Sevilla es cada vez más consciente de todo lo que puede ofrecer al turista y ahora quiere seguir sacándole partido en China y en todo el potencial turístico que tiene uno de los países más poderosos del mundo

Sevilla tiene claro que encandila a todo visitante que pasea por sus calles. Nadie que viene a Sevilla se queda indiferente. Tanto es así, que la personalidad de sus calles y arquitectura también han conquistado a muchos localizadores de películas que encuentran en la capital hispalense multitud de enclaves interesantes donde poder rodar. Las cifras hablan por sí solas y solo en 2017 los rodajes han dejado 11,68 millones en inversión directa y más de 120 millones de euros a la economía de la región.


La semana pasada el ayuntamiento de Sevilla promocionó en el Festival Internacional del Turismo Ruta de la Seda en Dunhuang y en el Foro Internacional de Agentes de Viajes de Gansu (dos eventos turísticos de gran relevancia del país asiático) todos los atractivos de nuestra ciudad pero centrándose en el turismo de MICE, lo que engloba congresos, eventos y rodajes. El turista Chino elige a Sevilla como tercera opción para visitar España, un 40% se decanta por Barcelona, 33% visitan Madrid y un 6% elige la capital andaluza. Pero las cifras que son interesantes es que, solo en el 2017, Sevilla acogió 61.865 turistas chinos, más de un 35% de los que se acercaron en 2016 y, en dos años, China ha pasado de estar en el puesto número 12 en la lista de emisores de visitantes a encontrarse en la sexta posición.

La razón de este crecimiento de turistas de origen chino que se acercan a Sevilla responde a que la capital hispalense es, exactamente, la idea que en China se tiene de España. Su clima, gastronomía y cultura se ajustan a la imagen que más se ha exportado de nuestro país. No es de extrañar que, por eso, la capital andaluza esté entre los destinos que más turistas recibe del país asiático, que se acercan atraídos por el patrimonio y las tradiciones, las experiencias de lujo y la gastronomía.


El creciente número de turistas de China que cada año elige Sevilla como lugar turístico hace inevitable que en el ayuntamiento no pierdan el tiempo para seguir avanzando en esta dirección. Además de la promoción de la capital hispalense directamente en el país asiático, el delegado municipal de Turismo Cultura y Hábitat Urbana, Antonio Muñoz, ve imprescindible que las empresas turísticas hagan un esfuerzo para que el turista chino se sienta cada vez mejor en nuestra ciudad. Para ello, aconseja pequeños gestos como que el sector turístico aprenda pequeñas nociones en mandarín, que haya folletos en su idioma, adaptación de los restaurantes a sus horarios de comidas o calentadores de agua de café o sopa en las habitaciones de los hoteles. El propósito es hacer de Sevilla una ciudad cada vez más Chinese Friendly ya que China es el mercado con mayor crecimiento exponencial y con un gasto medio por turista de 400 euros al día.

 

El turista chino huye del turismo de sol y playa y prefiere acercarse a Sevilla buscando experiencias locales y adaptarse a los hábitos que se viven de manera local. Precisamente, la facilidad de los  sevillanos para compartir y hacer partícipe de sus tradiciones al turista es una de las cualidades por las que Sevilla ha sido elegida, por la revista de viajes Lonely Planet, como destino número 1 para viajar en este 2018, quedando por delante de ciudades como Detroit en Estados Unidos, Canberra en Australia o Hamburgo en Alemania. Además de las señas culturales y tradiciones intrínsecas de la capital andaluza, la guía de viajes ha sabido reconocer las transformaciones que se han desarrollado en los últimos años en la ciudad, que ha sido renovada con modernidad, vitalidad y consumo responsable donde las bicis y el tranvía han tomado las calles sevillanas.

Fuente: Sevilla en bici

                                                                                          

Sevilla también destaca y quiere verse reconocida por su compromiso con la cultura, lo que se ha podido ver recompensado con la organización de la gala de los Premios Max de este 2018. Además, su apuesta por la promoción de la ciudad como localizaciones de rodajes se debe a la intención de convertir a Sevilla en la capital del cine europeo apoyando el desarrollo de esta industria. Los primeros logros en esta dirección se vieron el pasado diciembre con la celebración de la 15ª edición del Festival de Cine Europeo que atrajo a Sevilla a 1500 profesionales y expertos del cine y con la propuesta de la ciudad como sede de los Premios Goya en el próximo año.

La capital hispalense tiene un firme compromiso con el fortalecimiento del turismo en nuestra ciudad, por eso sus esfuerzos se reparten en diferentes direcciones. Los últimos pasos en ese sentido se están dirigiendo a la posibilidad de la creación de un eje Cádiz-Sevilla comprometido con el turismo de cruceros que pudiera competir con Barcelona, el puerto donde más navieros atracan. En esa dirección, se quiere exportar el turismo de cruceros del Caribe donde el cambio se ha dado en una apuesta al turismo más familiar, abandonando el lujo de los antiguos cruceros y ofreciendo diversión para todos ellos. El gran tamaño de los nuevos buques ha propiciado que haya aumentado el ocio acercándose a la oferta que ofrecen los Resorts Casinos de Las Vegas, en donde los clientes pueden disfrutar de oferta de juegos de casino como jugar a la ruleta europea o al poker, deleitarse con un buffet las 24 horas del día o, incluso, practicar deportes de acción. El turismo de cruceros es otro punto potencial para el turismo sevillano, ya que su crecimiento puede llegar a afectar al turismo tradicional. Para su desarrollo, investigaciones financiadas por el Ministerio de Economía y Competitividad han señalado que sería imprescindible la colaboración entre las dos ciudades andaluzas.