¿Qué se necesita para trabajar de socorrista en Sevilla?

Si te gusta ayudar a las personas, velar por su integridad y también te gusta nadar, una buena opción para trabajar es como Socorrista, ya sea de forma parcial o complementario o simplemente como ingreso principal.

Lo importante, por supuesto, además de hacer el curso socorrista Sevilla, es cumplir con los requisitos que exige la Ley para poder desempeñarte en esta función de forma eficiente. Sin embargo, más allá de ello, se trata de una gran opción de trabajo y que, contrario a lo que muchos puedan imaginar, tiene una alta demanda que va más allá de los tradicionales meses de verano.

Principales requisitos para trabajar como socorrista en Sevilla

Como comentamos anteriormente, para poder trabajar como socorrista en Sevilla, al igual que exige cualquier otro tipo de profesión, es obligatorio cumplir con ciertos requisitos básicos. Estos requisitos, además en este tipo de formación, son imprescindibles para garantizar una buena formación y que la persona, finalmente, esté en capacidad de ayudar de forma efectiva a cualquiera que lo requiera en una situación de emergencia.

A continuación compartimos contigo cuáles son los requisitos más destacados para poder ejercer como socorrista:

  • Título de socorrista: obtener este título es imprescindible para poder trabajar de socorrista y, para ello, deberás hacer un curso de socorrismo en Sevilla que esté debidamente avalado y reconocido por las autoridades.
  • Ser mayor de 16 años: la edad mínima para trabajar como socorrista es de 16 años, por lo que no se trata de una alternativa factible para chicos menores de esta edad.
  • Título de la ESO: otro requisito indispensable es poseer el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o bien su equivalente.
  • Salud física y mental: finalmente, la persona que decida trabajar como socorrista, deberá estar en buenas condiciones físicas y mentales. En este sentido, algunos tipos de enfermedades o condiciones pueden impedir ejercer esta profesión, lo cual es perfectamente entendible, ya que la persona debe estar en condiciones de ayudar de forma rápida y efectiva a los demás.

Sin lugar a dudas, hacer el curso de socorrista Sevilla es lo principal para poder trabajar en el verano o en cualquier otra estación como socorrista. Sin embargo, también conviene tomar en consideración los demás requisitos para poder ejercer este apasionante oficio.

Poderosas razones para ser socorrista

Hay muchas buenas razones para ser socorrista. A continuación compartimos contigo algunas de las más destacadas:

  • Buenas condiciones de trabajo: para nadie es un secreto que las condiciones de trabajo de los socorristas son muy atractivas. Y es que, a casi nadie le molesta pasar las horas de trabajo en una playa o piscina. Por supuesto, no son vacaciones, pero se trata de una alternativa mucho más atractiva a pasar 8 horas en una oficina o en cualquier otro recinto cerrado.
  • Alta demanda: se trata de un oficio que, en la actualidad, tiene una alta demanda y esta es aún más alta en los meses de verano. Cada año las comunidades renuevan su demanda de socorristas y gracias al surgimiento de muchas actividades deportivas o de entretenimiento acuático, la demanda por estos profesionales se ha incrementado significativamente.
  • Gran oportunidad de desarrollo: pese a tratarse de un oficio que, en muchas ocasiones, es abordado como un trabajo complementario o parcial, la realidad es que se trata de una gran oportunidad de desarrollo profesional. ¿Las razones? Siempre es posible escalar a puestos que impliquen una mayor responsabilidad, se puede tener estabilidad laboral durante todo el año y muchos socorristas también se desarrollan posteriormente como entrenadores deportivos.

Sin lugar a dudas, convertirse en socorrista puede traducirse en una gran oportunidad laboral, ya sea con el objetivo de combinar con otros trabajos o estudios o simplemente para desarrollar una profesión de forma estable y a largo plazo. Lo importante, además de sentir pasión por ayudar a las personas y nadar muy bien, es cumplir con los requisitos exigidos por las autoridades, incluida la titulación. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *