Tánger Tech, la ciudad casi oculta que amenaza a la industria en España, es ya una realidad

Aunque no hay cifras oficiales de residentes por el momento, se calcula que no menos de 15.000 personas se han establecido ya en la nueva ciudad Mohammed VI-Tánger Tech que un consorcio chino, en colaboración con el antiguo Banco Marroquí de Comercio Exterior (BMCE), está construyendo a toda máquina en el entorno del nuevo megapuerto de mercancías y pasajeros del país vecino conocido como Tánger Med, la cual tiene previsto alcanzar en menos de una década la cifra de 300.000 habitantes y permitirá la creación de unos 100.000 empleos en sectores estratégicos y altamente cualificados.

La ciudad, cuyo enrevesado nombre formal es por el momento sólo un logotipo y a buen seguro terminará por imponerse un nombre más reducido y popular (tal vez el de Tánger Tech), fue presentada como maqueta en el año 2017 con la presencia del Rey Mohammed VI, así como de los directivos del consorcio chino Haite y el BMCE, pero el pasado mes de octubre de 2019 comenzó a albergar a los primeros residentes y las obras no han parado de crecer en ningún momento en las primeras 700 hectáreas de terreno, de las 2.100 hectáreas de las que dispondrá finalmente el proyecto.

 

 

El proyecto de construcción de esta nueva y ultramoderna ciudad partió de un convenio firmado en el año 2016 entre el presidente chino, Xi Jinping, y el Rey Mohammed VI tras una visita oficial cursada al país asiático.

En pocos meses, el grupo chino Haite anunció una inversión de 1.000 millones de euros de capital, de un total comprometido de 10.000 millones, que será el coste final aproximado de dicha obra.

 

 

La frenética actividad que se desarrolla ahora en el acondicionamiento del terreno ha conllevado la preparación de las infraestructuras de agua, energía y comunicaciones de todo el entorno y permite ahora observar a simple vista que una potente comunidad de ciudadanos chinos se ha establecido en la zona para llevar a cabo el desarrollo de esta obra espectacular.

La nueva ciudad, se llame como se llame finalmente, combinará casi por igual zonas residenciales de alto valor de sostenibilidad y tecnología inteligente, así como parques industriales zonificados por sectores que irán desde la aeronáutica a la electrónica y desde la industria automovilística al textil o la quincallería y menage electrónicos, además de zonas de negocio, e-commerce y fabricación de materiales muy diversos, todo ello dentro de un entorno ultramoderno y adaptado a las necesidades de las grandes compañías occidentales, no sólo como lugar de trabajo y comercio, sino también como zona residencial permanente y de esparcimiento que recuerda en buena medida el aspecto que presentan las más modernas metrópolis del Golfo Pérsico, como Dubai o Abu Dhabi, aunque más orientadas a la producción industrial avanzada.

 

Base naval de Alcázarseguir con sus patrulleras y destructores

 

Muchas de las grandes marcas chinas de tecnología punta en todos los sectores ya han anunciado que establecerán en Tánger Tech centros de fabricación integral de sus productos, incluidas Huawei y Xiaomi, además de muchas de las grandes marcas occidentales, ,entre ellas Apple y Siemens. Puede que hasta el consorcio europeo de Airbus termine también por implantarse al otro lado del Estrecho. La marca Volkswagen está construyendo en esta zona de Marruecos su primera planta de fabricación de coches en Africa

En definitiva, se trata de una gran ciudad creada completamente ex novo y pensada para convertirse en el gran polo de atracción industrial y comercial en el norte de África al calor de la inversión realizada en uno de los megapuertos más modernos del mundo, el de Tánger Med, con una capacidad abrumadora de almacenaje y transporte que compite directamente con los puertos de este lado del Estrecho como puedan ser los de la Bahía de Algeciras y Málaga y que aún no se encuentra a pleno rendimiento de sus posibilidades.

Tánger Med, que es ya una realidad y es el puerto al que se dirigen los pasajeros que atraviesan el Estrecho desde Málaga o desde Algeciras (prácticamente, apenas los ferrys que parten de Tarifa son los que navegan hasta el puerto de la ciudad de Tánger Ville), se encuentra situado a unos 50 kms de la capital, hacia el este, en dirección a Ceuta.

 

Tánger Med y base naval de Alcázarseguir

 

Justo antes de llegar a Tánger Med se encuentra otro coloso que podría disputarle a España el control de la zona, pues se trata de la base naval de Alcázarseguir, interesada en hacerse como lugar donde se ubique el nuevo Mando África de las fuerzas estadounidenses, hasta ahora situado en Alemania, y que podría trasladarse a Rota o bien, como desearía Marruecos, a esta base militar al otro lado del Estrecho. La prudencia diplomática y el silencio rodea a todas las gestiones que se vienen realizando al respecto y la posición del actual gobierno español no permite la confianza y ayuda poco a nuestras pretensiones.

En el litoral de apenas 20 kms que se extiende entre Tánger Med y la ciudad de Ceuta se encuentra el disputado islote de Perejil, cuya toma por gendarmes marroquíes en el año 2002 provocó un serio conflicto diplomático y militar que forzó al Gobierno de Aznar a recuperar el peñón mediante una operación de asalto y tal vez no fue ajeno a todo ello al amplísimo proyecto de largo alcance que ya por entonces el Rey de Marruecos había previsto desarrollar en este entorno, cuya última muestra es el surgimiento de esta aparatosa y ultramoderna ciudad de Tánger Tech.

No debe olvidarse que el crecimiento de la economía de Marruecos viene siendo espectacular en los últimos años y, a la chita callando, ha construido autopistas que atraviesan el país de norte a sur y un tren de alta velocidad que en ambos casos llegan hasta Marrakech, en el sur, considerada la puerta del desierto, y en ambos casos alcanzan por el norte hasta Tánger Med y Tánger Tech.

La capital, Tánger Ville, una de las ciudades favoritas del propio Rey Mohammed VI, también se ha visto privilegiada ampliamente en los últimos 15 años y ha sufrido una transformación y modernización colosal como eje de esta zona de influencia que compite directamente con España, pues no en vano allí se encuentran ya ubicadas algunas de las plantas de producción más importantes del mundo como la Renault y la Siemens. En el caso de Renault es conocido que en sus plantas de fabricación marroquíes se producen ya uno de cada cinco coches de dicha marca.

Entre tanto, mientras Carmen Calvo predica sus bravuconadas sobre el pasado de la guerra civil, Irene Montero revisa la presunta lascivia de las miradas masculinas, Yolanda Díaz presume de abuelo antifranquista y de ERTEs impagados o Fernando Simón se marcha de buceo para un programa de TV con Calleja, en Marruecos continúa creciendo a todo trapo un proyecto de desarrollo económico exponencial y nos inunda las costas de ciudadanos irregulares del África subsahariana o nos mantiene ocupados con los cárteles del tráfico de hachís que han empezado a provocar un endurecimiento en la violenta lucha por establecer sus redes en la península.

Un año antes de que se firmase el convenio de colaboración entre los mandatarios de China y Marruecos, es decir, en 2015, otro gran consorcio chino se comprometió a la construcción de una inmensa ciudad a las afueras de El Cairo que ayudaría a descongestionar la mega metropoli egipcia que supera ya los 20 millones de habitantes, lo cual pone de relieve la gran tarea de expansión china en todo el continente africano.

La compañía China Fortune Land Development (CFLD, por sus siglas en inglés) acordó dar 20.000 millones de dólares para la ciudad, todavía sin nombre, después de una reunión entre los jefes de la empresa de desarrolladores chinos y el presidente egipcio, Abdel Fattah El Sisi.

Esto fue seguido de un compromiso previo de 15.000 millones de dólares de otra empresa estatal china, con lo que acercó al proyecto a su presupuesto requerido de 45.000 millones de dólares para el desarrollo de la primera fase.

 

……




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *