¡Dejad a los niños en paz!

Por Javier Hernández García

La normativa española exige que nadie que tenga antecedentes por delitos sexuales pueda trabajar en el ámbito de la educación, esto alcanza desde el maestro, el sacerdote, o el profesor de piano o de judo, pediatras, monitores infantiles que es la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia publicada en el BOE del Miércoles 29 de julio de 2015Sec. I. Pág. 64544 . El encargado de la emisión de estos antecedentes es el Ministerio de Justicia que ya ha emitido unos 84.600 certificados. Esta cifra ni se aproxima al total de profesionales que lo van a necesitar, dado lo ambiguo de la ley y la cantidad de personas que trabajan con menores habitualmente. Lo que sí se sabe ahora es la cantidad de personas que no podrán acceder a esos puestos: son 40.782 personas, todas las que han sido condenadas por haber cometido algún delito sexual con sentencia firme, independientemente de la edad de la víctima y no necesariamente vinculadas profesionalmente a los menores. Solo en el sector educativo hay 670.000 profesores. Todos ellos tendrán que acreditar no tener antecedentes. Otro dato, nada representativo pero que quizá dé una pista, es que actualmente hay en España 8,7 millones de menores.

Bien una vez que conocemos las cifras y los datos podemos decir lo siguiente, de los 40.782 condenados por delitos sexuales, escasamente 100 (no llega) afectan a la iglesia católica. Eso quiere decir que escasamente un 0,4 % de los delitos sexuales cometidos son achacables a sacerdotes. Pero es que, a nivel mundial, y me remito como fuente a la ONU, hay 750.000 personas fichados por pederastia, 3.000 de ellas curas, un 0.4% del total
Para ser mas precisos, el número de sacerdotes que hay en España asciende a 24.778 , teniendo en cuenta que no llegan a 100 los casos, estamos hablando de un 0,39% de posibilidades de que un sacerdote abuse de un menor. En otras palabras, hay un 99,61% mas de posibilidades de que de un menor abuse, un pariente, un padre, una madre, un amigo de la familia, un profesor, un vecino, un conocido, el portero del edificio etc. a que lo haga un sacerdote. Pero es que a nivel mundial la cifra tampoco varía sustancialmente.

El número total de sacerdotes en el mundo, sin contar religiosas asciende a 414.969 ,según datos estadísticos de la iglesia teniendo en cuenta que el número de delitos dentro de la iglesia ha ascendido a 3000, la cifra es un 0,7, y eso teniendo además en cuenta que muchos de los datos de condenas, los ha aceptado en los últimos años la Iglesia católica por la cantidad de denuncias que se han interpuesto y para librarse de los escándalos. Con lo que la cifra real podría ser muy inferior. Es decir, teniendo en cuenta lo anterior, es que a nivel mundial es un 99,03 % mas probable que de un menor abuse , un familiar, un vecino, un maestro, un profesor, un amigo de la familia, que un sacerdote. ¿Entonces de donde viene, este acoso de la prensa a la Iglesia?

Por comunidades autónomas, son Andalucía con más de 7.600 condenados, seguidos de Cataluña con 6.167 y Comunidad Valenciana con 5.053, seguida de Madrid con unos 4.141. Le siguen Canarias con 2.195, Galicia 1.981, Castilla y León,1905, Castilla La Mancha 1.505 y País Vasco 1620 y Murcia 1.494 condenados, Balares 1.319 y Aragón 1.006. Extremadura 892, Asturias 864, Navarra 549, Cantabria 522, La Rioja 303 Melilla 179 y Ceuta 143.

Teniendo en cuenta estos datos, y que, entre todas esas cifras, hacer un escándalo contra la Iglesia católica en cuanto aparece una denuncia es desde luego una absoluta vesania porque da una imagen impropia del problema. ¿Qué diríamos, si cada vez que se produce un abuso sexual, dijéramos otro andaluz, otro catalán, otro valenciano…”. Los ataques a la Iglesia por este asunto de la pederastia, aunque no sea un tema menor, y lógicamente preocupante, recuerda a aquellos ataques de la España republicana, en el que se decía a los padres que no llevaran los niños a los colegios de cura porque “les iban a sacar las mantecas”

Es decir, hay que mirar este tipo de noticias con la lupa de que los medios de comunicación, están creando una imagen deformada de la Iglesia Católica, y esto se puede afirmar con datos en la mano.

Javier Hernández Garcia




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *