La fiesta de Sánchez continúa en el Palacio de las Marismillas

A la barcaza “La Olga” que atraviesa cada día la desembocadura del Guadalquivir entre Sanlúcar de Barrameda y la banda de playa del Coto de Doñana convendría cambiarle este año el nombre por el de “La Delatora” o “La Chivata”.

Una somera observación de su pasaje a lo largo de estas jornadas de verano sirve para hacerse una idea de cuanto acontece en el interior del Parque y más concretamente en el Palacio de las Marismillas, donde pasa en estos momentos sus vacaciones el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de un séquito de unas 40 personas y rodeados día y noche de un amplio despliegue de fuerzas de la Guardia Civil que realiza continuos relevos hasta altas horas de la madrugada.

Sobre las 2 de la tarde de hoy jueves, “La Olga” (o sea, “La delatora”) arrojaba sobre la playa de Sanlúcar a un nutrido grupo de personas en torno a una guitarra flamenca mientras cantiñeaban compases de rumbas y dos vehículos de los habituales en estos días de los que utiliza la Guardia Civil para sus desplazamientos y sin identificación externa.

Tras descender de la barcaza, procedentes del interior del Parque en dichos vehículos, todos ellos subieron en ambos coches y partieron del lugar con rumbo desconocido.
“La Chivata” parece contar historias de ambientación flamenca en las Marismillas para entretener al séquito del presidente del país con peores registros de contagio de la pandemia global del coronavirus.
Que siga la fiesta.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *