X

Maite Pagazaurtundúa: » La gestión del post-terrorismo es muy delicada por la tentación de reescribir la historia»

Nos entrevistamos con Maite Pagazaurtundúa, diputada del Parlamento Europeo como portavoz de UPyD, en una reciente visita a Sevilla donde coincidió con la también eurodiputada Teresa Jimenez-Becerril. Ambas han vivido de cerca, muy de cerca, el zarpazo del terrorismo.Junto a ellas las palabras «ni olvido ni perdón» tienen más significado que nunca. Gracias a Maite, a Teresa Jiménez-Becerril, al Club de los Viernes y a la Fundación Valentín de Madariaga.

P.- ¿Qué opinión nos daría sobre el perdón de ETA?

R.- ETA no ha pedido perdón, lo que ha hecho es dar una apariencia positiva en el primero de los manifiestos que hubo antes del teatro y la escenificación de Cambo-les-Bains, pero tenía letra pequeña y la letra pequeña desactivaba todo lo que daba como una apariencia positiva. En realidad solo pedían perdón a los que ellos consideran que no estaban involucrados en lo que consideran “conflicto”, y eso es como introducir muchísimas mentiras en una sola frase. Primero porque el conflicto no era tal, es terrorismo. Los problemas que hemos sufrido de persecución y de terrorismo en el País Vasco que han complicado la vida política de todos los españoles durante muchas décadas es causada por una manera de entender la identidad absolutamente excluyente, totalitaria y contraria a las personas que no pensaban como ellos. Son nacionalistas vascos y secesionistas, no han dudado en utilizar la muerte y romper las leyes aprovechando, además, estar al mismo tiempo en los parlamentos y en el terrorismo. En esa frase en que dicen que piden perdón solo a los que no están involucrados en el “conflicto” están metiendo la negación de que sea terrorismo y además la consideración de que algunos estaban bien muertos. Es tremendo. No se pueden poner tantas mentiras, tan concentradas, en menos palabras. Esta cuestión está sin resolver. Quienes, supongo, habían oído durante meses o durante años que en realidad iban a hacer un gesto importante volvieron a quedar engañados una vez más. Se les ha dejado hacer todos esos eventos. Desde el punto de vista internacional la imagen que ha quedado es la de que hay una auto disolución y que hay un conflicto; que ahora lo pendiente son los presos. Han tapado que no asumen las leyes democráticas como tales, no asumen que tiene que condenar toda la historia del terror que han provocado. E inmediatamente que escenificaron ese teatro empezaron a aparecer pintadas dando gracias a ETA por haber matado, algunas vejatorias contra Consuelo Ordóñez o yo misma. Han realizado un montón de actos no solo pidiendo el acercamiento de presos sino la amnistía, impunidad… incluso dicen al gobierno que les pida perdón. Algunas personas del entorno de ese mundo heredero se ha atrevido a decir que las víctimas tenemos que pedir perdón, el colmo. Esto nos indica que fueron vencidos policialmente hace muchos años, hace muchos años que no eran nada desde el punto de vista de organización terrorista, pero que su debilidad, su nada, la han vendido muy bien internacionalmente. Acabo de volver de Polonia y los periodistas utilizaban “autodisolución”, “conflicto”… les hemos regalado las palabras. Yo explicaba que no, que han sido derrotados policialmente. Como si se hubieran vuelto buenos y se hubieran auto disuelto. Se les ha permitido jugar al teatro durante varios años, y eso, que hay gente que pensaba que no era importante a largo plazo sí lo es; porque va contra nuestra reputación como país y porque el problema político del País Vasco y Navarra sigue estando ahí. Si no les frenamos el tema del negacionismo, no le llamemos batalla del relato, porque sería decir que hay unos y otros. Hablar de conflicto es negar el terrorismo, es negar que ha habido una identidad absolutamente asfixiante, que ha aterrorizado mucho más que matado y que ha ejercido el control social. Ellos no reconocen esa parte, esa parte es la fundamental. Es condenar la historia del terror. Se les permitió a los de EH Bildu la legalización sin haberlo hecho y ahora lo estamos arrastrando porque tienen valor de cambio político, son legales y quien tiene valor de juego político tiene mucha visibilidad.

P.- ¿El independentismo catalán qué consecuencias puede tener para el País Vasco? ¿Podría traer una nacionalidad vasca?

R.- En el País Vasco la situación es ambigua. Con el terrorismo como tal hemos terminado, no les renta matar. Sí que ha habido pintadas que, después de seis años, han sacado el anagrama de ETA para decir gracias. Y en el caso de Hernani alguno incluso se atrevía a decir “viva”, que es enaltecimiento del terrorismo. Supongo que la policía se ha puesto ya a investigar. En los homenajes a los etarras que vuelven de las cárceles, por haber sido etarras, ellos lo que decían es que era un recibimiento por uno que vuelve al pueblo. No, se puede demostrar. Hemos hecho un informe, Covite ha hecho otro, en el que se ve que es enaltecimiento del terrorista por haberlo sido y por haber matado, hay humillación a las víctimas. Pero se ha hecho un poco la vista gorda. Porque se esperaba que estos seis años, desde que ETA dijo que no mataba hasta que se les ha permitido el teatro de Ayete, se les permitió el teatro del desarme y ahora el teatro de Cambo, se pensaba que en realidad iba haber una mayor evolución de todo ese mundo, que los años iban a servir como pista de aterrizaje en la democracia y lo que se ha visto es que siguen siendo los grandes manipuladores de lenguaje. Lo que quieren es reescribir la historia y que el conflicto institucional sigue estando ahí. Además, ahora que vuelven a ser legales, van a intentar utilizar las mayorías que puedan formar. Hace unos días el PNV aprueba los presupuestos y esa misma mañana el PNV está firmando con EH Bildu en Vitoria un pacto para hacer un cambio autonómico retomando de nuevo la vía de Ibarretxe, pidiendo en el nuevo Estatuto la confederación con España. Los votos del PNV han sido básicos para que hoy Pedro Sánchez sea presidente del gobierno de España, no lo olvidemos, con el apoyo de EHBildu. Confederación, igualdad… ya nosotros nos independizamos, pero bueno, os permitimos que nos sigáis haciendo todas las infraestructuras y vamos a estar confederados. Es una vuelta de tuerca más a la que hay actualmente, que ya es bastante vuelta de tuerca. Y además de eso dicen “daremos nacionalidad vasca y residencia”. Es totalmente inconcebible, pero en este momento el PNV es la primera fuerza del País Vasco y Herri Batasuna la tercera, la segunda es Podemos; que están en plena crisis interna en el País Vasco. Los partidos constitucionales, los que se han jugado el tipo durante décadas son muy débiles en el País Vasco. Asi que hay mucha tela que cortar, mucho discurso que armar, mucha necesidad de líderes y mucha necesidad de que los líderes en Madrid no dejen en una situación de debilidad a sus líderes en el País Vasco y Navarra, o en Cataluña. Esta es una de las lecciones que tenemos que aprender.

¿En Madrid los están abandonando?

Cuando un líder regional se encuentra que el líder del partido nacionalista vasco se va a hablar a Madrid con el jefe, pues, pues… El PNV explota muy bien todas las debilidades y tiene como varios tabús, nadie se mete con él. No son muy leales como socios, esta es mi impresión personal pero creo que empírica, con un conocimiento preciso. Tanto es así que hace poco más de una semana ha firmado los presupuestos y luego, al ver que el panorama está convulso han dicho: dónde está Sánchez, dónde está quien sea, que yo estos presupuestos los quiero sacar. Si hubiera sido El Señor de los Anillos habría que haber dicho: estos presupuestos son mi tesoro.

¿Qué opina de las declaraciones de Iñaki Gabilondo sobre el perdón de ETA y la respuesta de Alberto Jiménez-Becerril en Twitter?

Creo que fue tremendamente desafortunado. Supongo que en realidad, quiero pensar, no quería decir eso. Que llevado por un entusiasmo desaforado vio las cosas de una manera muy parcial y sin darse cuenta de que en realidad resultaba muy ofensivo. Quiero pensar que las palabras, nos pasa a todos, el sentido de lo que queremos decir no es exactamente lo que pronunciamos. Todos tenemos a veces días muy malos. Más allá de que puedas tener enormes diferencias de criterios con quien sea. Creo que tengo muchas diferencias con lo que Iñaki ve sobre el País Vasco. Pero incluso teniendo en cuenta esas diferencias, fue desafortunado, que no quería decir eso. Le generó un tremendo daño a un joven. Un joven tremendamente discreto que reventó.

¿Sabe si se ha disculpado?

– No lo sé. No sé si han hablado. Qué fácil es encontrarte como yo me he encontrado en Polonia a una importante periodista y editora que dice: ¡uy, cómo me ha conmovido un documental de Euskal Telebista donde salían los familiares de los presos de ETA! Yo le decía: sí, puede ser muy conmovedor.  Pero esos presos de ETA son personas a las que se les ha podido juzgar por delitos gravísimos, que sólo se les ha condenado por los delitos que se han podido probar, que hay un 40% de los delitos de asesinato cuyo autor material no ha podido ser probado, que igual la policía sabe quiénes son pero no ha podido ser probado, o que los jueces imaginan quiénes son y tampoco puede ser probado. Ellos decidieron formar parte de una cadena de asesinatos y de intimidación. ¿Y todas las personas a las que ellos hirieron, mataron, asustaron o destrozaron? Si hicieran documentales de esto usted que sí que se quedaría tremendamente conmovida. ¿Usted se imagina que después de la Segunda Guerra Mundial los únicos documentales que se hubieran hecho fueran los de los familiares de los de los nazis que fueron después al juicio de Nuremberg? También le darían mucha pena. Familia tenemos todos.

La gestión del post-terrorismo nos lleva a darnos cuenta de que es muy importante saber que tenemos que invertir muchísima inteligencia personal, moral y política. Que no se reescriba la historia, que no se mienta. Que todo lo que queda pendiente en el País Vasco no se convierta en un nuevo problema institucional y territorial tremendo y más difícil de gestionar, incluso porque estamos sufriendo ahora mismo los efectos de un golpe pos moderno. Esa lección hay que tenerla en consideración, es una cuestión de de reputación, de identidad, de democracia. Lo que no puede ser es que dejemos que se reescriba la historia y no pongamos medios. El mal radical es cuando se hace daño y además uno considera que está haciendo el bien. En la bajamar de toda esa violencia terrorista cada vez es más difícil ver el mal que han realizado, como algo que estuviera bien hecho y por eso está la mentira, tapar, tapar y limpiar. Un país que piensa que esto no es importante es que no tiene ninguna idea de estrategia política ni tiene ninguna capacidad de ver lo que es liderar un país. Es tan importante como todo lo demás. Tan importante como haber ganado a ETA policialmente es ahora no dejar que cuenten mentiras internacionalmente e incluso en nuestro propio país. Hubo unas líneas rojas en la sentencia del Tribunal Constitucional que legalizó a Batasuna. Hay unas líneas rojas que se pueden aplicar. Creo que hay gente que no se lee las líneas rojas. Esas líneas que dejan muy claro que las víctimas son las que son, que no se puede enaltecer el terrorismo, que no se pueden contar mentiras. Ahora es el momento en el que todos los que son importantes en este país se las lean y vean si pueden moverse por nuestra torpeza, por nuestra pereza o por nuestra cobardía. No generar daño ahora, en un momento tan delicado, a huérfanos, viudas, hermanos, padres… Ahí el trauma es primario, aprendemos a vivir con los atentados, con lo que pasa después del atentado. Pero hay una revictimización, retraumatización, cuando los agresores salen diciendo estas cosas. Hace muchísimo daño moral. Las grandes asociaciones de ayuda a las víctimas ya lo han dicho, vuelve a haber un montón de demandas de asistencia por todas estas cosas. Por verles hablar con tanta arrogancia en sus grandes eventos, con todos los medios de comunicación, por todo lo alto, como si fuera una gran boda. Y los que no se están viendo en Sevilla pero se ven todos los días en el País Vasco.

¿Qué podríamos hacer ante esto?

– Hablar está muy bien, pero hay que pasar de las musas al teatro. Hay cosas muy mejorables y muchos recursos necesarios. En algunos momentos nos hemos encontrado muy poca gente dando la cara en los últimos tiempos. Hace falta activar muchísimo más y entender que no es sólo un tema de solidaridad, es estrategia de país. Incluso de sus propios intereses. Si no lo hacen por virtud al menos que lo hagan por interés. El día de Cambo-les-Bains era tan vergonzoso lo que estaba pasando, los medios de comunicación intentaban verlo… Se veían las imágenes, al PNV con los de HB, allí todos encantados de la vida en aquel festejo. Diciendo “hemos derrotado a ETA”, pues los derrotados están bastante contentos. Si se pusieran de acuerdo todos los directores de todos los periódicos, los de las televisiones; lo que se estaba viendo generaba una bola en el estómago. Algo no estaba del todo bien. La gente en sus casas lo detecta, hay algo que queda en el inconsciente. Es la derrota policial de ETA y esto para qué y por qué. Por qué están tan contentos y por qué  han vuelto a sacar, por qué han vuelto con todos los homenajes, por qué se han vuelto a atrever a sacar el anagrama de ETA para darle las gracias, por qué piden ya no solo el acercamiento sino mucho más, por qué firma el PNV con EH y ahora van a jugar a un estatuto que les dé la gana y que ya nos van a obligar a la confederación… Hay mucho trabajo por hacer. Hay que atarse bien los machos, que dicho en Sevilla se entiende mucho mejor.



" Pilar Fuertes : @@pilifuertes Bloguera, columnista."