Estadio de la Cartuja de Sevilla: pasado, presente y futuro

En un primer momento, el Estadio de la Cartuja se construyó para ser la sede de los Mundiales de Atletismo de 1999 que se celebraron en Sevilla, aunque fue inaugurado por la Selección Española en un partido amistoso contra Croacia. Con Camacho como entrenador, los españoles lograron la victoria con un 3-1 en un gran partido inaugural.

La Cartuja, diseñado por Antonio Cruz como un estadio multiusos, fue en un principio construido para acoger el Mundial de Atletismo de la IAAF en el año 1999 que contó con la presencia de 1.821 atletas, entre ellos Abel Antón, campeón mundial de maratón ese mismo año.

Con una capacidad para 60.000 personas y unas dimensiones de 105 x 68 metros, es actualmente el segundo estadio de Andalucía con mayor capacidad y el quinto de España.

A pesar de estas características y de tener la capacidad de acoger grandes eventos deportivos, el estadio solo se ha utilizado en ocasiones para grandes conciertos o las finales de la Copa Davis en 2004 y 2011.

 

 

El fútbol también ha estado presente en el recinto a nivel internacional gracias a la selección española, dos finales de la Copa del Rey y una final de la Copa UEFA celebrada en el año 2003.

El declive de un proyecto ambicioso

A pesar de todos los esfuerzos por acoger grandes eventos, el estadio no ha conseguido rentabilizar su inversión desde una perspectiva deportiva y con el paso de los años las instalaciones se han ido deteriorando de una forma notable.

En su día, también se intentó que los equipos de la ciudad lo usasen como sede de sus partidos, pero tanto el Sevilla FC como el Real Betis nunca llegaron a un acuerdo y tan solo fue este último el que lo utilizó en un par de ocasiones tras una sanción recibida en su estadio.

A finales de 2018 la sociedad Deporte Andaluz decidió cerrar las instalaciones del estadio debido al considerable deterioro de la cubierta principal. Según el estudio realizado por los técnicos, el arreglo tendría un coste de unos quince millones de euros aproximadamente, algo imposible de asumir y que llevó a tomar la decisión de clausurarlo por completo.

Sin duda una noticia muy triste para los amantes del deporte en cualquier disciplina, ya que el estadio también se convertía en la meta de competiciones como el Maratón de Sevilla.

Todo un futuro por delante con la Copa del Rey

El pasado 5 de febrero, la Real Federación Española de Fútbol anunciaba que el estadio sevillano será el que acoja la final de la Copa del Rey de este mismo año y los 3 siguientes. El próximo 18 de abril, aunque se desconoce el horario de forma oficial, se verán las caras en el estadio sevillano dos de los cuatro aspirantes a la final: el Granada, la Real Sociedad, el Mirandés y el Athletic. Con las semifinales todavía por disputar, casas de apuestas online como Betway dan como favorita a la Real Sociedad en las apuestas de la Copa del Rey frente al Athletic de Bilbao, con una cuota de 2,10 frente a 2,20 para los de Garitano, ambas cifras revisadas el 13 de febrero de 2020.

 

 

Para ello, la Junta de Andalucía se ha comprometido a tener operativo el estadio en un par de meses, para convertirlo de nuevo en una gran potencia para el deporte andaluz. Uno de los planes sobre la mesa sería eliminar la pista de atletismo para que el estadio se centre en un solo deporte: el fútbol. De esta forma, se modificarían las gradas para que no queden tan lejos del terreno de juego como pasa actualmente.

Para que esta inversión sea rentable, los dos grandes clubes de la ciudad, el Betis y el Sevilla, tendrían que plantearse trasladar su lugar de encuentro hasta La Cartuja, algo para lo que no parecen estar dispuestos, ya que ambos equipos están realizando ciertas mejoras y renovaciones en sus propios estadios.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *