Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil tienen previsto concentrarse este sábado, 3 de febrero, frente a la sede del Parlamento andaluz en lo que será el inicio de una “maratón” de actos en cada provincia para pedir la equiparación salarial entre estos dos cuerpos y las policías autonómicas, cuya diferencia puede estar en “unos 700 euros brutos mensuales”.

Esta manifestación, convocada a las 12,00 horas por la plataforma de Justicia Salarial de Policías y Guardias Civiles (Jusapol), tendrá lugar tras las celebradas desde octubre en Madrid y Barcelona y que ha llegado a reunir a unos 160.000 agentes, como fue el caso de la concentración celebrada en la Ciudad Condal.

Precisamente este viernes el Parlamento de Andalucía ha emitido una declaración institucional en la que reclama al Gobierno central la adopción de cuantas medidas sean necesarias para alcanzar la equiparación salarial. Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reclamado al Gobierno central la equiparación salarial a través de un decreto “urgente e inmediato” en el caso de que no vaya a haber Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018.


El colectivo de policías y guardias civiles  recuerda que “llevan 30 años peleando” por la equiparación. “Hemos tenidos muchas promesas y todas se quedan en aguas de borrajas”. Así, ha recordado las negociaciones previas a los Juegos Olímpicos de Barcelona con el ministro José Luis Corcuera o las promesas electorales de Mariano Rajoy en 2009.”Son tantas veces que nos han prometido y nos han dejado con la cara expectante, que hasta que no lo veamos cumplido, no vamos a parar”, ha asegurado, al tiempo que ha rechazado que “dos personas que hacen el mismo trabajo con las mismas funciones cobren diferente”.  La diferencia salarial entre los agentes autonómicos y los pertenecientes al CNP o Guardia Civil puede estar “entre 600 y 700 euros brutos mensuales”.