Sevilla es un destino turístico muy solicitado durante todo el año por su buen ambiente, su particular gastronomía y su agradable temperatura, también en inverno. La capital andaluza nunca dejará indiferente a sus visitantes. Sin embargo, ¿cuáles son algunas de las cosas que se pueden hacer durante el invierno en la ciudad? Aquí te las contamos.


Disfrutar de la cultura: actuaciones de flamenco

Sevilla es una ciudad que respira flamenco, una forma musical y de baile nacida en Andalucía y que pervive aquí gracias a una cultura que lo mantiene con vida. Música y danza serán protagonistas de muchos espectáculos que se pueden encontrar en la ciudad y que gustan a turistas y autóctonos por igual.

Acudir a un espectáculo improvisado dentro de un bar o pagar por una actuación serán una experiencia única e inolvidable para el visitante de Sevilla, que entrará en contacto con una tradición secular que se ha adaptado a los años para seguir siendo, todavía hoy, un espectáculo digno de ser visto.


Disfrutar del patrimonio: la Sevilla monumental

La capital andaluza cuenta con tres monumentos considerados Patrimonio de la Humanidad (la Catedral, los Alcázares y el Archivo de Indias), más allá de todos los puntos arquitectónicos y simbólicos que hacen de la ciudad una rica mezcla de culturas y estilos.

El paseo por sus zonas históricas no dejará indiferente al visitante, que puede encontrar en Sevilla un patrimonio muy bien conservado y calles peatonales para disfrutarlos en un agradable y tranquilo espacio. Una parada obligada será la Plaza de España, única en su disposición arquitectónica, además de ser una localización de las películas de Star Wars.

Disfrutar del río y de todo lo que ofrece

La ciudad está dividida por el río Guadalquivir, que le imprime una fuerza y una forma de ser especial. A un lado, el barrio de Triana y toda su cultura gastronómica y de flamenco. Al otro, la Torre del Oro y la zona monumental. Precisamente, en el barrio de Triana, puesto en valor en la última década, se pueden encontrar muchos lugares emblemáticos de la ciudad y disfrutar de una experiencia más local, por la calidez de su gente, la tranquilidad de sus calles y el agradable ambiente de sus bares y casas de comidas.

Cercado por el río, acceder al barrio a través del Puente de Triana será un paseo inigualable.

Además, el Guadalquivir fue el centro del comercio con las Américas y, hoy en día, es el centro de la ciudad, pues ofrece un bonito paseo a su vereda, así como es posible navegarlo. Contratar un pequeño trayecto por el Guadalquivir permitirá ver la ciudad desde una perspectiva distinta y envidiable.

Disfrutar de la primavera durante la Feria de Abril

Si no es posible viajar a la ciudad, la Feria de Abril será una oportunidad única para disfrutar del calor inicial de la primaveray ver, de primera mano, todo lo que hace a Sevilla especial. Durante esta celebración se congregará en la capital andaluza lo mejor del flamenco y de la gastronomía local, por lo que es una ocasión inigualable para sumergirse de lleno en la cultura andaluza.