El rector de la Universidad de Miguel Ángel Castro, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus, han firmado un Acuerdo de Colaboración para impulsar acciones en los terrenos formativo, tecnológico y de investigación y propiciar un mayor acercamiento de la empresa al mundo académico

Como primer paso efectivo de este Acuerdo, se enmarca el proyecto “iniciaRSE”, en base al cual, alumnos de esta Universidad pondrán en práctica sus conocimientos en Responsabilidad Social con la elaboración de Planes específicos en empresas sevillanas, especialmente pequeñas y medianas, tutelados por un grupo de mentores, compuesto por empresarios y directivos de prestigio.

Un programa que se pondrá en marcha a partir del mes de septiembre y en el que participarán más de una decena de empresas que acogerán a alumnos que cursan la asignatura de Responsabilidad Social y Ética, del grado de Finanzas y Contabilidad, y que aplicarán de manera, eminentemente práctica, sus conocimientos, bajo la supervisión tanto de un tutor académico, como empresarial.


En el acto han estado presentes, entre otros, la presidenta del Consejo Social de la US, Concepción Yoldi, el vicerrector de Transferencia del Conocimiento, José Guadix, la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Carmen Núñez, y empresarios.

Tanto el presidente de la CES como el rector, se mostraron de acuerdo en destacar el gran paso adelante dado con la firma de este Acuerdo que, en adelante, se traducirá en otro tipo de acciones. Ambos señalaron la importancia de unir esfuerzos entre el mundo académico, la universidad y la sociedad, contando para ello con el Consejo Económico y Social.

Por su parte, Miguel Rus habló de la necesidad que tiene la empresa de hoy, de comprometerse con su entorno. “Hoy, dijo, esa consideración social está muy presente en la gestión diaria de la empresa y el cambio de estrategia de las compañías ante la valoración positiva de los consumidores, y de los propios inversores, hacia los comportamientos comprometidos con el medio ambiente, la contratación de personal en situación de vulnerabilidad, ofrecer productos a la medida de todos, etc. “

Con el proyecto “iniciaRSE”, añadió, intentamos llenar el hueco existente en la empresa, especialmente las pymes, por el propio desconocimiento de cómo hacer ese plan de empresa, tan necesario en estos momentos de enorme competitividad en el mercado”