El artista español ha difundido desde sus propias redes un crudísimo vídeo con las torturas y maltratos a prisioneros de una cárcel en Venezuela, solicitando la inmediata intervención de la ONU para proteger con urgencia los derechos humanos del pueblo venezolano. Textualmente escribe el cantante: “Le pido de la manera más atenta a la alta comisionada de los Derechos Humanos en la ONU, la Sra. Michelle Bachelet, prestar la suficiente atención a los Derechos Humanos del pueblo venezolano que ahora mismo están siendo violados por el régimen de Maduro”. Miles de retuits y comentarios llevan unos días inundando la cuenta del cantante.


De esta manera y exponiendo con claridad al mundo la crueldad del régimen del tirano, el reconocido intérprete de tantos éxitos se suma al acorralamiento internacional de Nicolás Maduro, que ya no cuenta como presidente de Venezuela para la comunidad europea, para Estados Unidos y para los países latinoamericanos, que reconocen ya por representante de los venezolanos a Guaidó.

Una vez más, y gracias al abierto mensaje de Miguel Bosé  -sin rodeos ni ambigüedades-, un artista genial se siente comprometido con las causas políticas que necesitan de su pronunciamiento sin ambages y su solidaridad.