La reacción a las acusaciones de homofobia, machismo y promover la violencia de género al partido de Santiago Abascal no se han hecho esperar. Esta mañana una pequeña manifestación de militantes de Vox esperaban a las puertas de los Juzgados de la Audiencia Nacional, donde declaran por el juicio de las presuntas malversaciones de dinero público de los parados en los ERE, y les entregaban ristras de chorizos en mano a dos expresidentes de la Junta, Manuel Chaves, José Antonio Griñán, y también a la exconsjera y exministra Magdalena Álvarez. No hay para tanto chorizo, gritaban mientras se acercaban a los acusados con una longaniza en la mano. “No hay pan para tanto chorizo”, gritaban mientras tanto en las puertas de la Audiencia Nacional con banderas de España y de la formación verde de Santiago Abascal.