Lo hará a través de una obra de teatro flamenco titulada “La verdá salió perdiendo” sobre los “despropósitos” de la Bienal 2018.

El que fuera director de la Bienal de Flamenco de Sevilla, José Luis Ortiz Nuevo, tiene previsto “vengarse” del evento que él mismo fundó y dirigió en varias ediciones y del que dimitió recientemente.


La obra será representada en una fecha aún por concretar en el Teatro de Los Remedios, y su título –‘La verdá salió perdiendo’– está inspirado en “una célebre letra flamenca que resume gran parte del espíritu con el que se presentará ante el público”. Ortiz Nuevo quiere salir así “al paso, de la mejor manera que sabe hacerlo, de los infundios y despropósitos que se han publicado en los últimas semanas en deterioro del nombre del considerado mejor festival flamenco del mundo, y de la difamación del suyo propio y de los colaboradores con los que quería contar para esta nueva producción”.

En relación a la dimisión de Ortiz Nuevo el pasado mes de septiembre, dos meses después de su nombramiento, el delegado de cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), reconoció “desencuentros” con el entonces director de la Bienal “por su intención de contratar personas a dedo y sin criterios de libre concurrencia y transparencia”, mientras el propio Ortiz Nuevo denunciaba “numerosos contratiempos y obstáculos administrativos” en su relación con el Ayuntamiento de Sevilla.

Cabe recordar que fue el pasado mes de septiembre cuando José Luis Ortiz Nuevo dimitió como director de la Bienal de Flamenco de Sevilla, cargo para el que fue designado el pasado mes de julio en sustitución de Cristóbal Ortega para estar al frente de la XX edición del festival.