¿Qué es una estafa romántica y cómo evitarla?

Una estafa romántica, o estafa de citas en internet, es cuando una persona engaña a otra al ofrecer una relación sentimental utilizando una identidad falsa. Sigue leyendo para saber cómo identificarla y cómo protegerte. 

¿Cómo funcionan las estafas románticas?

Esta estafa es uno de los tipos de ciberdelincuencia más comunes y funcionan de la siguiente manera: 

  1. La víctima encuentra un perfil atractivo en una aplicación de citas o en una red social, sin saber que es falso. 
  2. El estafador se gana la confianza de la víctima y establecen rápidamente una relación. 
  3. El estafador solicita dinero a la víctima para afrontar una emergencia, con la promesa de devolverlo posteriormente. 
  4. Después de recibir el dinero, el estafador desaparece y nunca lo devuelve. Ocasionalmente, el estafador sigue solicitando dinero hasta que sea la víctima quien corte la comunicación, al notar que se trata de una estafa. 

Por supuesto, estas fases son solo un ejemplo, siendo más o menos la estructura, pero cada estafa tiene sus particularidades. La emergencia en cuestión (Paso 3) suele ser médica, facturas sin pagar o un viaje inesperado. En algunos casos, se le solicita dinero a la víctima para realizar el viaje en el que las partes se conocerían. Otras veces, se le pide que invierta en criptomonedas. 

¿Qué es el catfishing?

Es un tipo de estafa en la que el delincuente utiliza fotos y datos personales de alguien real como si fuera propia. Por lo general, se aplican por medio de las redes sociales y se contacta con víctimas específicas, conocidos de la persona a la que robaron la identidad. Usualmente, no es por motivos económicos, a veces lo hacen por causas personales, como la venganza. 

¿Cómo evito este tipo de estafas?

Lo primero que debes hacer es identificar un potencial perfil de estafador. La primera señal es que cuenta con una foto muy atractiva, que puede estar manipulada por Photoshop o ser directamente sacada de la web. Además, tienen pocas fotos y pocos amigos en sus cuentas de redes sociales. También deberías desconfiar si la persona que te contacta no vive o trabaja cerca ni tiene amigos en común. Lo siguiente sería estar alerta de cualquier desconocido que te solicite dinero. 

A la hora de enviar el dinero, los estafadores siempre prefieren opciones anónimas en las que ellos no tengan que dar sus datos. En este sentido, servicios como Ria Money Transfer son más seguros porque obligan a identificarse al receptor y es algo con lo que nunca estarán cómodos.

Una vez identificada la situación, denuncie. Las aplicaciones de citas y las redes sociales permiten denunciar estas estafas. Además, puedes acudir a la policía. 




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *