El origen del CBD se remonta al siglo XX

Los beneficios de la planta del cáñamo, también conocida como marihuana o cannabis se remontan a miles de años de antigüedad, incluso antes de la época de Cristo. Se dice que antiguamente se utilizaba para ayudar a tratar las mismas enfermedades que en la actualidad e incluso se empleaba para uso recreativo. Se descubrió que el origen de esta planta es de la zona tibetana de China y se concluyó que fue ese el lugar de nacimiento debido a los rastros milenarios del polen. De esta planta se extrae el THC que es componente alucinógeno de la planta y el CBD que es el aceite curativo del cual trata este artículo.

El CBD actualmente tiene un uso muy extendido, al no poseer psicoactivos ni efectos adversos es la parte más segura de la planta. Empresas como medterracbd se encargan de extraer el aceite de una forma ética y con tecnología avanzada. Desde el 1940 cuando se comenzó a extraer el CBD se han descubierto innumerables formas de uso que van desde la curación de la epilepsia hasta la relajación muscular. En la Universidad de Illinois en Estados Unidos fue donde primera vez se hizo el proceso pero de una forma empírica. Fue en el 1960 cuando un grupo científico del país Israel logró separar esta molécula de forma efectiva, es decir, ellos volvieron a descubrir los beneficios de esta sustancia tan efectiva para tratar diversas patologías.

Entre los líderes del grupo se destacaban el profesor R.Mechoulan e Y.Gaoni, quienes fueron los primeros doctores en aislar y sintetizar el THC y el CBD con vistas a innumerables efectos terapéuticos de esa clase de sustancia. Uno de los primeros cannabinoides que el grupo del  Dr.Mechoulan y el Dr. Gaoni descubrieron, alejó y simplificó fue el THC (Delta 9 tetrahidrocannabinol), poco tiempo después se consiguieron aislar y sintetizar el segundo cannabinoide más presente en la planta de cannabis, el CBD (cannabidiol). La diferencia más interesante e importante entre las sustancias THC y CBD es que mientras que el THC es psicoactivo el CBD, en cambio, no lo es; es decir, no altera el estado de conciencia de la persona que lo usa.

El CBD es de uso global, desde entonces y con los avances de este nuevo milenio, se ha descubierto la forma más efectiva de extraerlo. Es importante que para consumir y aprovechar todos los beneficios de este aceite se debe emplear la mejor técnica de refinamiento. En el 2000 se comenzó a comercializar por todo el mundo, beneficiando a las personas con su efecto tranquilizante y anti dolor que lo ha popularizado últimamente porque incluso ayuda a pacientes con cáncer a sobrellevar la dura enfermedad en etapas avanzadas donde medicinas modernas no han podido hacer beneficios considerables. Es importante resaltar que el CBD debe consumirse con precaución siguiendo siempre la indicación del médico para usar el producto de forma segura o guiarse por las especificaciones del laboratorio u empresa que lo produce. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *