan y extraen la información que al usuario le interesa (en el más amplio sentido de la palabra).
    Manipular un SI es tan sencillo como escribir una orden en el programa que diga p.e.: cuando sumes los votos del partido X réstale el 20% en el sumatorio total y cuando sean del partido Y le sumas el 20%, y más…., a partir de ahí descarta los partidos que no lleguen al 3% legal para tener representación y después aplica la ley D’Hont.
    Cualquier programador de 🖥️ podrá confirmar lo que digo.
    En mi opinión, ahí podría estar el posible fraude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *