J. Mª Garzón: “Si el sector del toro está fuerte no hay que preocuparse por los antitaurinos”
“Una corrida covid aumenta el gasto entre un 20 y un 22 por ciento”. Entrevista al empresario de Lances de Futuro (I)

José María Garzón, empresario y hombre de moda en el mundo del toro, tiene claro que una de las muchas cosas en las que debe evolucionar la empresa taurina es en el marketing. Y predica con el ejemplo. A lo largo de las dos horas de charla (hay que agradecerle la paciencia) no deja de pronunciar eslóganes, alguno de ellos conocido ya por otras entrevistas: “soy el apoderado del público”, “estoy aquí por mi afición” o “la queja es la defensa de los cobardes”.

Durante la charla recibe la noticia de que la llamativa composición artística que ilustra el cartel de Morón de la Frontera ha sido filtrada a un medio de comunicación escrito de la ciudad, algo que no le provoca el más mínimo quebranto…

Satisfecho con el resultado de la feria de Córdoba -a pesar de un déficit económico que se toma como “inversión”- y muy ilusionado con la respuesta de público y medios a la corrida del día 18 en Morón, se le ve seguro y con ganas de seguir agitando el anquilosado mundo del toro.

Lo del El Puerto de la temporada 2020 pasó de ser un quebradero de cabeza a una bandera de su forma de hacer las cosas.

 

– ¿Qué le dolió más en lo de El Puerto, las mentiras de los antitaurinos o la actitud de sus “compañeros” empresarios?

– Mucho más lo del gremio. No me preocupan los antitaurinos. Si el sector está fuerte no debemos preocuparnos. Si nosotros estamos con ilusión y afición los antitaurinos no tienen nada que hacer.

– Al final salió triunfante y se creó una buena imagen pública. Aunque sólo fuera por esto último ¿mereció la pena?

– No. De ninguna manera. Lo pasé muy mal. Y mi familia lo pasó muy mal. Y eso no se olvida.

– ¿Cómo se planifica una temporada sabiendo que habrá limitaciones tremendas de público?

– Verá, el 15 de marzo de 2020, un día después de decretarse el estado de alarma, pensé que había que dar toros como fuera. Con unos mínimos, claro, no con cien personas. Pues el 18 de octubre me dije lo mismo. Hay incertidumbre, pero hay que dar toros.

– ¿Cómo se torea a la incertidumbre?

– Con cuatro planes: A, B, C y D. En Córdoba fue el C. Mi responsabilidad como empresario -recuerdo que una empresa está para ganar dinero- es el equilibrio entre la viabilidad del espectáculo, la salud y la imagen que proyectamos. Y así seguimos.

– No se está pagando lo que se pagaba antes de la pandemia ¿quién ha puesto más problemas? ¿Toreros o ganaderos?

– No puedo generalizar. Los casos son individuales. Los toreros están dispuestos y los ganaderos también. Y yo he bajado los precios de las entradas en mis plazas. Sí tengo que decir que no se me ha quedado ningún torero fuera por ese motivo.

– ¿Le costó mucho trabajo juntar en el mismo cartel a Aguado y a Roca Rey?

– En las negociaciones no he tenido ningún problema de ningún tipo. Puede que exista algo de tensión entre ellos por la rivalidad, pero no influyó a la hora de sentarnos a hablar.

– Es que parece que han pasado de un extremo al otro, de no querer verse a juntarse muchas veces. ¿Marketing?

– Eso yo no lo sé. (Mientras, se encoge de hombros y, pese a la mascarilla, se le aprecia una sonrisa…)

– ¿Ha ganado dinero en Córdoba?

– La feria ha sido deficitaria. Pero no es momento de ganar dinero, es momento de invertir. Hay que tener en cuenta que la infraestructura de las corridas covid incrementa el gasto entre un 20 y un 22 por ciento: El gel, personal auxiliar para atender y controlar al público, las pegatinas en los asientos…

 

Echa mano de un completísimo dossier de empresa donde se muestra el plan de contingencia y da cuenta de todas las medidas extraordinarias tomadas. Y finaliza, orgulloso: “Esto no no lo hace nadie. Sólo nosotros. Y en plazas de primera, segunda y tercera”.

 

– Sigamos con Córdoba…

– Si en Córdoba me llegan a dejar 7.000 entradas sí habría ganado dinero. Pero tengo la esperanza de que, por el avance positivo de la situación, se vaya a ganar dinero dentro de poco.

– ¿Dónde puede estar el punto de inflexión?

– En el verano. De ahí en adelante. Y te avanzo que en Córdoba habrá más festejos. No sé si será el 12 de octubre o en otras fechas, pero la temporada en Córdoba no ha terminado.

– ¿Cómo surge el cartel de Morón?

– Yo quería hacer algo en junio en Morón. Vi como se desarrollaba el comienzo de temporada y pensé ¿por qué no? Nos pusimos de acuerdo pronto. Es un cartel muy bonito y ha tenido más repercusión de lo que esperaba. La verdad es que estoy emocionado, porque si haces cosas y resulta que te llega que a todo el mundo le ha gustado, pues es para estar contento.

 

Llevamos unas dos horas de entrevista entre el on y el off the record. El teléfono de José María Garzón no deja de sonar y tal vez sea mejor parar aquí. Pero antes…

 

– La empresa taurina no tiene nada que ver con el concepto general de empresa ¿Por qué?

– Yo siempre he tenido claro que, sin perder la esencia, hay que modernizar las cosas en el mundo del toro. Hay que hacer un gran trabajo de marketing, saber contar cómo es la tauromaquia. Saber cómo llegar a la gente joven. Una empresa de cualquier ámbito tiene una estructura base, una estructura empresarial que aún no ha llegado al mundo del toro. En el fútbol tenemos ejemplos de clubes que se han transformado creando una estructura de empresa moderna de la que carecían y ahora son un ejemplo. Yo tengo un equipo de trabajo que no viene del mundo del toro, viene del mundo de la empresa.

 

¿Que no hemos hablado de Sevilla? Claro que sí, aunque ha costado trabajo

Pero eso será en la próxima entrega.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *