¡Viva el 8M!

No sé si Sánchez -el presidente notoriety– fue consciente el miércoles 3 de junio de 2020 de las palabras pronunciadas en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados. Creo que sí lo fue, sabiendo como ya sabía que sacaría adelante la prórroga con los votos frankenstein que lo apuntalan por ahora.

El 8M, por todo lo que vamos conociendo y que él conocía antes que todos nosotros, fue un día trágico en el que le abrieron la puerta de chiqueros al peligroso coronavirus. No tiró en aquel momento de la prudencia del gobernante ecuánime sino que se tiró al monte del populismo como adalid fanático de la progresía irresponsable acorde con la Ministra de Igualdad. Tampoco optó el 3 de junio en la tribuna por la contención del dirigente que gobierna para todos. “¡Viva el 8M!”. Una frase que retumba aún en los oídos de nuestra sociedad produciendo asombro e incredulidad entre la gente corriente. Vitorear una fecha que aparece como la explicación de causalidad de una mortandad de seres humanos es, cuando menos, un ataque a la decencia. Que venga, además, de la boca del presidente del Gobierno supone la constatación de una psicopatía en quien la ha pronunciado. ¿Se imaginan dar vítores a otras fechas como la del 29 de mayo de 1991 (atentado de ETA contra la casa cuartel de Vich, 10 muertos), o  la del 19 de junio de 1987 (atentado de ETA en Hipercor Barcelona, 21 muertos) o la del 11 de marzo de 2004 (atentado de Al Qaeda en los trenes de Madrid, 191 muertos)?. No se pueden dar vítores desde el Congreso y menos por el presidente del gobierno, a la muerte y a los muertos y menos todavía cuando la cifra, según el Instituto Nacional de Estadística, sobrepasa los 48.000, por ahora. Permitir y alentar concentraciones masivas a sabiendas del peligro de contagio que suponían es un atentado contra la salud pública.

No sabemos aún la cuantificación real de esta relación de causalidad entre las manifestaciones del 8M y los muertos por COVID-19 pero sí sabemos, el presidente celebrity también, que sí tuvo mucho que ver: algunos manifestantes del círculo del poder (tenían información privilegiada) llevaban mascarillas aquel día, otros se negaron a besarse en los saludos, Irene montero ha relacionado la baja asistencia de aquel día con el coronavirus. Se llama miedo. También, la titular del juzgado 51 de Madrid ha empezado a investigar, a partir de una denuncia, qué grado de correlación pudo existir entre la celebración masiva del 8M y los miles de fallecidos por COVID-19. Por lo tanto, esta relación causa-efecto jaleada por el presidente notoriety en el Congreso no es un bulo de la oposición como el gobierno frankenstein quiere hacernos ver porque, sin duda, fue un pistoletazo de salida de la COVID-19 que ha herido a mucha gente, a unos mortalmente y a otros, moralmente. La prueba de que cabalgamos es que ladran. Marlaska ha cesado a Pérez de los Cobos por no chivatearle qué decía la policía judicial en su informe a requerimiento de una juez. El número dos de la guardia civil, dimite. Varios coroneles se niegan a ser nombrados para el puesto del purgado. Y otra vez Sánchez –celebrity, notoriety, caradurity– desde la tribuna del Congreso sostiene al juez-ministro (más ministro que juez) aduciendo que el titular de interior ha querido limpiar a la guardia civil de “policía patriótica”. ¿Y cómo quiere usted que sea la guardia civil y la policía y el ejército, independentistas, jaleadores de Bildu, forofos de ERC, Junts x Cat o la CUP?. ¿NO cree, señor celebrity que también usted debería ser patriótico y todos sus ministros, incluyendo a los “marqueses de Galapagar”?. 

En todo esto hay un vicio de raíz en el acuerdo de la moción de censura y del posterior gobierno que lo envenena todo y corta -como se corta la mayonesa- la legitimidad de las relaciones y las decisiones. No es otro que haber pactado, no solo con no patriotas sino con sujetos que son, sin tapujos, hay que reconocerlo, enemigos de España. Es el quid de todo este carajal. 

Si al Sánchez celebrity le parece mal que la policía sea patriótica, a mí se me queda corto eso del gobierno frankenstein y creo que va siendo más apropiado hablar de un gobierno a lo Jack el Destripador: abriendo en canal al cuerpo más prestigioso de las fuerzas armadas, la guardia civil; abriendo en canal la unidad de España; abriendo en canal la paz conquistada en los últimos cuarenta años; abriendo en canal el respeto a las víctimas del terrorismo; abriendo en canal la legitimidad de la corona; abriendo en canal el sentido democrático de la acción de gobierno; abriendo en canal y reventando el sentido común de la gente corriente, pacífica, solidaria y buena.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *