Una final por todo lo alto para el Sevilla

Terminar una temporada en la que se ha luchado por no bajar a segunda con una final europea es algo impensable para los expertos en apuestas deportivas online, pero capaz de reconciliar a cualquier afición con su club. Eso es lo que hoy están viviendo los sevillistas a los que les quedan solo días para la gran cita del año en Budapest.

Un camino demasiado espinoso

La temporada del Sevilla es de esas que cortan el aliento del aficionado medio. El equipo blanquirrojo comenzó el año en la Champions enfrentándose a equipos como el City de Pep Guardiola y en pocas semanas se vio metido de lleno en la lucha por no bajar a segunda.
Durante algunos meses, los hispalenses parecían un equipo derrotado. Despedido Lopetegui, la llegada de Sampaoli no hizo más que agravar los problemas de un equipo que iba cogiendo un aspecto bastante preocupante.

Al menos así fue hasta marzo. Entonces llegó la luz proceden del País Vasco en forma de técnico humilde. Mendilibar se hizo con las riendas del conjunto del Ramón Sánchez-Pizjuán y la historia cambió por completo. Desde que el técnico de Zaldívar se sentó en la banda de Nervión, el Sevilla es de los mejores equipos de la liga, se ha salvado holgadamente y ha llegado una final de Europa League dejando en la cuneta a gigantes como el United y la Juventus.

El colofón final

Pero si durante buena parte de la temporada todo parecía que podía ir a peor, ahora en Sevilla se vive lo contrario. Basta echar un vistazo a las apuestas Sevilla – Roma para comprender que el broche de la temporada puede ser de oro.
En lugar de un año para olvidar y pasar página, la final de Budapest puede hacer que este curso 2022/23 pase a la historia del sevillismo con la séptima Europa League de su historia, algo que haría que el club de Nervión se sitúe dentro de los más prestigiosos de toda Europa.

En Sevilla se ha decretado el estado de euforia. Las entradas para abarrotar el estadio de la capital húngara están volando y se espera una masiva afluencia de andaluces para el encuentro del día 31 de mayo. Mientras tanto, los blanquirrojos están conservando a sus jugadores para el vital encuentro dejando que descansen en una liga en la que ya no tienen nada por lo que luchar.

Lo más curioso es que el Sevilla está a solo 90 minutos de entrar en la Champions League. Esa es la recompensa mayor por ganar la Europa League, por lo que se puede dar el caso de una temporada en la que se ha luchado por no bajar a segunda y en la que al final se consiga el gran objetivo de competir con los más grandes de Europa.
Pero delante estará la Roma de Mou que seguro que no se lo va a poner nada fácil a los de Mendilibar. Sin duda, va a ser uno de los partidos del año.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *