El técnico bético, Quique Setién, admite que “no hemos hecho un buen partido y no sé si hemos ganado un punto o hemos perdido dos”

El técnico del Real Betis atendía a los medios de comunicación en la sala de prensa del Benito Villamarín a la finalización del partido contra el Getafe CF (2-2). Quique Setién respondía las siguientes cuestiones:

Valoración del partido: “En líneas generales no hemos hecho un buen partido. Habíamos hablado que lo peor que nos podía pasar contra este equipo era encajar algún gol porque es un equipo que juega muy bien al contragolpe y que tiene jugadores muy rápidos y veloces. El primer gol llega en una falta que viene de un error nuestro en ataque por fallar un pase. Ellos han hecho el contragolpe y ahí ha venido el gol. El segundo gol de ellos ha venido en el minuto 30 y aunque hemos hecho las cosas bastante bien y con cierto orden para tratar de hacer daño y circular el balón, no hemos sido capaces de generar mucho peligro. En la primera parte hemos controlado bastante el juego y Sergio ha podido meter un gol que nos podía haber metido antes en el partido. Nos hemos ido al descanso con ese resultado de 0-2 que es complicado. En el descanso hemos hablado algunas cosas en el vestuario para mantener el orden y tener paciencia para hacer circular el balón y evitar los contragolpes, pero hemos perdido un poco el control de la situación y ha habido un momento donde ellos nos han podido hacer daño porque nos hemos descolocado mucho y hemos estado imprecisos. Eso ha provocado que ellos tuvieran bastantes opciones de ampliar el marcador. Luego el gol de Sanabria nos ha metido en el partido y hemos estado mejor hasta que hemos conseguido el empate. De un partido que no hemos hecho bueno, hemos sacado un buen resultado”.

Quique Setién observa el desarrollo del juego, con los brazos cruzados / RBB

El equipo tiene que verse obligado otra vez a remontar: “La ocasión de Sergio León era mucho más fácil que cualquiera de los goles que hemos metido, pero ha rematado dentro del área pequeña y el portero la ha parado milagrosamente. Intentas cuanto antes marcar los goles. No esperas al final para hacerlo, pero las circunstancias se producen así. Mientras lleguen los goles, está bien. Lo que tenemos que tener claro son otras cosas, como tratar de controlar mejor los partidos y los contragolpes. Hay que tener paciencia porque volvemos a precipitarnos muchas veces a la hora de dar los pases hacia adelante. Cometemos bastantes errores, así que necesitamos un poco de paciencia y madurar más las jugadas. A veces no es fácil porque todo lo quieres hacer muy rápido. El tiempo pasa rápido y te precipitas, mantener la frialdad no es fácil. Sin duda, uno trata de hacer las cosas bien”.


¿Le preocupa el juego del equipo?: “Me preocupa lo mismo que me preocupaba antes cuando ganábamos. Incluso ganando he venido aquí y he dicho mis impresiones, creo que he sido bastante objetivo tanto en la victoria como en la derrota. Me preocupa ahora mismo lo que nos pueda pasar lo mismo que me preocupaba antes cuando ganábamos. Hay muchas cosas buenas que hace el equipo y que podemos rescatar. Nuestros mecanismos para jugar están bastante claros, todo el mundo los ve y se manifiestan permanentemente. Hay muchas cosas que hacemos bien y otras en las que nos venimos equivocando. En otras ocasiones no nos han penalizado tanto como hoy. El primer gol del Getafe ha llegado cuando ellos prácticamente no habían pasado de medio campo. Hemos tenido el control, pero con 9 o 10 jugadores por detrás de la pelota y siendo muy intensos es muy difíciles hacerles daño. Son jugadores con la lección aprendida y que interrumpen mucho el juego. Para sacar de banda tardan y ralentizan mucho el fútbol combinativo que hacemos nosotros. Es cierto que tenemos que mejorar muchas cosas todavía y tratamos de trabajar todos los aspectos, pero hay cosas del equipo que me gustan. Siempre espero que todos los jugadores ofrezcan la mejor versión de sí mismos. Acepto que en algún momento determinado algunos jugadores no den el nivel que tienen que dar. Yo también aspiro a hacer los cambios y todo lo mejor posible, pero el fútbol es como es. Equipos como el nuestro que apuestan por tener el balón están expuestos a que le hagan el contragolpe por tener tanta gente por delante del balón y le metan gol. Incluso hoy teníamos cinco jugadores por detrás del balón en el segundo gol cuando han llegado a rematar. Hoy no hemos tenido ese acierto que otras veces sí hemos tenido. No sé si hemos ganado un punto o hemos perdido dos, pero seguimos trabajando. Tardamos en ver lo que queremos con la continuidad que a mí me gustaría, pero tenemos un margen amplio y seguiremos con la misma ilusión y las mismas ganas que hemos tenido hasta ahora”.

Jugadas a balón parado: “Son circunstancias difíciles de controlar. Hoy teníamos claro que este equipo manejaba bien esta faceta aunque no tiene grandes rematadores. Éramos nosotros bastante superiores en el juego aéreo porque ellos solo tienen a los centrales y a Jorge Molina que vayan bien de cabeza. Habíamos preparado bien y analizado las acciones, pero a veces no las puedes defender como te gustaría. Quizás nos falta la contundencia o la agresividad que se necesitan en estas acciones”.

Tres minutos de descuento en la segunda parte: “Me ha parecido lamentable sabiendo como sabe que este equipo es el que menos tiempo efectivo de juego hace que se juegue y el que más faltas hace. Estas cosas las sabía perfectamente el árbitro porque tiene que saberlas, así que es lamentable que se haya dado esto. Es más, la jugada del descuento en la que se ha caído Arambarri ha estado 2 minutos y 40 segundos en el suelo hasta que ha sacado el portero. Son las interrupciones a la hora de sacar y tantas cosas… es siempre lo mismo. No es que yo sea un adalid del fair play, pero estas cosas las tienen que mirar los árbitros porque la culpa la tienen ellos. No se puede permitir que se jueguen 25 minutos en cada tiempo. Esto no es fútbol, es otra cosa por mucho que me la quieran vender. Cada uno utiliza los argumentos que quiera utilizar, pero los que tienen que poner freno a estas cosas son los árbitros. Desde el primer minuto ha estado advirtiéndoles cuando sabía lo que iba a pasar. Les advierte en el minuto uno y luego en el 70 si ya sabía lo que iba a pasar: que cogen el balón y lo tiran. El árbitro deja eso, y a la siguiente vez, se caen de nuevo, además de tardar en levantarse. Es lamentable que esto se permita, con todos los respetos. Me hierve la sangre”.

Sergio León y Sanabria: “Es el eterno dilema. La semana pasada pedíais a Sergio León y ahora pedís a Sanabria. Cuando uno descansa el otro mete dos goles y al revés. Los dos son futbolistas extraordinarios. La alternativa de jugar con los dos a veces nos cambia muchísimas cosas en el resto de las cosas que hacemos. Me encantaría que pudieran jugar los dos, pero tengo que prescindir de otro jugador importante en otra zona del campo. Me alegro muchísimo de que Sanabria salga y marque gol. Sergio no ha tenido esa fortuna del gol pero ha hecho un gran partido. Si siguen así los dos seguirán alternando y yo trataré de acertar el día que mejor esté cada uno. Habrá algún día que optemos porque jueguen los dos, pero esto nos pasa con la inmensa mayoría de los jugadores que tenemos de medio campo hacia adelante. Todos no pueden jugar, irán rotándose y cambiando. A ver si conseguimos que todos estén bien para cuando salgan nos marquen los goles que hoy ha metido Sanabria”.

¿A quién esperaba al final del encuentro?: “Estaba esperando al árbitro para decirle lo de los tres minutos. Estaba muy caliente y he preferido marcharme, pero estaba esperando para decírselo con toda la corrección del mundo”.

¿Quiere decir que jugará siempre con un delantero?: “Tenemos una forma de jugar y necesitamos jugadores que nos abran en banda y tener control en el centro. Lo hacemos mejor con 3 jugadores que con 2. Es nuestra forma de ver el fútbol y es lo que queremos, pero esta es la circunstancia”.

¿Entiende que haya debate?: “Lo entiendo. Hoy no ha jugado Sanabria y seguramente habrá 25.000 de nuestros aficionados que lo hayan pedido y los otros 25.000 hubieran pedido a Sergio si hubiese puesto a Sanabria. Lo entiendo perfectamente. Cuando yo estoy frente a la televisión, digo por qué no juega este y por qué el entrenador no hace esto. Soy un aficionado más, pero a mí me toca la facultad de tomar las decisiones porque para eso me han contratado. Trato de no equivocarme o de hacerlo lo menos posible. Esta es una opción como otra, seguramente todas son válidas”.

Boudebouz: “Son futbolistas que quieren tener el balón. Cuando hay tanta gente concentrada en tan poco espacio es muy difícil que reciban, así que van a zonas más cómodas donde recibir. Eso tratamos de corregirlo porque cada uno tiene su posición y su radio de acción para funcionar, pero el futbolista por ese impulso y ese ímpetu que tiene a veces de querer hacer más de lo que tiene que hacer, se descoloca y pierde el orden. Si te pasa con varios futbolistas del equipo como nos ha ocurrido en la segunda parte, nos desarbolamos y perdemos completamente el orden. Pocos jugadores estaban donde tenían que estar. Estas situaciones no son fáciles de controlar cuando vas perdiendo y quieres más. Cuando vemos las imágenes y las analizamos lo vemos con mucha claridad, pero hay que estar ahí dentro. Hay jugadores que interpretan el fútbol cuando ellos tienen el balón y no en el juego asociativo. No es fácil entender a veces las cosas”.