Adolfo González Montes

13 marzo, 2018

Último adiós a Gabriel, «cuya muerte le acerca de manera muy especial a Cristo», señala el obispo

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha afirmado que Gabriel Cruz era "un niño alegre y bonito, un niño sonriente que nos tenía a todos cautivados", y ha asegurado que su "muerte sin sentido" pone de manifiesto la "situación enferma" del corazón humano y "de nuestra condición pecadora"