Jordi Savall, un reconocido antiespañolista, inaugurará el Año Murillo junto a la Capella Real de Catalunya

El Año Murillo arranca el próximo 28 de noviembre, a las 20.30 horas, con un gran concierto de Jordi Savall en el Teatro de la Maestranza, uno de los violagambistas más reconocidos en todo el mundo, que ha creado para la ocasión un programa inspirado en la vida y el tiempo de Murillo que interpretará junto a la Capella Real de Catalunya y Hespèrion XXI.

La designación del músico para dirigir el concierto inaugural del Año Murillo, así como la orquesta, ha generado polémica en círculos culturales políticos, sociales y ciudadanos que están difundiendo en redes sociales y grupos de mensajería instantánea mensajes de protesta. Jordi Savall, es un reconocido antiespañolista que incluso rechazó en 2014 el Premio Nacional de Música por estar en desacuerdo con la política cultural del Gobierno español.

La grave situación que atraviesa la relación entre la comunidad autónoma de Cataluña con el resto de España ha llevado a situaciones nunca conocidas hasta el momento y las suspicacias se encuentran a flor de piel, pues numerosas personalidades del mundo de la cultura han llevado a posicionarse en el conflicto. Savall, en una reciente entrevista al diario francés L’Obs ha cargado contra el Estado español por su postura en el proceso independentista catalán, del que se muestra partidario, y ha puesto en duda que pueda silenciar la voluntad de millones de catalanes “por la fuerza”.

En la entrevista, el compositor  ha criticado duramente la postura del Gobierno en el conflicto, al punto de considerar que «la ideología franquista está detrás del conflicto y de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut refrendado por el pueblo catalán». En este sentido se ha mostrado comprensivo con el incumplimiento de las leyes. “Si siempre se hubieran respetado las leyes, los esclavos seguirían siendo esclavos, las mujeres no podrían votar, y los trabajadores no tendrían derechos”, asevera. » La única posibilidad que tenemos es tomar el camino más difícil, aunque no sea el que hubiéramos deseado tomar”, concluye.

Savall, reconocido internacionalmente por su capacidad de asomarse a las músicas históricas con una vocación de reinterpretarlas y, con ello, reinventarlas, explica: “Los artistas no vemos nunca la realidad tal cual es sino a través de nuestros prejuicios, de nuestra educación, de nuestra sensibilidad. Es importante que nos replanteemos la forma rompedora en la que se enfrentó a la realidad un genio como Murillo. Además, es vital que repensemos la imagen que tenemos de él, que ahondemos en su modernidad, en lo que fue capaz de trasmitir, en su sensibilidad tan propia del barroco. El Año Murillo es clave para que discutamos cómo mirar a este artista del siglo XVII desde los ojos del siglo XXI”.



4 Comments

  1. David M. dice:

    ¿Jordi Savall es un «reconocido antiespañolista»? Extraño «antiespañolista» es éste, que fundó un ensemble llamado «Hesperion» (que es el antiguo nombre griego de Hispania), que ha contribuido seguramente como ningún otro músico a recuperar el patrimonio musical hispano con una inmensa discografía, y que se ha pasado medio siglo divulgándolo a través de sus conciertos por los cinco continentes.

    Al leer el titular, cualquier melómano se preguntará si el autor del artículo tiene la más remota idea de quién es Jordi Savall y de lo que significa para la música española. Pero uno empieza a ver en seguida por dónde van los tiros cuando el autor nombra dos supuestos ejemplos del «antiespañolismo» de Savall: el hecho de que rechazó el Premio Nacional de Música, y la reciente entrevista al diario francés L’Obs.

    Pero, ¿és el rechazo del Premio Nacional de Música una muestra de antiespañolismo? Veamos la carta que envió Savall al ministro Wert rechazando el premio: http://www.diariodesevilla.es/mapademusicas/Texto-Jordi-Savall-ministro-Cultura_0_857914214.html
    En ella Savall acusa a Wert y a su ministerio del «dramático desinterés y de la grave incompetencia en la defensa y promoción del arte y de sus creadores […], así como de menospreciar a la inmensa mayoría de músicos que con grandes sacrificios dedican sus vidas a mantenerlo vivo.» Como consecuencia de la grave incompetencia de dicho ministerio, la inmensa mayoría de los españoles nunca ha podido «escuchar en vivo las sublimes músicas de Cristóbal de Morales, Francisco Guerrero o Tomás Luis de Victoria». Y no hace falta tener vista de lince para ver que Savall está completamente cargado de razón: aquí el verdadero antiespañol no es Savall, sino Wert!

    Y luego ya está la entrevista en L’Obs, publicada el 4 de octubre y realizada después del apaleamiento brutal de miles de catalanes (ancianas incluídas!) por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil durante el referendum del 1-O. Pues bien, Savall manifiesta que él no era independentista, y que se siente bien en cualquier lugar del mundo donde haya música. Y luego añade sobre la situación actual: «El gran problema en Cataluña es que sentimos que no tenemos lugar en España. Amo España, me siento bien en muchas partes de este país, amo la cultura española. Pero me gustaría ser reconocido y respetado. Y este no es el caso.»

    Ya sé que és muy fácil hacer la ecuación «Savall=independentista=antiespañol», pero resulta profundamente equivocado. Pero Savall ha demostrado sobradamente que no sólo ama España y la cultura española, sino que además hace por ella infinitamente más que todos los que se dedican últimamente a agitar banderas…

    Aquí los verdaderos antiespañolistas son los del «a por ellos», los que boycotean productos catalanes, los que quieren decidir qué idioma deben utilizar otros españoles, o los que amenazan al presidente catalán que puede «acabar como Companys», es decir, fusilado. Esos son los que rompen España. (Por cierto: yo también amo España, pero ante el extraño «patriotismo» que propaga el gobierno del PP, lo cierto es que me están entrando ganas de independizarme yo también… y no soy catalán.)

    Señor Pérez: Está usted en su perfecto derecho de estar en desacuerdo con la opinión de Savall, faltaría más. Pero tildar a Savall directamente de «antiespañolista» en el titular no sólo carece del más mínimo rigor periodístico, sino que además es completamente falso.

    • admin admin dice:

      Señor M. Está usted en su perfecto derecho a opinar sobre la noticia en cuestión, y hacerlo correctamente si bien usted desacredita una información rigurosa y objetiva con, efectivamente, una opinión, que es la suya. Mire usted se perfectamente quien es el señor Savall y lo que «ha hecho» por la música española, de la misma manera que se perfectamente lo que opina de España, de ahí esta información. Y a usted, estimado lector, también puedo adivinir por donde va cuando afirma » después del apaleamiento brutal de miles de catalanes (ancianas incluídas!) por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil durante el referendum del 1-O». Falso, absolutamente falso y tendencioso. Lo siento amigo M, no cuela.

    • David M. dice:

      ¿Niega usted las palizas del 1-O? También las negaba el señor Dastis en una entrevista para la BBC, calificando las imágenes de «fake news», y resultó que las imágenes las había grabado la propia BBC. La diferencia es que el señor Dastis es un propagandista de un partido fundado por franquistas, y usted se supone que es un periodista. Le aconsejo que contraste sus fuentes, señor Pérez.

      Respecto a su noticia, claro que puede reflejar usted la opinión de el señor Savall, ya que él mismo la ha hecho pública. Pero no sé qué le impide ajustarse a la realidad y escribir «Jordi Savall, un reconocido independentista», en lugar de colarnos el término «antiespañolista».

      Si empezamos a calificar a todos los independentistas como «antiespañolistas» y a todos los constitucionalistas como «anticatalanistas», vamos ciertamente por muy mal camino. Y más grave todavía es disfrazar semejante mensaje de «noticia rigurosa».

      De esta forma usted se dedica, en lugar de a informar, a alimentar la polémica en torno al señor Savall. Ya resulta curioso que usted hable de polémica en las redes sociales, pero que uno apenas encuentre un puñado de tuits al respecto (y la mayoría de ellos posteriores a su artículo!). Uno no sabe bien si está ante una noticia sobre una polémica, o ante el «pirómano» que trata de encenderla.

  2. David M. dice:

    …por cierto, aquí pueden ver lo que dice el señor Savall sobre Sevilla en una entrevista publicada hoy: «En materia de música antigua, Sevilla debería ser un ejemplo»
    http://www.diariodesevilla.es/ocio/materia-antigua-Sevilla-deberia-ejemplo_0_1194780601.html

    Qué «antiespañolista» tan extraño…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *