El juez Serrano ha colgado la toga. Regresa a su despacho de abogados de Sevilla donde tiene previsto incorporarse la próxima semana. Durante más de un mes ha estado al frente de un juzgado de familia de Cataluña de donde viene gratamente impresionado por su legislación especial relacionada con la familia, pero también preocupado por su fractura social. Francisco Serrano cierra un doloroso proceso de casi ocho años en el que la Justicia, y el tiempo, han puesto las cosas en su sitio

Francisco Serrano regresa en el AVE a Sevilla tras despedirse de los funcionarios del Juzgado de Familia de Badalona, de sus amigos catalanes e incluso de admiradores incondicionales que constituyeron en su momento un club de fans como si de una estrella del rock se tratase. El juez Serrano ha protagonizado uno de los casos más mediáticos protagonizados, muy a su pesar, por un juez en España. Condenado en su día por modificar el régimen de visitas de un niño para que pudiera salir en una cofradía sevillana de Semana Santa y expulsado de la carrera judicial, Serrano recuperó la toga después de que el Tribunal Supremo corrigiera los muchos despropósitos cometidos contra este profesional de la Justicia. El juez Serrano, rehabilitado en su condición de Magistrado, ha estado al frente de un juzgado catalán durante poco más de un mes, ha solicitado la excedencia y regresa al despacho profesional que, con notable éxito, fundó en Sevilla. Allí le esperan sus compañeros. En su casa, su mujer y sus dos hijas. Mientras no pierde de vista los acontecimientos políticos que se suceden en Madrid consultando medios y hablando con amigos, Francisco Serrano, atiende a Sevillainfo.

P.- ¿ Por qué ha decidido pedir excedencia después de haber recuperado la toga de Magistrado?

R.- Mi mayor ilusión, por lo que llevo luchando casi ocho años, era recuperar mi condición de Magistrado, condición que me fue injustamente arrebatada por motivos ideológicos y políticos. Pero ha pasado demasiado tiempo, años en el que me he reinventado profesionalmente y lo que es más importante, me han nombrado Magistrado de familia en Badalona a más 1000 kms de mi familia. Me ha encantado volver a ejercer en un juzgado de familia, lo que es mi vocación, pero ahora mi vida, mi familia,está en Sevilla a donde regreso. Mi mujer, mis hijas y mi despacho de abogados esperan mi regreso con todos los honores y la dignidad recuperada.

P.- ¿ Qué balance hace de este mes largo al frente del juzgado de Familia de Badalona?


R.- Ha sido una  experiencia  muy satisfactoria. Me he ido llorando, pues mi vocación es la Judicatura, y creo que he dejado un buen recuerdo. Solo han sido 40 días pero los funcionarios  también pienso que me van a recordar con el mismo cariño. Me he puesto la toga, he celebrado juicios y dictado sentencias. Ahora me voy como Magistrado excedente: objetivo en mi vida cumplido. El balance no puede ser más positivo.

P. Se marcha de la Judicatura por decisión propia después de un largo periodo fuera de ella y regresa al despacho de abogados que usted decidió fundar  ¿ Se cierra así el proceso judicial en el que se ha visto envuelto durante estos años?

R.- En parte sí . Se cierra el capítulo por el que aquellos que desearon mi ruina profesional han fracasado en sus objetivos. He regresado por la puerta grande a un juzgado de familia, como era mi deseo. Ahora soy yo quien decide voluntariamente colgar provisionalmente la toga de Magistrado y pedir la excedencia. Pero todavía tengo que reclamar por los cinco años que he estado  indebidamente inhabilitado, una indemnización importante, y además queda pendiente el recurso a Estrasburgo por la condena a dos años de inhabilitación culposa que se cumplieron en Agosto 2013. De ganarse ese recurso nunca debería haber abandonado mi juzgado de familia de Sevilla.

El juez Serrano ha estado cuarenta días al frente del Juzgado de Familia de Badalona.

El juez Serrano ha estado cuarenta días al frente del Juzgado de Familia de Badalona.

 P.- Ha tenido oportunidad de estar al frente de un juzgado en Cataluña durante un breve periodo de tiempo. ¿ Suficiente como para pulsar el ambiente social en aquella comunidad autónoma? ¿ Qué impresión se trae sobre la realidad catalana?

R.-Una sociedad fracturada por culpa de la intransigencia fanática de quienes han  aprovechado para dividir a través del control de la educación y en un momento en el que en España se vive en el limbo del relativismo moral. No me he querido meter en asuntos de debate político. Vine para cumplir mi deber de servir a la Justicia y me voy con la satisfacción del deber  cumplido. La acogida que he tenido en Cataluña ha sido maravillosa. Muchos catalanes no es justo que reciban el trato degradante que están sufriendo por considerar esta bendita tierra como parte de España.

P.-  Está siendo la Justicia, precisamente, la que está intentado que se apliquen las leyes en Cataluña por la dejación de funciones de muchos políticos, y no son pocos los partidos e instituciones que paradójicamente arremeten contra los jueces precisamente por cumplir con su obligación… 

R.- Es que esa es precisamente la función que debe asumir la Justicia a través de jueces independientes, que por supuesto no deben recibir presiones por hacer su trabajo. Por desgracia me consta que esas presiones existen.

P.- En las últimas fechas se están produciendo un volumen de críticas hacia los jueces que no habíamos oído con anterioridad. No sólo en Cataluña, también contra los jueces que han firmado la sentencia contra “La Manada”, incluido el propio ministro de Justicia, ya en funciones, y hasta los jueces de la sentencia del Caso Gürtel han sido abiertamente criticados ¿ Que está ocurriendo?

R.- Pues lo que llevo diciendo desde hace años: la Justicia lleva años intentando que sea sometida al poder político y a la dictadura de lo políticamente correcto. Con ello la Justicia queda polarizada y contaminada, pierde su sentido al quedar mediatizada a grupos de presión mediática y lobbys ideológicos. La dictadura de género, ya escribí un libro al respecto, constituye la mayor amenaza contra la Justicia y la Igualdad. Lo peor es que es que en ese juego entre hasta el propio Ministro de Justicia, que ahora creo estará buscando nuevo trabajo.

P.- Como consecuencia de estas y otras sentencias, hay un debate abierto sobre la reforma del Código Penal y de la propia Constitución. ¿ Que puede ocurrir ahora con un gobierno apoyado por formaciones independentistas, entre ellas una que ha respaldado abiertamente el terrorismo?

R.- Pobre Espańa. Vendida al mejor  postor y ofrecida en sacrificio a quienes están empeñados  en su destrucción. Corrupción, torpeza, inmoralidad, deslealtad, cobardía y ambición desmedida son los ingredientes de esta nueva receta de traición que algunos siguen llamando Democracia. Los presagios, por tanto, con ese caldo de cultivo no se me antojan nada halagüeños.

 P.- Regresa usted a Sevilla, tras colgar la toga, al frente de su despacho Serrano Abogados. ¿Que espera de esta nueva etapa profesional que ahora recupera?

R.- Espero reencontrarme con la libertad de poder seguir defendiendo los valores y principios por los que siempre me he regido. Espero seguir defendiendo la verdadera Justicia y la Igualdad, denunciando la hipocresía de los oportunistas que se lucran a costa de la mentira, la falsedad y el fanatismo.

P.-  Usted ha dedicado buena parte de su carrera como juez, al derecho de familia. Imagino que como abogado seguirá dedicado a ello…

R.- En mi despacho se llevan muchos  asuntos de familia pero desde hace un tiempo nos hemos abierto y conocemos de todo tipo de asuntos. Hay especialistas en todas las materias de Derecho.

P.-  ¿ Necesitan las leyes relacionadas con la familia una revisión?

R.-  Desde luego y ahora que regreso de un Juzgado de familia de Cataluña , he de decir que deberíamos aprender mucho de su legislación especial, empezando por fomentar la prioridad  del modelo de custodia compartida como el mejor sistema de corresponsabilidad parental tras la ruptura de convivencia de los progenitores.