Haaland termina con el sueño del Sevilla
Puso todo lo que tenía, pero la esperanza llegó demasiado tarde

El Sevilla dio la cara en el BVB Stadion y mereció mucho más, pero el Dortmund resistió y asestó dos golpes en las botas de Haaland. En-Nesyri igualó con dos goles, pero sin tiempo para la hazaña.

Era muy complicado pensar incluso en la épica esta noche en el BVB Stadion, pero el Sevilla lo dio todo y se quedó a un solo tanto de pelear la prórroga ante el poderoso Borussia Dortmund. El casi imposible de parar Haaland firmó un doblete con las dos que tuvo, aunque Bono le paró un penalti que hubo que repetir y a punto estuvo de atajarle el segundo. Con todo en contra, el Sevilla se fue arriba y el Dortmund se echó atrás, permitiendo que En-Nesyri igualase al noruego con dos goles, uno de ellos igualmente desde el punto fatídico. Por desgracia, el otro llegó ya a unos segundos del sexto e insuficiente minuto de alargue, sin que quedase tiempo material para completar la hazaña.

Con una eliminatoria tan en contra, lo que era innegociable era salir a por todas desde el inicio y así lo hizo el Sevilla, que literalmente embotelló al Dortmund prácticamente en su área en los primeros minutos. Apenas tres minutos tardó Ocampos en probar a Hitz, que se vio obligado a sacar una mano providencial tras un tiro lejano del argentino. Los de Lopetegui merodeaban y colgaban balones al área, mientras Haaland permanecía bien vigilado y sin apenas entrar en acción. Pasado el cuarto de hora y tras varios minutos sin dejar a los teutones pasar la línea medular, Ocampos volvió a percutir por la izquierda y cedió a Suso en la frontal, pero el lanzamiento del gaditano salió lamiendo el poste.

El Sevilla metió en su área al Dortmund en el arranque, pero Haaland aprovechó la primera que tuvo.

El partido pasó por momentos de algo más de control de los de Terzic, que intentaban presionar la salida de balón sevillista sin descuidar ni un ápice la zaga. Al Sevilla se le echaba en falta algo más de concreción en sus llegadas para sentirse plenamente dentro de la eliminatoria, pero el único error de todo el primer tiempo iba a tener la mayor pena posible. Inicio de juego sevillista en la banda derecha, presión amarilla y rápido robo de balón, que permite centrar a Reus y rematar demasiado solo al temido Haaland. Media ocasión bastaba a los locales para obtener ese premio por el que tanta piedra estaban luchando los nervionenses. Pese a todo no perdieron la fe y siguieron empujando hasta el descanso, aunque seguía haciendo falta esa vuelta de tuerca más en los metros finales.

Salió algo más arriba el Dortmund tras el descanso y pronto entró el partido en un guión un tanto surrealista. Primero el VAR entró en un tanto de Haaland precedido de una clara falta del noruego sobre Fernando. Çakir anuló el tanto pero extrañamente señaló un penalti muy anterior de Koundé. Bono atajó por dos veces el lanzamiento, pero cuando el Sevilla ya atacaba, el turco mandó repetir y esta vez sí, Haaland, acababa con cualquier opción sevillista desde los once metros. No tardó Lopetegui en empezar a mover el banquillo y entraron Papu Gómez y De Jong por Jordán y el sancionado Ocampos. El Papu acarició el 2-1 en la primera que tuvo, con un disparo raso que Hitz acertó a enviar a córner.

El VAR anuló al noruego un gol de falta pero señaló una pena máxima muy anterior de Koundé.

También lo intentó Óscar con una falta directa que el meta logró tapar y justo después llegó el penalti por empujón de Emre Can a De Jong, que En-Nesyri reventó a la red. Había tiempo suficiente para creer, pero el Dortmund se centró en defender y solo tuvo una a la contra, que Bono deshizo con un paradón a Dahoud. Lopetegui lo intentó todo con la entrada de Munir y Rakitic, pero el colegiado tampoco puso de su parte y alargó apenas seis minutos con los cambios incluidos, menos incluso de lo que se había perdido con la intervención del VAR. Los alemanes también supieron hacer el partido, pero aún así dio tiempo para que En-Nesyri, con un cabezazo inapelable, la mandará dentro a centro de Rakitic.

Quedaban apenas unos segundos y llegó a meterse arriba el Sevilla, que no pudo culminar una última acción con toda la épica ya en juego. El Sevilla FC se queda fuera finalmente por un gol cuando más complicado parecía tenerlo y se centra ya exclusivamente en LaLiga. Se rompe la racha de tres derrotas consecutivas y toca terminar de levantarse el domingo en Nervión nada menos que con El Gran Derbi ante un revitalizado Betis. Toca sumar los tres puntos para alejar rivales de la pelea por la cuarta plaza.

FICHA DEL ENCUENTRO

BORUSSIA DORTMUND: Hitz, Morey (Meunier, minuto 90+5), Emre Can, Hummels, Schulz (Zagadou, minuto 89), Dahoud, Bellingham, Delaney, Reus, Hazard (Passlack, minuto 67) y Haaland.

SEVILLA FC: Bono, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña, Fernando (Rakitic, minuto 86), Joan Jordán (Papu Gómez, minuto 60), Óscar Rodríguez (Óliver Torres, minuto 79), Suso (Munir, minuto 86), Ocampos (De Jong, minuto 60) y En-Nesyri.

GOLES: 1-0, minuto 35: Haaland; 2-0, minuto 54: Haaland pen.; 2-1, minuto 68: En-Nesyri pen.; 2-2, minuto 90+6: En-Nesyri.

ÁRBITRO: Cüneyt Çakır, federación turca. Amarillas para Morey, Haaland, Emre Can, Acuña, Ocampos, Óscar Rodríguez, Fernando y Diego Carlos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *