» A ver si tenemos suerte y lo lee». Antonio del Castillo, padre de Marta, se hace eco y redifunde en sus perfiles de redes sociales el mensaje de una internauta, que se ha hecho viral, dirigido a la que fuera pareja sentimental de Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, asesino de Marta del Castillo.

El padre de la infortunada joven, que este miércoles asistía al funeral por Diana Quer, asesinada por José Enrique Abuín, espera que el mensaje llegue a la que fue pareja del hermano del asesino de su hija y consiga desmontar, al igual que la mujer del asesino de Diana, la coartada del autor del crimen o en este caso, de alguien que según la familia de Marta tiene información sobre lo ocurrido. La  Justicia absolvió  a Delgado y a la por entonces su pareja, María García, en el juicio por la muerte y desaparición de Marta del Castillo.


El mensaje de la usuaria de las redes sociales, que se hace llamar «Mariposa voladora» pide que » al igual que la mujer del chicle le ha roto la coartada a su marido diciendo que no estaba con él la noche del crimen de Diana, me dirijo a la ex de Francisco, hermano de Carcaño, el cual tiene una hija en común… piensa por un momento que a tu hija le pasara lo que a Marta. Te volverías loca de dolor y aún más sin tener donde ir a charlar, pensar, llorar, llevarle flores.. ¿ puedes vivir con ese peso tan grande de saber que tu ex Francisco no estaba contigo y decir que estaba? Por favor, ojalá leas esto y hablaras. Di la verdad !

El mensaje, que sólo en Twitter acumula más de dos mil retuits en menos de una semana, tiene como objetivo «hacer hablar a Rosa Samas«, separada actualmente de la que fue su pareja. Esta mujer afirmó en su declaración que la noche del crimen Francisco Javier llegó con toda normalidad a su antiguo piso y estuvo cenando con ella y con la hija común, antes de irse a trabajar a su bar a las once y media de la noche como solía. Añadió que durante las más de esas dos horas que estuvieron juntos no recibieron llamadas en el teléfono fijo de ese piso y que desconocía que su ex marido tuviera pareja. Rosa Samas afirmó entonces que pudo escuchar la conversación de su ex marido con el padre de Marta y su explicación de que estaba asesorando a su hermano porque lo veía perdido y acosado por la prensa, no para encubrirlo.


Francisco Javier Delgado mantuvo una relación con María García, acusada y posteriormente absuelta de ecubrimiento. Ambos pusieron tierra de por medio tras la sentencia absolutoria, se marcharan a Málaga y comenzaran una nueva vida; él como vigilante de seguridad y ella al frente de una clínica podológica que montó en la capital de la Costa del Sol. La familia de Marta del Castillo siempre ha mantenido sus sospechas sobre la participación de la pareja en el caso de la desaparición y muerte de la joven sevillana de la que legalmente son inocentes. «Serán legalmente inocentes, pero socialmente culpables» llego a decir Eva Casanueva, la madre de Marta, en unas declaraciones que fueron utilizadas por la tía de María García, un alto cargo del PSOE de Sevilla, para remitir una carta a un grupo de prensa regional en la que afirmaba que «el dolor, por muy intenso que sea, no da derecho a destruir la vida de una persona inocente». Ángela Mendaro, tía de María, tuvo un importante peso específico en el PSOE de Sevilla, durante décadas, y distintos cargos de responsabilidad como la gerencia de la Casa de la Provincia. La familia de Marta siempre apuntó a una «especial protección» de la que por entonces era la novia de Francisco Javier Delgado.

El juez del caso, Francisco de Asís Molina sostuvo, textualmente, que «no existe el más mínimo indicio» de que el hermano de Carcaño participara en la muerte de Marta del Castillo y su novia lo encubriese. La familia de Marta mantiene, desde hace nueve años, que Francisco Javier Delgado, María García y El Cuco tienen las claves del caso. A diferencia de los padres de Diana Quer, la familia del Castillo-Casanueva no consiguen descansar un sólo minuto desde entonces. Una muy deficiente instrucción policial impidió la localización del cuerpo de Marta que, a día de hoy, sigue siendo la gran asignatura pendiente de la Policía española cuyos responsables políticos, incomprensiblemente, han impedido que la Guardia Civil, como desea Antonio del Castillo, se haga cargo del caso.