Estricta normativa de casinos para los jugadores españoles

España siempre ha estado a la vanguardia respecto con las leyes que regulan el juego al azar y las apuestas deportivas. Desde hace una década la DGOJ que otorga licencias a los casinos que pagan rápido  ganancias para los jugadores y cumplen con estrictos criterios de seguridad siguen vigentes pero con algunas modificaciones. A continuación te pondremos al día sobre el panorama del juego online y los casinos.

Cómo han afectado las nuevas reglas de la normativa española sobre el juego

En 2011 España decidió regularizar los casinos online y casas para apuestas deportivas con el objetivo de controlar impuestos y dar seguridad a los jugadores dentro del país. Con este decreto ley muchos operadores tanto los casinos nacionales como los mejores casinos online del mundo vieron la oportunidad para ofrecer sus productos en el mercado español, un mercado que crece exponencialmente cada año.

El decreto ley permite que cada provincia española otorgue una licencia singular y a través de la Dirección General Ordenación del Juego, (DGOJ  dependiente del Ministerio de Hacienda),  otorgue la licencia General. 

Los operadores son los máximos responsables en hacer cumplir la ley respecto al juego. De hecho, para obtener ambas licencias, el casino debe demostrar una fuerte capacidad financiera, una excelente calidad tecnológica, juegos con certificaciones de autoridades independientes como eCogra, que garantizan la aleatoriedad de los mismos. Asimismo, debe ofrecer políticas que promuevan el juego responsable así como poseer herramientas necesarias dispuestas para el jugador y poseer sistemas de ciberseguridad de alto cifrado que protejan la identidad personal e información financiera de sus usuarios. 

Por otra parte, todas las promociones y las bonificaciones han sufrido ciertas restricciones a partir del 2020. Las leyes españolas han sido tajantes y ahora la publicidad del casino, las promociones y las bonificaciones son dirigidas a clientes registrados, no pueden estar visibles en cualquier otra plataforma externa al lugar, excepto en los horarios reducidos: 1 am y 5 am. Además no se puede usar personajes mediáticos como formato publicitario.

Respecto a los jugadores, las leyes prohíben el juego a jugadores menores de 18 años. Sin embargo, es el casino que paga las consecuencias y no la persona. 

Asimismo, existe otras situaciones en las que el jugador es responsable y puede ser penalizado por las autoridades españolas, como cuando accede a operadores sin licencia española restringidos en el país. En este caso si un jugador hace trampas en el casino usando VPN para apostar y cobrar, es fuertemente penalizado con multas que alcanzan los 100.000 euros.

Conclusión

Pese a las restricciones de las leyes españolas hacia los casinos online, la industria no ha parado de crecer. La publicidad, las bonificaciones siguen presentes, y los jugadores tienen acceso a estas una vez registrados gratuitamente. Lo que demuestra que España tiene una industria del juego fuertemente consolidado.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *