Condenados a 9 años de prisión cada uno de los miembros de La Manada por abuso sexual continuado

La Audiencia Provincial de Pamplona ha condenado a cada uno de los cinco miembros de “La Manada” a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado contra la joven de 18 años que les acusó de haberla violado conjuntamente en las fiestas de Sanfermines de 2016

La Audiencia de Navarra ha condenado a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual a los cinco miembros de ‘La Manada’, a los que ha absuelto del delito de agresión sexual y delito contra la intimidad de los que habían sido acusados.

Uno de los tres magistrados que componen la sección segunda de la Audiencia de Navarra ha emitido un voto particular a la sentencia a ‘La Manada’ por el que ha pedido la absolución de los cinco acusados de los delitos de agresión sexual, contra la intimidad y robo con intimidación por el que habían sido juzgados.

Su voto particular pide la absolución de los acusados de todos los delitos de los que han sido juzgados y plantea condenar a uno de ellos por un delito de hurto (robo del móvil de la joven denunciante) a una multa de dos meses con una cuota diaria de 15 euros. Además, el magistrado pide la puesta en libertad de los cinco acusados, que actualmente se encuentran en prisión.

Los cinco acusados se encuentran en prisión desde que fueran detenidos como presuntos autores de los hechos, que tuvieron lugar el 7 de julio de 2016. Los jóvenes andaluces se desplazaron a Pamplona coincidiendo con la celebración de los Sanfermines y conocieron en la noche del 6 al 7 de julio a la joven madrileña que denunció los hechos.

La supuesta violación grupal que la sentencia reduce a abusos sexuales ocurrió de madrugada en un portal de la calle Paulino Caballero. Los cinco acusados fueron detenidos horas más tarde, después del encierro, por agentes de la Policía Foral. El juez de instrucción decretó su ingreso en prisión, donde han permanecido desde entonces los cinco acusados, que han visto rechazados todos sus recursos para reclamar su puesta en libertad.

La sesión de lectura del fallo ha sido en audiencia pública, al igual que lo fueron las dos últimas jornadas del juicio, en las que las partes presentaron sus informes finales y se completó el aforo de la sala.

Por contra, el resto del juicio se desarrolló a puerta cerrada para proteger “el derecho fundamental a la intimidad” de la denunciante, así como para salvaguardar a ella y a los cinco acusados de una “indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual” que pertenecen a la esfera personal.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *