Tras el paro parcial matinal protagonizado por la plantilla de la sociedad Metro de Sevilla en demanda de la cobertura de las bajas, excedencias y reducciones de jornada, los trabajadores han secundado también el paro parcial previsto entre las siete de la tarde y las nueve de la noche según han confirmado fuentes del comité de empresa y de la propia compañía, que ha llegado a calcular una frecuencia de paso de hasta 20 minutos para los convoyes.

Así lo ha manifestado el presidente del comité de empresa del metro, Juan Lorenzo Vázquez (Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte, SITT), así como la propia sociedad gestora del metro.


Mientras los paros parciales están convocados entre las 7,30 y las 9,30 horas y las 19 y las 21 horas de cada jueves y de modo indefinido, median unos servicios mínimos del 40 por ciento por la mañana y del 30 por ciento por la tarde, dictados por la Consejería de Empleo, unos servicios mínimos que el presidente del comité de empresa ha considerado “abusivos”.

En cuanto al fondo del conflicto, recordemos que la plantilla reclama mejor cobertura de las bajas, las excedencias y las reducciones de jornada y una mejora de las condiciones laborales de los empleados eventuales, toda vez que la dirección del metro alega que siempre dispone de un once por ciento de su plantilla “en un turno denominado de reserva, a la espera de un turno en caso de que, por absentismo, no quedase cubierto por la persona que inicialmente lo tuviese asignado”.

“Este personal ‘de reserva’ es suficiente para cubrir el absentismo registrado”, asegura la empresa, que avisa de que “no se sostiene esta causa para la convocatoria de huelga” y llama a negociar “un nuevo convenio colectivo” que releve al que expira el 31 de diciembre de este año, pues a su juicio todo derivaría de la necesidad de renovar el convenio.

Juan Lorenzo Vázquez, no obstante, defiende que la plena cobertura de las bajas o las excedencias es una reivindicación “de mucho tiempo atrás”, señalando que el acuerdo alcanzado en marzo de 2015 para desconvocar la huelga promovida entonces por el comité de empresa para la Semana Santa incluía ya “compromisos” en este aspecto.

“Tenemos que solucionarlo ya”, ha aseverado, exponiendo que la dirección del metro se sigue remitiendo “a que comience la negociación del nuevo convenio”, mientras la plantilla reivindica “que se mantenga el empleo” que genera la empresa.

El alcalde de Sevilla hizo por la mañana un llamamiento al entendimiento y aun respetando los derechos de los trabajadores a la huelga, afirmó que los sevillanos no podían ser los “paganini” del no entendimiento.