Licencias de software, una inversión en productividad

¿Alguna vez te has preguntado si realmente vale la pena invertir en licencias de software originales? ¿O eres de los que piensa que con el uso de las versiones gratuitas o las descargadas ilegalmente es suficiente? En el entorno económico y profesional en el que estamos inmersos, conseguir la mayor productividad es esencial para lograr el éxito. Y esto es algo que se consigue y maximiza con el uso de licencias de software que incluyen todas las funciones que ofrece la última tecnología.

Sin embargo, no solo hablamos de tecnología cuando nos referimos a las ventajas de usar licencias de software. Hay otros beneficios que van unidos a la instalación de estas versiones originales, como licencias de Office, en lugar de las pirateadas o no autorizadas. ¿Quieres saber cuáles son? Vamos con ellas.

Ventajas de las licencias de software

Las licencias de software ayudan a maximizar la productividad y eficiencia operativa de cualquier compañía, profesional autónomo e incluso estudiante a la hora de realizar sus tareas diarias. Como sucede con las soluciones de Office, las licencias autorizadas de software permiten automatizar trabajo, mejorar la comunicación y colaboración, y generar informes y análisis más precisos.

Por ejemplo y dentro de la suite de programas de Microsoft encontramos una amplia oferta de productos y soluciones para todo tipo de trabajos o tareas. Las versiones, por ejemplo, de Microsoft Office 2019 Professional Plus para Windows 10/11 y Office LTSC 2021 Professional Plus cuentan con todas las herramientas y funcionalidades, garantizando al mismo tiempo la seguridad y la compatibilidad con otros programas y sistemas operativos.

Y es que, al contrario de lo que sucede con las versiones y licencias no autorizadas, las originales permiten a los usuarios disfrutar de todas las funciones y aprovechar al máximo sus posibilidades funcionando correctamente. Sin interrupciones y sin bloqueos repentinos, problemas muy habituales que se producen cuando utilizamos un software sin licencia y que, desde el punto de vista empresarial, puede generar graves problemas.

Y es en este punto donde reside uno de los mayores beneficios que tiene el trabajar con licencias de software originales y autorizadas como las de Office: la seguridad. Las licencias originales están diseñadas para proteger los datos y la seguridad de la empresa, mientras que las piratas o de terceros pueden contener malware o vulnerabilidades que pueden poner en riesgo los equipos de la empresa y toda la información a la que tengan acceso.

Una inversión a largo plazo

Evitando problemas como la infección de los equipos, la entrada de virus informáticos y, quien sabe, si la apropiación de información confidencial, la adquisición de licencias de software es hoy en día una inversión a medio y largo plazo que redundará positivamente en la productividad y eficiencia de quienes las utilizan.

Por un lado y aunque muchos de los usuarios no lo crean al tener que abonar un pago por su adquisición al principio, las licencias originales de Office reducen costes a medio y largo plazo, ya que los gastos en mantenimiento y soporte técnico son mínimos. A esto hay que sumar, como hemos dicho, la mejora de la productividad que se genera al tener acceso a funcionalidades de última generación y al correcto funcionamiento de las mismas.

En este punto también destaca el acceso a los departamentos de Soporte Técnico, algo de especial valor e importancia cuando tenemos un problema o no sabemos realizar alguna acción. En estos casos, es posible contactar con los profesionales de nuestro proveedor de software y saber que vamos a estar acompañados y asesorados en todo momento. En el caso de trabajar con una versión pirata, esto no sería posible.

Las licencias de Microsoft 365 Empresa Premium con una suscripción de 12 meses incluyen un soporte técnico gratuito durante un año gracias al que los usuarios  pueden resolver problemas con el software y obtener ayuda para las funciones avanzadas.

Y este es un apoyo que se realiza en todas las fases, tanto el proceso de instalación como cuando ya estamos trabajando con el software durante tiempo. En este sentido, sin embargo, cabe destacar que las licencias autorizadas como las de Office están diseñadas para integrarse fácilmente en los sistemas operativos y hardware más populares, lo que garantiza que la instalación es muy sencilla y que funcionará correctamente  con todas sus funcionalidades.

En la actualidad, además, está la ventaja de que existen una amplia variedad de opciones asequibles disponibles en el mercado, por lo que las empresas pueden elegir las licencias que mejor se adapten a sus necesidades y presupuesto. En el campo de la empresa y la ofimática, Microsoft es, sin ninguna duda, el referente mundial. Por eso, si quieres aumentar la productividad y eficiencia, tanto en el ámbito profesional como personal, la inversión en licencias de software es una decisión inteligente.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *