Entrevista al embajador José Antonio Yturriaga con motivo de la presentación en Sevilla de su libro “Cataluña vista desde fuera”

El embajador José Antonio Yturriaga (Granada, 1936) presenta en el Ateneo de Sevilla “Cataluña vista desde fuera”. Hoy viernes 27 de Septiembre a las 19.30 horas. Fue el primer delegado de la Facultad de Derecho elegido al margen del sindicato estudiantil único –SEU-, precisamente en una Universidad como la de Sevilla en la que el falangista y profesor Pedro Gamero del Castillo salvó de la purga al Rector Ramón Carande. La paradoja puede resultar un bucle que atrapa a España.

 

Sevillainfo (SI). Entre su primera vista a Barcelona en 1952 para asistir al congreso eucarístico internacional y las soflamas independentistas del Obispo de Solsona, ¿le otorga la razón a Oriol Trillas cuando afirma que al final del procés sólo quedarán los curas?

José Antonio Yturriaga (JAY). Se trata de un comentario ocurrente de Oriol Trillas, que tiene algo de verdad en el fondo. La Iglesia catalana es heredera del catolicismo conservador y retrogrado del tradicionalismo. No es universal, sino parroquiana y excluyente de los no nacionalistas. Basta contemplar el mapa de Cataluña para comprobar que las comarcas más separatistas coinciden con las que estuvieron más influenciadas por el carlismo. Los cristianos de base son nacionalistas, cuando no separatistas y, de la jerarquía, 9 prelados son nacionalistas y 5 abiertamente separatistas.

(SI). En su libro cita varias veces el Informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe en el que colegios católicos como los carmelitas de la Fundación Vedruna se leyó un comunicado criminalizando a la policía tras el 1-O ¿cómo digiere esto aquel joven locutor de la jesuítica Radio Vida?

JAY. Muchos religiosos – encuadrados en la Unió Religiosa de Cataluña- apoyan la propagación del secesionismo y participaron muy activamente en la organización y celebración del referéndum del 1-0. Han criticado sin matices la “represión” de las fuerzas nacionales de seguridad durante el 1-0 y condenado el encarcelamiento y el “exilio” de sus autores.

(S.I). ¿Es exagerado equiparar a personas como Ana Losada o Pepe Domingo en su lucha contra la inmersión lingüística a las luchas de madres y padres coraje en los barrios marginales protegiendo a sus hijos?

JAY. Hay que ser realmente un héroe para enfrentarse al muro establecido por la Generalitat de inmersión, adoctrinamiento y preterición del castellano. España es el único país del mundo en que los niños no pueden ser escolarizados en su lengua materna, que es la lengua oficial del Estado y co-oficial en la Comunidad. Aunque los bravos que osan recurrir a los tribunales obtengan pronunciamientos favorables, las sentencias no tienen valor general ni crean jurisprudencia, siendo tan solo aplicables al caso en cuestión. Aún así, las escuelas no las cumplen y los recurrentes sufren encima la exclusión social. 

(S.I). Que la gravedad del Programa 2000 publicado en prensa en 1990 pasase tan inadvertida ¿fue por irresponsabilidad de la clase política o porque nadie quiso gritar que el rey estaba desnudo?

JAY. Hay que reconocer que Pujol – el gran artífice de la “construcción nacional” y autor del Programa 2000 no engaño a nadie, pues declaró sus intenciones desde que accedió al Govern en 1980. Ocurrió que los distintos Gobiernos españoles – desde los de UCD a los del PSOE, pasando por los del PP- necesitaron los votos de los partidos nacionalistas para poder gobernar cuando carecían de mayoría absoluta y estos, en contrapartida, recibían la transferencia de amplias competencias estatales y gozaban de impunidad cuando incumplían de forma sistemática las leyes y las sentencias de los tribunales.

(S.I). El primer éxito de las “fake news” separatistas llegó con el vídeo de Omnium Cultural, ¡Help Catalonia, Save Europe! ¿estaba la diplomacia española preparada para contrarrestar el relato o no respondió por complejo?

JAY. El vídeo “Help Catalonia” – pleno de mentiras y falacias- fue uno más de los muchos instrumentos que la eficiente “agitprop” separatista utilizo con eficacia. La diplomacia cumplió con éxito el mandato del Gobierno de impedir que ningún Estado reconociera la independencia de Cataluña, pero no se le encomendó la tarea de contrarrestar el relato del separatismo ante la opinión pública internacional, que era responsabilidad de la Secretaria de Estado de Comunicación. En este tema, el Gobierno de Rajoy fracasó estrepitosamente y la propaganda independentista causó un profundo impacto en los principales medios de comunicación, que mostraron su simpatía hacia la “oprimida” Cataluña durante los acontecimientos del 1-0.

(S.I). En 2017 y con el golpe secesionista en ciernes comienza a promover o participar en una particular respuesta de embajadores españoles jubilados enviando cartas y escritos públicos al embajador alemán, al embajador belga, al presidente de la Comisión Europea ¿Cuántas veces lo ha llamado el Ministerio de Asuntos exteriores para contar con su experiencia?

JAY. Ninguna. Aunque recibí un correo del Ministro Borrel en el que me daba las gracias por una de mis intervenciones y hasta se mostró dispuesto a presentar mi libro en la Escuela Diplomática, el libro no ha caído bien en el actual Ministerio de Asuntos Exteriores – especialmente en la Secretaria de Estado de España Global-, por estimar que era demasiado crítico con la actuación del Gobierno de Pedro Sánchez. Por ello se ha negado a que fuera distribuido a las Embajadas y los Consulados.

(S.I). Usted sostiene que la actuación de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein denegando la extradición raya la prevaricación ¿También es de los que piensa que debe revisarse la regulación de la Euro Orden?

JAY. Creo efectivamente que los magistrados de la Audiencia de Schleswig-Holstein han prevaricado, porque en un país cuya Constitución prohíbe los partidos independentistas, cuyo Tribunal Constitucional ha prohibido la celebración en Baviera de un referéndum de autodeterminación y cuyos tribunales condenaron a unos ecologistas que ocuparon con violencia el aeropuerto de Francfort, unos jueces no pueden decir que la conducta de Puigdemont no era punible en Alemania.

(S.I). ¿Cuál es la solución, si la tiene, del “problema catalán” y, por extensión, del auge nacionalista en otras regiones españolas?  

JAY. El problema catalán es sumamente delicado y difícil de resolver, y yo no dispongo de una varita mágica, pero estimo que es esencial para tratar de solucionar que se reconstituya el orden constitucional, se restablezca la convivencia en la sociedad catalana y la Generalitat deje de discriminar a los catalanes constitucionalistas, y que se regrese al “statu quo ante”, que no le ha ido nada mal a Cataluña. Ello no quiere decir que haya que adoptar una posición inmovilista, sino que habrá que introducir en la Constitución, el Estatuto y las leyes, las modificaciones que sean necesarias, razonables y viables. Por otra parte, se debería hacer frente a la deriva del separatismo de imponer el inexistente modelo de los “Países Catalanes”, y luchar contra la imposición del catalán en las Baleares y en la Comunidad Valenciana, de la que son responsables los Gobiernos de coalición  del PSOE en ambas Comunidades. 

(S.I). ¿Cuántas generaciones costaría revertir este proceso y tomando qué medidas urgentes, según usted?

JAY. Se necesitara más de una generación para revertir el proceso de lavado de cerebro de los escolares y de adoctrinamiento antiespañol que se está realizando con la inmersión en Cataluña. El bilingüismo mayoritario en la Comunidad es un factor positivo y la encomiable promoción de la lengua y la cultura catalanas puede realizarse sin atentar contra la lengua y la cultura españolas. 

(S.I). ¿La solución pasa por solucionar antes el asunto lingüístico (acabar con la inmersión) y el educativo, con una homogeneización de los libros de texto para toda España? ¿Bastaría, a su parecer, con la recuperación de algunas competencias, en particular la educativa, por el Estado, o habría que liquidar el Estado autonómico?

JAY. No creo que sea necesaria la devolución al Estado de las competencias cedidas a las Comunidades Autónomas en materia de educación., ni mucho menos liquidar el Estado de las Autonomías, lo que sería absurdo e inviable. Sin necesidad de modificar nada, bastaría que el Gobierno central ejerciera las amplias competencias que sigue teniendo, especialmente a través de la Inspección Nacional, a la que hay que dotar de personal y medios materiales. El Gobierrno tiene que establecer unos mínimos educativos comunes a todo el Estado, así como poner coto a la grotesca situación a que se ha llegado con los textos escolares, en los que se ha llegado a afirmar, por ejemplo, que el Ebro es uno de los ríos más cortos de España, porque nace en el límite entre Aragón y Cataluña, o que el Don Quijote de Miquel de Cervantes no es de la Mancha, sino del Maresme.

(S.I). Su libro arranca con un prólogo de la catedrática de Derecho Constitucional Teresa Freixes con la que coincide en el influyente Foro de Profesores. ¿Cree que a los intelectuales españoles les ha pasado como a los independentistas erasmus que han tenido que salir fuera para reencontrarse afectivamente con sus compatriotas para ponerse a defender todo cuando nos une?

JAY. Es evidente que la perspectiva desde fuera es más lúcida que desde dentro, por eso de que los árboles a veces no dejan ver el bosque. La reacción inicial desde fuera contra la estrategia separatista en Cataluña se produjo en Bruselas, cuando un grupo de funcionarios españoles de la Comisión Europea escribieron una carta al Presidente Jüncker para protestar por el hecho de que la Comisión estuvo a punto de intervenir para mediar entre los Gobiernos de España y de Cataluña  a raíz de los incidentes del 1-0. De ahí procede la creación espontanea e informal del Foro de Profesores. 

“Cataluña vista desde fuera”




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *