El Real Betis Energía Plus perdió de 28 puntos en Málaga.

Los verdiblancos, como el ejército de Pancho Villa, hacen la guerra por su cuenta, siguen sin funcionar como equipo y ofrecen una pobrísima imagen otra vez

El Real Betis Energía Plus ha sufrido en Málaga ante Unicaja su cuarta derrota seguida (99-71) y otra vez ha concedido más de 90 puntos en otro anárquico partido que arrancó con un parcial de 10-0en contra y que en ningún momento han dado la impresión de poder remontar los verdiblancos.

El juego en equipo brilla por su ausencia en los verdiblancos, que parecen el ejército de Pancho Villa, haciendo cada uno la guerra por su cuenta, con una defensa horripilante -cualquier rival lo cose a triples-, numerosas pérdidas de balón y sin un director de juego capaz en la cancha y en el banquillo, por lo que no sería de extrañar que muy pronto haya novedades.


Antonio Alonso fue presentado el viernes como nuevo secretario técnico y ya detectó las deficiencias “en el juego colectivo” como la gran carencia de un plantel de jugadores con nombre pero varios de ellos fuera de forma y con una actitud que está dejando muchísimo que desear.

Solo van cuatro jornadas pero las alarmas ya llevan tiempo encendidas (80-90 con Valencia, 94-60 en Guipuzcoa, 86-94 ante Bilbao y 99-71 en Málaga) y habrá que tomar medidas antes de que sea demasiado tarde. La experiencia del año anterior está fresca y no se debe repetir. El presidente, Fernando Moral, dijo el viernes que la llegada de Alonso “nos servirá para tener siempre alternativas en el mercado y, de hecho, ya las tiene. La plantilla está cerrada, pero Antonio estará al quite”. A buen entendedor…