Síndrome de congestión pélvica, una enfermedad desconocida que afecta a 1 de cada 5 embarazadas

Se trata de una patología infradiagnosticada, que se manifiesta con un dolor crónico provocado por la aparición de varices en la pelvis. El tratamiento endovascular reporta un éxito de resolución clínica de hasta el 99% de los casos.

Cuando se habla de varices, automáticamente se piensa en las piernas, pero estas dilataciones venosas pueden aparecer en otras partes del cuerpo. Es el caso de las varices pélvicas, localizadas en el interior de la cavidad abdominal que se sitúan rodeando al útero y los ovarios. Estas pueden pasar desapercibidas y no presentar síntomas, pero en numerosas ocasiones vienen acompañadas de un dolor crónico, situación que se conoce como síndrome de congestión pélvica. Se trata de una enfermedad muy poco conocida, y que es causada por la acumulación de sangre en las venas de esta parte del cuerpo, que se han dilatado y vuelto varicosas.

Tal como detalla Miguel Gómez, cirujano cardiovascular de HLA Santa Isabel, esta patología afecta especialmente al 10% de las mujeres en edad fértil, y al 20% de las que han estado embarazadas. En cambio, es una patología rara en los hombres, excepto en casos de varicocele unilateral (dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos), que es una posible causa de infertilidad, provoca dolor, alteración de los espermatozoides e incluso puede derivar en una atrofia testicular.

El tratamiento endovascular como mejor opción

El manejo médico es actualmente la primera línea de tratamiento en pacientes con síndrome de congestión pélvica y, solo las mujeres que no responden a este, recurren a la cirugía. A diferencia del tratamiento quirúrgico convencional o por vía laparoscópica, la técnica endovascular es menos invasiva y agresiva, por lo que se puede realizar en mujeres que aún se encuentre en edad fértil.

Este procedimiento, que no suele requerir periodo de convalecencia, consiste en ocluir las venas varicosas que se encuentran dilatadas, aliviando el dolor. “Asimismo, los estudios realizados demuestran que la técnica endovascular es más efectiva en cuanto a la resolución de los síntomas comparado con el tratamiento médico y el tratamiento quirúrgico convencional. Aunque los síntomas pueden volver a aparecer, los estudios reportan un éxito de resolución clínica de entre el 52% al 99%”, detalla el Dr. Gómez Vidal del HLA Santa Isabel.

El dolor, el principal signo de alarma

“El 59% de las pacientes presentan síntomas y el dolor suele ser el más habitual”, analiza el especialista. Este puede ser debilitante de tipo sordo, aunque también se presenta de tipo agudo o punzante, que empeora al final del día, después del ejercicio, durante el coito y desaparece al tumbarse.

El síndrome de congestión pélvica puede ir acompañado de molestias en las piernas y en la parte baja de la espalda, sangrado vaginal anómalo, cansancio, cambios de humor, cefaleas e hinchazón abdominal. En ocasiones, esta patología puede estar detrás de los dolores previos o durante la menstruación. Sin embargo, tal como detalla el Dra. Conejero, especialista en Angiología y Cirugía Vascular, “los síntomas se pueden explicar por otras enfermedades pélvicas y además suelen desaparecer después de la menopausia”.

Las causas del síndrome de congestión pélvico no están totalmente definidas y se asocian, tanto a factores genéticos, como hormonales, por lo que no se puede prevenir su aparición. Los estrógenos contribuyen a la aparición de este tipo de varices. Existen otras causas que pueden producir la dilatación de estas venas por la compresión externa debido a otras estructuras vecinas.

Para su detección, existen diversas técnicas como la ecografía Doppler, el FleboTAC, el AngioRMN venosa o la flebografía pélvica., Durante la exploración ginecológica, si la paciente nota dolor a la palpación en el punto ovárico, se puede sospechar la presencia de esta enfermedad, aunque no se observen otras anomalías. “A pesar de que el diagnóstico es sencillo, se trata de una enfermedad que hoy sigue siendo muy infradiagnosticada y es la causa de un gran número de consultas por dolor abdominal o pélvico en mujeres en edad fértil”, concluye el Dr. Gómez Vidal, cirujano cardiovascular del HLA Santa Isabel.

 

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 35 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación. 42 clínicas dentales, 11 unidades de reproducción asistida, 30 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 436 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 36 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *