Citar a José Manuel Soto en La Plaza de España de Sevilla para una entrevista no es casualidad. Preciosa plaza donde la unidad de España se va reflejando a lo largo de sus azulejos que recorren nombre tras nombre nuestra geografía. Con su Twitter por delante, olvido por un rato al artista y comienzo mis preguntas.
¿Qué motivos le llevan a sacar a la luz sus opiniones políticas?
– Quizá sea cosa de los años. A mí siempre me ha gustado opinar, de toda la vida. Ahora las redes sociales te dan la oportunidad de ello y que te siga gente, que te lean. Unos de acuerdo y otros no. Me gusta mojarme. La situación en nuestro país está  como está, muy complicada, todo son polémicas. Las personas con cierta trascendencia social, gente conocida, tenemos la responsabilidad de decir nuestra opinión. Para mí sería muy cómodo callarme y darlo todo por bueno, como hacen la mayoría de los artistas, deportistas… La gente popular lo que hace es no meterse en líos. Lo veo como una responsabilidad. Muchas personas me siguen, cada vez más, por ello no me corto y no me callo. Es una segunda faceta dentro de mi profesión, llamémoslo así, influencer entre comillas. Mojarme en asuntos en los que siempre lo he hecho. Política, música, toros, fútbol… Lo que ocurre es que ahora la política lo impregna todo. Estamos viviendo momentos muy complicados.
¿Le ha repercutido económicamente en sus conciertos, sus giras…?
– Pues sí. Pero probablemente la gente que me está criticando son los que nunca han ido a un concierto mío, la mayoría. Ni irán. También hay gente que me está aplaudiendo y está de acuerdo con mi postura. Algunos de ellos me descubren ahora, personas que artísticamente no me habían echado ninguna cuenta. Yo no hago estas cosas por conseguir una repercusión, hago estas cosas porque creo que hay que hacerlas, mojarse. Hasta el día de hoy ha sido positivo. Quiero decir, este año he trabajado más que nunca, porque tengo mas presencia en los medios, las televisiones me llaman para opinar también sobre temas de la actualidad. ¿Que habrá gente que esté en contra y no quiera ni verme? Esos no me veían antes, lo tengo claro.

¿Le han amenazado alguna vez con algún correo, un privado, una carta…?
– Cartas no, ya nadie escribe cartas. A los carteros, pobres, los esperábamos siempre con ganas porque te traían la carta de una novia, de un amigo… Ahora solo traen cartas de los bancos, de Hacienda o de la DGT. Pero sí, algún mensaje de Facebook o Twitter amenazante siempre hay. Hay mucho loco suelto. En las redes sociales se expresan con total libertad.

¿Tiene miedo?
– Hombre, no. Una vez he tenido que hablar con la policía porque eran amenazas un poco desagradables, hablando de la familia. Pero en general no me asusta. De todas formas el tema mas controvertido está en Cataluña, yo vivo en Sevilla y desde aquí es mas fácil hablar. Me causa mucho respeto la gente que vive allí, son los que tienen mérito de verdad. Los que están viviendo la situación complicada, los señalados, los perseguidos socialmente. Algunos lo pasan mal de verdad enfrentándose a aquello. Eso sí que tiene mérito. Opinar desde Sevilla tiene un mérito relativo. Aunque a mí no me da miedo y hasta ahora no me ha perjudicado.

¿Cuántas veces ha cantado en Cataluña?
– Bastantes. Ahora llevo unos años que menos. Hay una colonia andaluza tremenda. Tienen un líder mediático muy importante, Justo Molinero. Dirige varias emisoras de radio, un hombre muy fuerte y que siempre ha apoyado mucho a los artistas de Andalucía al ser andaluz. Pero desde hace unos años la política lo tiene todo envenenado y es muy difícil. Solo espero poder seguir trabajando allá el futuro.
¿Está de acuerdo con lo que está haciendo Rajoy en estos momentos?
– Estoy de acuerdo al cien por cien. Rajoy es un genio, un tío que aparentemente sin mover un dedo se ha ido cargando a todos sus enemigos tanto de dentro como de fuera del partido. Y esta historia de Cataluña tambien la va a ganar. Van a terminar peleados todos los independentistas entre ellos. Rajoy ha conseguido ya que le apoye el PSOE, Ciudadanos… Ha conseguido que el resto de España reaccione en favor del Rey, de la Constitución, de la bandera… Esta reacción es una maravilla. Rajoy mueve los hilos a su forma, es un hombre muy flemático, sigiloso, prudente, con mucha retranca… Lo está haciendo de una manera inmejorable. Si Rajoy hubiera aplicado el 155 desde primera hora, como reclamaban desde Ciudadanos e incluso el PSOE, Felipe, Alfonso Guerra… seguramente hubiera incendiado aquello. Hubiera habido mucha mas represión y la imagen exterior hubiera sido mas complicada de defender. Está haciendo las cosas con una visión amplia y distante de las cosas. Muy inteligente. Hay una sociedad fracturada al cincuenta por ciento practicamente. Familias enfrentadas, pandillas de amigos también enfrentadas. Aquello no tiene arreglo pero, desde el punto de vista institucional, lo esta arreglando de la mejor manera que se puede hacer, que es con inteligencia y con tacto.
El calificativo de “facha” abunda en su Twitter aunque, por mis conocimientos, en su juventud su actitud era más bien “progre”, avanzado.
– Siempre estaba peleado con mis hermanos, con mis amigos… era muy progre. No sé si es la palabra; pero era rebelde, rebeldón. He sido votante de Felipe González toda la vida, como lo éramos aquí muchísima gente. Fuí votante de Suárez también. He ido evolucionando. Ahora mi situación personal, las preocupaciones cuando uno es padre te hacen ver las cosas de otra manera. No creo que yo sea facha ni mucho menos, pero tengo unas convicciones que no quiero que las pisoteen. Los que creemos en España estamos viendo que se nos está pisoteando. No solamente desde Cataluña, esto viene ya desde hace tiempo con Podemos y el ascenso de una clase política revolucionaria que quiere incendiarlo todo. Y no hay que incendiarlo porque es una maravilla. Estamos en el mejor país que hay en el mundo, con una diferencia abismal. Un país que reune calidad de vida, buen clima, ciudades maravillosas, un patrimonio histórico fantástico, cultura, gastronomía… todo lo que hace falta para vivir felizmente. Esto no se puede destruir así como así. Siglos de convivencia de todos los españoles, incluida Cataluña. España ha sembrado el mundo de cultura, creó universidades en America 200 años antes de que existieran en EEUU. Creo en España firmemente. Mis hijos ya son personas mayores y se están encontrando un país incendiado por todas partes. Sabe Dios la vida que les espera. Comprendo que en los años de crisis haya habido una reacción en contra de la corrupción y pidiendo más oportunidades. Ha sido una crisis muy dura, pero los políticos que salen de esa historia lo que hacen es aprovechar el descontento de la gente para hacer una revolución bolivariana que no tiene ni pies ni cabeza.
¿Ha pensado alguna vez dedicarse a la política, Alcalde de Sevilla…? 
– En principio no. Prefiero cantar. La política es dura, ser alcalde de una ciudad como Sevilla no tiene ni sábados ni domingos, una dedicación exclusiva. Debe ser bonito porque representas a tu ciudad, pero duro. Si en Sevilla hubiera un alcalde tipo Kichi puede que lo pensara. Pero ya tenemos un alcalde que es estupendo, un hombre dialogante, trabajador, honrado, cercano… y además, amigo mío. Tampoco nadie me ha pedido dedicarme a ella. Si viera que Sevilla deriva en un desastre como ocurre en muchas ciudades de España como Zaragoza, La Coruña, Barcelona… pues posiblemente me lo pensaría. Prefiero cantar. Salir en un teatro con tus músicos, tu público, es una sensación maravillosa.
¿Qué le diría a Puigdemont?
– Que están cometiendo un error gravísimo, un crimen. El peor crimen que puede cometer un gobernante es enfrentar a la gente. Los gobernantes están para arreglar las cosas, no para crear nuevos problemas. En Cataluña han creado un problema, se han cargado la convivencia. Han dinamitado la sociedad. Allí no había problemas ni lingüísticos ni identitarios. Había un 15% de la población que era independentista, algo testimonial. Esto viene de lejos y con la crisis la gente esta enfadada y los políticos aprovechan el enfado y echar la gente a la calle. ¿Por qué calientan a la gente? Es lo que han hecho los dictadores de toda la historia para tapar sus vergüenzas. Cataluña es la comunidad mas corrupta de España, que ya es decir. Los calientan para que se olviden de esto y algunos de ellos hasta para huir de la cárcel porque tienen la justicia pisándoles los talones. Quieren un estado independiente porque así harían borrón y cuenta nueva.
También hay corrupción en los demás partidos políticos, ¿Qué opina?
– En todos los partidos donde hay poder acumulado durante mucho tiempo hay corrupción, eso es ley de vida. Los seres humanos somos frágiles y facilones cuando el dinero pasa por delante. No defiendo ninguna corrupción. Pero agitar a las masas para tapar eso es una estrategia muy peligrosa. ¿Y ahora qué? ¿Cómo se arregla esto? ¿Con un referéndum? Con un referéndum lo que se consigue es dividir a la gente todavía más.
¿Qué le diría a Pablo Iglesias?
– Creo que Podemos fue un invento de Chávez, un tío muy listo. Se dio cuenta de que en España había un caldo de cultivo perfecto para exportar la revolución bolivariana y estos, que eran unos chavales muy combativos en la universidad, gente preparada al abrigo de las nuevas televisiones (la sexta, cuatro…) aprovecharon el momento de cabreo general y cogieron su sitio. Pero realmente no han aportado nada a la política. Solo escraches, movidas, camisetas en el parlamento, soluciones prácticas creo que nada. Hay gente buena en Podemos también, gente honrada y con gana, sobre todo en sus votantes. Pero su jerarquía no me gusta. La revolución, la lucha de clases. Es algo muy antiguo y muy fracasado. Algo que ha traído muchísimo sufrimiento a la humanidad. Hoy día esas políticas están en Venezuela, Cuba… y ha sido un desastre.
¿Quién cree que debería tomar las riendas en Cataluña? ¿Quién asumir la presidencia?
– Soy ferviente admirador de Inés Arrimadas, es super valiente, joven, muy guapa, con una imagen fantástica. Tiene un aplomo y una firmeza que en estos momentos no es fácil, está sola contra todos los demás como jefa de la oposición. Tiene mucho mérito en un parlamento como el catalán, en el que se pisotea todo. Si la apoyaran los demás partidos recuperaría mucho del cariño y la admiración del resto de España a Cataluña, algo que se ha perdido. España está harta de que se nos menosprecie, de esta demagogia de que les robamos. Un victimismo que ha sembrado el nacionalismo catalán. Se han basado en la xenofobia y en “España nos roba”. Nos tratan como un país opresor. Esas son las dos patas del nacionalismo. Ahora es muy difícil de arreglar y creo que ella lo conseguiría. Una mujer de Jerez de la Frontera que forma parte de una Cataluña abierta, dialogante, europea y culta.