La polémica sobre la adquisición del chalé de lujo por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar arrecia. Han salido a relucir mensajes e informaciones que apuntan a que la pareja habría adquirido la mansión hace dos años y que estaríamos ante una operación de blanqueo

Numerosos usuarios de la red social Twitter venían reportando desde hace al menos dos años la adquisición o, al menos, la residencia, del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de la formación morada Irene Montero en el chalé de Galapagar recientemente adquirido según los propios dirigentes de la formación morada. La controversia arrecia en la red social ante las nuevas informaciones que apuntan a que la pareja habría adquirido el chalé de más de 2.000 metros cuadrados hace al menos dos años e incluso algunos mensajes de internautas, simpatizantes de Podemos y vecinos de Galapagar, cifraban en 750.000 euros y cuyo propietario sería de origen iraní. Curiosamente, Pablo Iglesias ha trabajado para una televisión de capital de aquel país islámico.

En julio de 2016 las redes sociales estaban repletas de mensajes que apuntaban a la adquisición del chalé por parte del secretario general de Podemos. Unos mensajes que entonces pasaron desapercibidos para los medios de comunicación y que en la tarde de este lunes se han rescatado por parte de algunos usuarios de la red social.

Algunos analistas apuntan a que estaríamos ante una operación de blanqueo perfectamente diseñada para aflorar la vivienda en la que estaría implicada la Caja de Ingenieros, que supuestamente ha concedido a la pareja una ventajosa hipoteca de 540.000 euros, con un tipo de interés que no se ofrece a la mayoría de los españoles y que, además, estaría refrendada por Podemos, cuyas bases están llamadas a participar en un proceso interno de votaciones sobre la continuidad de la pareja como máximos dirigentes de la formación e incluso su presencia en el Congreso de los Diputados.