El abandono del Hospital Militar, un crimen. 14 años cerrado y silencio social y administrativo

El Hospital Militar fue utilizado durante años por la Junta de Andalucía como arma arrojadiza contra el gobierno del popular José María Aznar. El gobierno andaluz lo utilizó en su estrategia de confrontación contra el gobierno central que lo cedió finalmente al SAS en 2004. Desde entonces, permanece cerrado y abandonado

Una visita a las aún imponentes instalaciones del Hospital Militar de Sevilla puede poner los pelos de punta al más aguerrido de los reporteros. Como si un escenario apocalíptico se tratara, la naturaleza y los vándalos se van apoderando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, del Hospital Militar de Sevilla.

El SAS "canibalizó" el hospital para utilizar su equipamiento en otros hospitales para"ahorrar"

El SAS “canibalizó” el hospital para utilizar su equipamiento en otros hospitales para”ahorrar”

Una mole impresionante de más de 750 camas abandonada a su suerte desde que el Gobierno central, entonces gobernado por el popular José María Aznar, decidiera transferirlo al Servicio Andaluz de Salud como consecuencia del desgaste que le estaba ocasionando las continuas protestas, resoluciones parlamentarias, municipales, de los Ayuntamiento de la provincia y la presión mediática para que el entonces Hospital Militar Vigil de Quiñones fuera traspasado a la sanidad pública andaluza, necesitada de un nuevo hospital que viniera a dar respuesta a la creciente demanda de servicios sanitarios y hospitalarios de los sevillanos. La política de confrontación, con una sociedad y unos medios movilizados dieron sus frutos y se consiguió su traspaso al SAS.

Interior del Hospital Militar de Sevilla, uno de los más avanzados en 2004

Interior del Hospital Militar de Sevilla, uno de los más avanzados en 2004

En 2004, el edificio de 12 plantas que por entonces contaba con la tecnología médica más avanzada del momento, helipuerto y una capacidad para 750 camas, 240 habitaciones individuales, 29 especialidades médicas y 5 quirófanos en sus más 83.000 metros cuadrados pasó a manos de la administración sanitaria andaluza que contempló una inversión de 44 millones de euros, fondos con los que se contaba para ampliar la zona de escaleras y ascensores entre la planta cuarta y la 12 del edificio principal. También estaba prevista la construcción de un edificio nuevo de dos plantas en una superficie de 1.500 metros cuadrados y la restauración del resto de pabellones.

El proyecto de reforma previsto para el Hospital Militar, contemplaba 232 habitaciones para hospitalización y otras 36 en un hospital de día, además de diez quirófanos y salas para la preparación de pacientes, de consultas externas, 18 de exploración y una unidad de salud mental de agudos con 19 habitaciones, junto con un Centro de lesionados medulares.

El olvido se ha apoderado del Hospital Militar de Sevilla

El olvido se ha apoderado del Hospital Militar de Sevilla

Como suele ocurrir en cuestiones relacionadas con la administración pública andaluza, aquello no pasó de varios anuncios públicos, ruedas de prensa y comparecencias ante los medios. El olvido vino después, tanto de la administración pública, como de los propios medios de comunicación y de los sevillanos que nunca se manifestaron por su Hospital Militar. Tan sólo las recientes movilizaciones de Marea Blanca, y un comunicado conjunto de algunos alcaldes de municipios de la provincia han recordado el cierre del hospital tan necesario antes como ahora.

Aspecto que presentan los accesos a las Urgencias.

Aspecto que presentan los accesos a las Urgencias.

Como era previsible, hace ocho años, la Junta de Andalucía emitió un informe según el cual, el abandono al que fue sometido durante años por el Servicio Andaluz de Salud pasó factura. Según aquel documento, la situación era  compleja que se aconsejaba derrumbar el edificio por dentro para construir otro. En el verano del 2011, la empresa constructora encargada de la reforma del Hospital Militar suspendió las obras por falta de pago, por parte de la Administración. Los restos, majestuosos, del Hospital Militar nos recuerdan a todos nuestro fracaso como sociedad y la de nuestros gobernantes, amparados bajos las mismas siglas políticas que aquellos que pelearon por su traspaso y, cuando lo consiguieron, se olvidaron de las reivindicaciones y de las necesidades de los ciudadanos.




 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

6 Comments

  1. Pablo Fernandez Galan dice:

    Ke se puede esperar de este gobierno andaluz ke tenemos una mierda de gobierno socialista como todos hasta ahora ke solo han sabido criticar y llevarse el dinero ya está bien de tantas mentiras de ke no hay dinero para nada no tengo más ke decir ke iros al carajo socialistas de mojones

  2. Fulano dice:

    Podian utilizarlo como rodaje de una pelicula apocalíptica al menos.

  3. Miguel Rojas Rico dice:

    Luego se habla de MEMORIA HISTÓRICA, aquí tenemos una muestra mas del revanchismo de izquierdas y no haber asumido que perdieron una guerra que ellos mismos provocaron. Yo he vivido personalmente el proceso del hospital militar, desde que funcionaba hasta que Defensa lo transfirió al SAS para mejora de la atención ciudadana y ampliar la oferta de camas hospitalarias. Cuando lo tenían los militares era un foco de trabajo para muchos, de salud no solo para militares, de ejemplo de buena gestión, característica esencial implícita en el uniforme, et, etc. ……..Pero esta claro que eso no interesaba el hospital militar como tal, interesa gente en las colas del SAS muriéndose antes de ser atendidos, listas de espera kilométricas para justificar lo injustificable, altas a pacientes prematuramente para que terminen de sanar en casa y que sea lo que Dios quiera, más otro largo etc, etc. Todo y más de lo mencionado anteriormente no es el problema de los politicos , cuando un político se pone de parto reserva todo un ala de un hospital para parir, véase Susana en el Macarena o Irene en el Gregorio Marañón, su problema real era ECHAR A LOS MILITARES DE SU HOSPITAL. Al ciudadano le den dos duros, algunos soñadores pensaron que de verdad la Junta quería realmente el hospital para ponerlo al servicio del ciudadano. Venga ya por Dios. Pero vamos les seguiremos VOTANDO.

  4. Emilia dice:

    Son destructores, incompetentes y ladrones, estos son nuestros políticos. Pero seguimos cayados, y seguimos votando para que después venga un Pedro Sánchez con el golpe de estado. Hasta que no se levante todo el pueblo y estos mamarrachos, se vallan a las listas del paro. España seguirá igual de mal. Y sobre todo Andalucía. Hay que actuar e implantar una politica progresiva, productiva y trabajadora. No la maná de gandules chupa millones con privilegios.

  5. Yolanda Luque Carreiras dice:

    Alli nació mi hija. Qué pena me da verlo en este estado. Hay listas de espera y profesionales en paro…y estos políticos, da igual el partido, dejan que un estupendo hospital se caiga. No lo entiendo

  6. Juan J.Barea dice:

    Que podíamos esperar de la banda que había en la Junta de Andalucía. De los ERE, no sabían nada, pero tampoco de esto. Pero tambien responsable Joswe María Aznar, al ceder ante esta panda de sinvergüenzas, de la que la Consejera de Hacienda, anterior y actual, hoy Ministra de Hacienda, resulta que no sabían nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *